Buscador Google

Epigrafía Rosarista

Placa en Homenaje a Johann Wolfgang von Goethe

Fue un escritor alemán. Nacido en el seno de una familia patricia burguesa, su padre se encargó personalmente de su educación.
En 1765 inició los estudios de derecho en Leipzig, aunque una enfermedad le obligó a regresar a Frankfurt. Una vez recuperada la salud, se trasladó a Estrasburgo para proseguir sus estudios. Fue éste un período decisivo, ya que en él se produjo un cambio radical en su orientación poética. Frecuentó los círculos literarios y artísticos del Sturm und Drang, germen del primer Romanticismo y conoció a Herder, quien lo invitó a descubrir a Homero, Ossian, Shakespeare y la poesía popular. Influenció profundamente el crecimiento del romanticismo literario. Mejor conocido por su poesía lírica, por la gran influencia de sus novelas, y particularmente por su poema dramático Fausto, Goethe también hizo sustanciales contribuciones a la biología, historia y la filosofía de la ciencia.
Fundado en 1653, previa autorización del Rey Felipe IV, por el Arzobispo de Santa Fe en el Nuevo Reino de Granada Fray Cristóbal de Torres, para enseñar filosofía, teología, jurisprudencia y medicina.

Desde su fundación una institución “de” y “para” sus estudiantes (el origen de la Colegiatura)

Inicialmente, el Fundador designó a dos frailes dominicos como Rector y Vicerrector respectivamente, pero se reservó el derecho de nombrar a los Colegiales que gozarían de beca completa y vivirían en el claustro, hasta su grado, más o menos durante siete años.

Al no haber designado entre estos primeros alumnos a ningún religioso de la orden de Santo Domingo los frailes, que consideraban el Colegio como un bien propio adquirido por donación, protestaron ante el Fundador quien en respuesta dictó las Constituciones que aún hoy rigen en lo esencial y demandó a la Orden para que entregara el Colegio a los Colegiales de Número.

De esta manera se continuó en la América española la tradición originada en Bolonia, Alma Mater de las universidades europeas, de la Universitas Scholarium, en la cual los estudiantes constituían la base de la Institución, distinta de la Universitas Magistrorum, como la de París.

El Modelo de Organización del Colegio Mayor del Rosario

Es similar al de un Colegio Mayor de Salamanca (España), tambien llamado del Arzobispo y actualmente de Fonseca, que se traduce en una institución privada, autónoma y gobernada por sus estudiantes: los Colegiales de Número quienes, a la manera de los fellows de los colegios ingleses, gozan de beca completa, eligen a las directivas y ocupan cargos de responsabilidad en el Claustro.
Nació en Guaduas el 26 de enero de 1796. Durante su niñez y adolescencia vivió acompañada de políticos y sociales que cambiaron la historia de Colombia. Se reconocía por esconder a patriotas fugitivos y que visitaba a los que estaban en la cárcel para infundirles ánimo, después de que estuvo encerrada en un calabozo del Colegio del Rosario que había sido destinado como cárcel en aquella época. Su invaluable aporte a la causa libertadora le valió el calificativo de heroína. Murió el 14 de noviembre de 1817.

Durante la reconquista española, el Claustro de la Universidad del Rosario fue convertido en cárcel. Sus aulas tuvieron presos próceres tales como Policarpa Salavarrieta y Francisco José de Caldas.

Su placa se encuentra en el primer piso del Claustro de la Universidad.
Nació en 1897 en Chaparral. Fue un político y estadista colombiano que fue varias veces presidente de Colombia (1943-1944; 1960; 1967).

Darío Echandía realizó sus estudios de primaria en la escuela pública de su ciudad natal y luego se trasladó a Santafé de Bogotá, donde obtuvo su título de bachiller y de Doctor en Derecho y Ciencias Política en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. 

A los 21 años inició su carrera política como diputado a la Asamblea Departamental del Tolima y como juez civil del Circuito. Después fue nombrado Magistrado del Tribunal Superior de Ibagué y pasó a dirigir el Banco Agrícola Hipotecario de la ciudad de Armenia.

Fue pieza fundamental en el triunfo del liberalismo en 1930 y un pilar importante de las reformas emprendidas por su partido durante la llamada Revolución en Marcha. Durante la segunda administración de López Pumarejo fue elegido primer designado y ocupó la presidencia entre el 19 de noviembre de 1943 y el 16 de mayo de 1944, y entre el 10 y el 12 de junio de 1944, cuando se puso al frente del gobierno para afrontar el golpe militar de Pasto contra el presidente Alfonso López.

En 1948, a raíz del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, pronunció su famosa frase: "¿El poder para qué?". En 1949 fue nombrado candidato por su partido a la presidencia de la República, para las elecciones iban a celebrarse en diciembre de ese año. Pero ante el clima de violencia, la falta de garantías y el atentado que él mismo sufrió (y en el que murió su hermano Vicente Echandía), decidió retirar su candidatura, lo que permitió el triunfo en las elecciones del único candidato, el conservador Laureano Gómez.

Darío Echandía fue un liberal favorable a las ideas socialistas, adalid de la democracia y "conciencia jurídica de la nación". Murió el 7 de mayo de 1989.

Su placa se encuentra bajando la escalera que va del segundo al primer piso.
Nació en Bogotá, el 7 de noviembre de 1833. Fue un hombre culto y estudioso. En sus producciones cuenta con traducciones del latín. También publicó muchos poemas en periódicos y revistas.

Rafael Pombo fue periodista e ingeniero, aunque nunca ejerció formalmente como ingeniero, se sabe que realizó algunos estudios para el mejoramiento urbano de Bogotá. Recién graduado, fue miembro de la Sociedad Filotémica, en cuyo periódico publicó por primera vez poesías bajo el seudónimo de Firatelio. Estas tempranas obras, cargadas de un tono sentimental, dejan entrever ecos de Campoamor, Zorrilla, Garcilaso y del legendario lord Byron.

Además, Rafael Pombo es el más destacado de los poetas colombianos del siglo XIX. Favorecido por su bienestar económico, fue el primero que asumió la labor poética como principal actividad a lo largo de todo su periplo vital, en una época en que otros optaron por acatar las órdenes de la musa sólo de manera periférica.

Pombo estudió las fábulas en Estados Unidos y las encontró muy adecuadas para encauzar gustos, valores y tradiciones en los niños. Fue un maestro para transformarlas en poemas divertidos, con humor, musicalidad, riqueza visual y trama sencilla y directa. Gran parte de su trabajo en fábulas proviene de la traducción de fábulas francesas. En 1905 fue declarado como poeta Nacional de Colombia. Murió el 5 de mayo de 1912.

Entre sus obras infantiles más reconocidas están:

 

  • El Renacuajo paseador, también conocida como Rinrin Renacuajo
  • Mirringa mirronga. conocido como la gata candonga
  • La pobre viejecita,
  • Simón el bobito
  • El Mosquito Feliz
Es un óleo de Gaspar de Figueroa, uno de los retratos que preside el Aula Máxima. Es una obra simple, austera, obra constructiva, de color profundo y frío con fondo oscuro, algo desproporcionada, en términos anatómicos, pero sólida en términos constructivos. Una de las manos de Fray Cristóbal, desprovista de la expresividad del rostro, se posa sobre un libro en el que se lee el Ave-María en latín.

El monumento funerario a Fray Cristóbal de Torres contiene las cenizas del fundador del Colegio. La estatua, en yeso policromado, data del siglo XVII, antes de la construcción del monumento ocupaba un sitio en el retablo de la Iglesia.
Al igual, la escultura en el centro del claustro, es un trabajo monumental situado en el centro del patio principal del Colegio y realizado por el español Dionisio Renart en Barcelona. Resulta curioso el dato considerando que el escultor logró una obra sólida y expresiva pese a ser realizada mediante fotografías de retratos del arzobispo fray Cristóbal. La obra de inmediato produce la sensación de rotunda fuerza vertical, de potencia ascensional, conseguida en buena parte por los efectos de los pliegues del vestido.

El municipio Mesitas del Colegio se llama así porque Fray Cristóbal de Torres, fundador del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, entregó en su época valiosas propiedades raíces en la región de Mesitas; por esto, este municipio también se llamó “del colegio”. Los estudiantes que tenían clase en el Rosario debían hablar latín.
Mutis fue entonces un heredero del Renacimiento, de curiosidad insaciable, divulgador de la ciencia moderna: un verdadero apóstol del conocimiento y como tal una guía para la juventud rosarista que hoy está viviendo una universidad de docencia que hace investigación. Igualmente imparte una lección al país que no acaba de comprender que sin ciencia no puede haber desarrollo. 

Debido a la larga trascendencia de un personaje que marcó historia en Colombia, en la Capilla de La Bordadita de la Universidad del Rosario se encuentra la tumba y los restos mortales del Sabio José Celestino Mutis.

Llegó allí luego de descubrir su tumba en el templo de Santa Inés en 1957, cuando se realizaban trabajos de demolición decretada por las autoridades del Distrito. 

Se encontró una fosa de 2.10 metros de largo por 90 centímetros de ancho y 1.30 metros de profundidad. Un acabado ataúd de madera con envoltura interna de latón dejaba ver de un extremo un mechón de pelo blanco amarillento y del otro unos zapatos de cuero adornados de hebillas metálicas.

Se construyó en  el Rosario, escenario de sus grandes aportes académicos,   un monumento funerario en mármol oscuro para ennoblecer sus restos y su memoria . Aparece la figura de Mutis en el medallón central, además, se muestra al sabio en labores docentes y botánicas. En la parte inferior aparece la “Mutisia”, planta denominada así por Linneo en homenaje a José Celestino Mutis.
Nació en Cádiz, España, el 6 de abril de 1732 y murió el 11 de septiembre de 1808. Se interesó desde joven por el área de las humanidades; estudió gramática y filosofía. Ingresó a la facultad de medicina de la Universidad de Sevilla, y se graduó como médico en 1755. Viajó a Madrid donde obtuvo el título de medicato del Tribunal Real-Proto-Medicato en 1757. 

El sabio español llegó al país como médico del Virrey Pedro Messìa de la Zerda. Dictó clases de matemáticas y filosofía newto-niana en el Colegio el Rosario. Bajo su dirección, la Expedición Botánica inició en 1783 y dejó para la posteridad una gran colección de muestras de fauna y geología. En la expedición participó entre otros grandes americanos,dejando un gran legado.

Mutis desarrolló la explotación de la Quina, la Canea, y la cera blanca de los andaguíes; la plantación y cultivo del añil y de la nuez moscada, y la recolección de objetos raros para el museo de Historia Nacional de Madrid.

Fue el fundador del primer Observatorio Astronómico del país y de América, cuya estructura fue la edificación civil más alta de Colombia durante muchos años. Mutis, además de ser sacerdote, dedicó su vida a la medicina y se le considera el padre de la medicina en Colombia. Mutis lideró la Expedición Botánica desde 1783 y se prolongó durante unos 30 años.

Entre 1802 y 1804 incorpora el estudio de la anatomía a través de la disección y colabora en la  organización del plan de estudios de la recién fundada Facultad de Medicina de la Universidad del Rosario.

También escribió el plan de matemáticas del Rosario, texto original que reposa en el Archivo Histórico de la institución, sitio que custodia varios textos del Sabio. Dicha cátedra la inauguró Mutis en 1762. La Capilla de la Bordadita era el lugar donde José Celestino Mutis dictaba su clase de matemáticas y fue allí donde se nombró, por primera vez en Colombia, la teoría de Isaac Newton.


El sabio Caldas, nació en Popayán en 1768. Estudió en el Seminario de su tierra y se doctoró en Derecho en el Colegio del Rosario, a los 20 años de edad. Francisco José de Caldas fue considerado uno de los primeros cientificos de la Nueva Granada. Fue miembro de la segunda generación de ilustrados hispanoamericanos, además fue llamado "el Sabio".

Mostró desde niño gran interés por las matemáticas, las ciencias físicas y la astronomía. Tras cursar estudios en su tierra natal, se trasladó a Santafé y se graduó como jurista sólo para dar gusto a su familia, pues pronto regresó a Popayán y decidió dedicarse a lo que más le interesaba: la astronomía, las matemáticas y las ciencias físicas.

Ninguna leyenda del claustro ha hecho más carrera que la del jeroglífico presuntamente dibujado por Francisco José de Caldas en 1816, cuando “por esta escalera descendió de la prisión al patíbulo para ascender en la inmortalidad”, según la bella frase que Monseñor Carrasquilla perpetuó en el mármol. Algunos le atribuyeron el “garabato” al prócer Joaquín Camacho, aquel símbolo del que se empezó a hablar desde 1872, y que sería la letra zeta del alfabeto griego y que podría decir ¡Oh larga y negra partida! El organismo oficial rector de la ciencia y la tecnología tiene hoy como logotipo ese signo, que ha llegado a ser inseparable del recuerdo del sabio mártir. Murió en octubre de 1816.