Boletín No.

¿Cómo vamos en las regiones? Región de la Orinoquía

12/08/2015 2:31:00 p. m.


Antes de la Constitución de 1991, lo que hoy se conoce como la región de la Orinoquia y de la Amazonia eran un conjunto de 4 intendencias (Arauca, San Andrés y Providencia, Casanare y Putumayo) y 5 Comisarías (Amazonas, Guainía, Guaviare, Vaupés y Vichada). Sin embargo, fue precisamente con la constituyente de 1991 que todos estos territorios del país adquirieron su estatus de departamentos, siendo denominados “nuevos departamentos”.[1] Lo que hoy es el departamento del Meta,  que antes de 1959 era reconocido dentro de la división político administrativa de Colombia como una intendencia, adquirió en ese mismo año su estatus de departamento. Debido a la fuerte tendencia centralista de los diferentes gobiernos que ha tenido el Estado colombiano, ésta es una de las regiones a las que menos se les ha prestado atención, y esto se ha de notar en la deficiente infraestructura vial que posee, además de la presencia de numerosos municipios sin los servicios sanitarios básicos.

La Orinoquia está formada en un 75% por sabanas y un 25% por zona boscosa. Los bosques son de colinas, terrazas bajas, de altillanuras y de vegas de río donde se encuentran árboles de 35 metros de altura. Las sabanas están cubiertas por gramíneas y plantas herbáceas, con algunos árboles diseminados que a veces se agrupan, como los morichales, las piñas de corozos y matas de monte. La superficie de las sabanas es ondulada y plana, presentándose el relieve denominado banco o parte alta, por donde van los caminos; y los bajos que pueden ser suraludos, que es la parte inundable en la época de invierno. Esta, dura siete meses y se caracteriza por fuertes y continúas lluvias, con descargas eléctricas a las entradas y salidas de la estación. El área superficiaria orinoquense es de 250.000 kilómetros cuadrados, y la constituyen los departamentos de Arauca, Meta, Casanare y Vichada. Los principales ríos son el Arauca, el Meta, el Casanare y el Vichada.[2]

La población de cada departamento se evidencia en la siguiente tabla, además de su extensión territorial y su correspondiente densidad poblacional:
 

Departamento Extensión Territorial Población Densidad Poblacional
Arauca 23.818 km2 261.315 Habitantes 10.97 Hab/Km2
Meta 85.635 km2 961.334 Habitantes 9.02 Hab/Km2
Casanare 44.640 km2 325.389 Habitantes 7.29 Hab/Km2
Vichada 98.970 km2 71.974 Habitantes 0.97 Hab/Km2
Total 253.063 km2 1.620.012 habitan. 6.40 Hab/Km2
 
El departamento del Casanare tiene una extensión territorial que representa aproximadamente el 3,91% de la extensión total del territorio nacional. Este departamento está dividido en 19 municipios, 11 corregimientos, 106 inspecciones de policía, así como, numerosos caseríos y sitios poblados. El territorio del departamento del Casanare está constituido por tres conjuntos fisiográficos denominados vertiente oriental de la cordillera Oriental, piedemonte y llanura aluvial.

La red hidrográfica del departamento del Casanare está integrada por los grandes ríos, quebradas, caños y lagunas, que desaguan en dirección del Orinoco por intermedio del río Meta, el cual recibe las aguas de la totalidad del departamento y tiene como principal afluente el río Casanare que, a su vez, recoge las aguas del río Ariporo y otras corrientes menores. Además de los afluentes mencionados se destacan los ríos Upía, Túa, Cusiana, Cravo Sur, Guanápalo, Pauto, Guachiría y Agua Clara. Los vientos alisios del noreste y del sureste, la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) y la presencia de la cordillera Oriental, son los factores principales que determinan el comportamiento climático del departamento del Casanare.[3] El área más lluviosa de este departamento está ubicada entre el piedemonte y la vertiente baja de la cordillera, con promedios superiores a 4.000 mm; una franja de lluvias intermedias se sitúa en las vertientes medias de la cordillera y en el área central del departamento con precipitaciones superiores a 2.000 mm. El área menos húmeda, al este del departamento y en las cumbres de la cordillera, registra promedios anuales inferiores a 2.000 mm.

La economía de Casanare se basa principalmente en la producción ganadera, agrícola y en la explotación petrolera. La ganadería vacuna es la principal actividad económica de la población tanto por empleos como por ingresos; la agricultura se practica en áreas de piedemonte de forma comercial y tecnificada, y en áreas de laderas siguiendo sistemas tradicionales. Los principales cultivos son arroz riego, arroz secano mecanizado, palma africana, plátano, maíz tradicional, café y yuca. El petróleo se proyecta como la actividad de mayor generación de ingresos. Los campos de Cusiana y Cupiagua son los mayores del país, pues sus reservas han sido estimadas entre los 2.000 y 2.200 millones de barriles, los que generarían al departamento ingresos por concepto de regalías del orden de 5.000 millones de dólares durante todo el desarrollo del proyecto. Existen explotaciones mineras de oro, manganeso, fósforo y níquel[4].

El departamento de Arauca cuenta con una extensión territorial que equivale aproximadamente al 2.1% de la extensión total del territorio nacional. Está dividido en 7 municipios: Arauca, ciudad capital, Arauquita, Cravo Norte, Fortul, Puerto Rondón, Saravena y Tame; un corregimiento, 77 inspecciones de policía, así como, numerosos caseríos y sitios poblados. El relieve del departamento de Arauca, está constituido por tres conjuntos morfológicos; la cordillera Oriental, el piedemonte y la llanura aluvial. La cordillera Oriental en el occidente, representa aproximadamente la quinta parte de la superficie departamental y comprende elevaciones desde los 500 metros en límites con el piedemonte, hasta los 5.380 metros en la Sierra Nevada del Cocuy; se caracteriza por las altas montañas, páramos cubiertos por pajonales y frailejones, pendientes abruptas, fuertemente disectadas y vertientes bajas con bosque subandino. La red hidrográfica del departamento de Arauca es extensa; todo el sistema fluvial desagua en dirección occidente - oriente hacia el Orinoco a través de los ríos Arauca, Casanare, Tocoragua, Tame, Cravo Norte, Ele, Lipa, San Miguel y el conjunto Negro - Cinaruco, además cuenta con numerosas quebradas, caños y lagunas.[5] Los vientos alisios del noreste y del sureste, el desplazamiento de la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) y la cordillera Oriental, son los factores principales que determinan el comportamiento climático en el departamento de Arauca.

La economía de Arauca se basa principalmente en la explotación petrolera, la ganadería, la agricultura, los servicios y el comercio. La importancia del petróleo se refleja en su aporte al PIB departamental, el cual depende en gran medida de dicha actividad. La ganadería se centra en la cría, levante y engorde de vacunos; su comercialización se dirige hacia Puerto López, Bucaramanga y Cúcuta. La producción agrícola se destina principalmente a satisfacer la demanda local. Entre los cultivos se destacan el plátano, cacao, maíz tradicional, yuca, arroz secano mecanizado, café, caña panelera y fríjol. La pesca de bagre, bocachico y cachama constituye un renglón de cierta importancia; su producción se distribuye hacia Cúcuta, Bucaramanga, Ibagué, Cali y Bogotá.[6]

La extensión territorial del departamento del Meta equivale a 7,5% de la extensión total del territorio nacional. El departamento del Meta está dividido en 29 municipios, 115 inspecciones de policía, así como, numerosos caseríos y sitios poblados. El territorio del Meta está formado por tres grandes regiones fisiográficas; la primera la constituye la parte montañosa representada por el flanco oriental de la cordillera Oriental, con alturas que alcanzan los 4.000 metros sobre el nivel del mar, ubicada en el occidente del departamento, en límites con los departamentos de Caquetá, Huila y Cundinamarca; la segunda corresponde al piedemonte o el área de transición entre la cordillera, la llanura, y la serranía de La Macarena, ubicada en forma casi perpendicular a la cordillera Oriental. La tercera unidad fisiográfica es la planicie, sector casi plano con alturas que no sobrepasan los 200 metros sobre el nivel del mar y ubicado en el centro y oriente del departamento. [7]

La red hídrica del Meta es compleja debido a la presencia de la cordillera y la serranía de La Macarena, a la cantidad y comportamiento estacional de las precipitaciones, factores que originan numerosos y caudalosos ríos, entre los que se destacan el Meta, Gabarra, Duda, Manacacías, Yucao, Guatiquía, Guayuriba, Ariari, Guacabía y Guaviare, río que en el sur, marca el límite con el departamento de Guaviare. Todos los ríos que se originan en el departamento drenan hacia el río Orinoco, a excepción del río Macaya que hace parte de la cuenca del río Amazonas. Por su ubicación en la zona tropical, el departamento del Meta está bajo la influencia del desplazamiento de la Zona de Confluencia Intertropical o ZCIT. Las precipitaciones varían desde 2.000 mm, en las partes altas de la cordillera, hasta los 6.000 mm y más al año, en cercanías de los municipios de El Castillo y Lejanías. El período de lluvias se extiende de marzo a noviembre, debido a que en esta época los vientos alisios del sureste empiezan a ser los dominantes. De acuerdo con la variación de altura que hay en el departamento, el 1,44% de su superficie es páramo, 4,47% está en el piso climático frío, 5,06% en el medio, y 89,03% en el cálido. [8]

La economía del departamento del Meta se basa principalmente en la agricultura, la ganadería, el comercio y la industria. Los principales cultivos son el arroz, palma africana, plátano, maíz, además de los de cacao, cítricos y otros frutales. Hay extracción de petróleo y gas en pequeña escala en los campos de Apiay y Castilla. La industria del departamento se ocupa principalmente en la elaboración de bebidas, extracción y refinación de aceite de palma, trilla de arroz, así como, actividad metalmecánica y de productos para construcción.[9]

La extensión territorial del departamento del Vichada representa aproximadamente el 8,6% de la extensión total del territorio nacional. El Vichada está dividido en 4 municipios: Puerto Carreño, ciudad capital, La Primavera, Santa Rosalía y Cumaribo, 25 inspecciones de policía, así como, numerosos caseríos y sitios poblados. En el territorio del departamento se distinguen cuatro conjuntos fisiográficos denominados la llanura aluvial de desborde de la Orinoquia, mal drenada, la altillanura de la Orinoquia, bien drenada, la franja de aluviones de los grandes ríos y el escudo Guayanés. La red hidrográfica del departamento de Vichada está conformada por los grandes ríos, quebradas, caños y algunas lagunas, desagua en el Orinoco por intermedio de los ríos Meta, Vichada, Guaviare y Tomo; además de las corrientes mencionadas, se destacan los ríos Bita, Tuparro, Uvá, Elbita, Muco, Iteviare y Siare, y los caños Tuparrito, Bravo y Mono. Las lagunas de mayor importancia son las de Sesama y Caimán.[10]

Debido a la situación ecuatorial de la Orinoquia, el territorio departamental está bajo la influencia de los vientos alisios del noreste y sureste y por la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT). Se distingue tres áreas pluviométricas; la más seca, al norte del departamento en límites con los departamentos de Arauca y Casanare, se caracteriza por precipitación promedio anual menor de 1.500 mm; una franja intermedia, al centro y norte del territorio, presenta lluvias anuales entre 1.500 y 2.000 mm; la más lluviosa, al sur, registra promedios anuales superiores a 2.000 mm.

La economía del departamento de Vichada tiene como principales actividades la ganadería, el comercio y la agricultura. En la ganadería se destaca la vacuna, la cual se desarrolla en toda la superficie cubierta por sabanas naturales, principalmente en el municipio de La Primavera. La agricultura, incipiente, tiene como destino sólo el autoconsumo a causa de las condiciones de aptitud del suelo, limitación de la mano de obra y altos costos de producción y transporte. Se destacan en orden de extensión el algodón, maíz, y plátano, cuyas producciones se logran con sistemas tradicionales y una mínima técnica en las vegas de los ríos Meta, Orinoco y Guaviare. En la explotación minera se tienen perspectivas para la extracción de titanio y la exploración petrolera.[11]
 
La Orinoquia colombiana en el Congreso de la República
En términos legislativos, la Región del Orinoco colombiano cuenta con solo 9 Representantes a la Cámara, lo que pone a 4 Departamentos del país, que tienen una importancia fundamental dentro de la economía colombiana, con un poder legislativo ínfimo en relación a otras zonas del país, como la Región Centro, que posee 41 Representantes, o la Región Caribe, que cuenta con 34.  En este sentido, Arauca, Casanare y Vichada cuentan con dos Representantes a la Cámara, mientras que el Meta tiene solo 3. 


Población por departamento, sobre número de Representantes a la Cámara. Diseño OPIP.

En el caso de Arauca y Vichada, el Partido Liberal y el Partido Social de Unidad Nacional cuentan con un representante cada uno, en cada departamento. En el caso de Casanare, son representados el liberalismo y el Movimiento Político Cien por Ciento por Colombia. En el Meta, el Centro Democrático, el liberalismo y el partido de la U cuentan cada uno con un congresista. De esta forma, el Partido Liberal es la fuerza mayoritaria en la Orinoquia colombiana con 4 congresistas, seguido por el partido de la U con 3.

Arauca y Casanare

Por iniciativa, o con participación de los representantes del Casanare y Arauca, se presentaron un total de 8 proyectos de ley, en los que los temas económicos y de justicia se destacan como prioritarios. Especialmente interesante es el enfoque de los congresistas del Casanare por los temas vinculados con las regalías, en los proyectos 112 y 157 de 2014, que pretenden devolver a los municipios directamente involucrados en la extracción de dichos recursos naturales, el control de una parte de los resultados económicos de dicha explotación, sin tener que recurrir al complejo proceso establecido en la última reforma al sistema. En estos casos, se llega a contemplar la eliminación de los Órganos Colegiados de Administración y Decisión – OCAD-, que en la actualidad son los encargados de tramitar los proyectos relacionados con la utilización de regalías.  

En lo que se refiere al trabajo de los legisladores de la zona, se destacan el liberal Jorge Abril Tarache, en el Casanare, y Albeiro Vanegas Osorio, en Arauca. El primero, por cuenta propia, promovió dos iniciativas legislativas. La primera referida a la regulación de la publicidad política en medios virtuales, y la segunda, la 157 de 2014, sobre la reforma al sistema general de regalías en el país. En el caso de Albeiro Vanegas, el Congresista del Partido de la U, impulsó la declaración de la iniciativa de cero a siempre en una política de Estado, además de ser promotor activo de la reforma al fuero penal militar. 

En este caso, hay que llamar la atención a los demás legisladores de la zona, que reconociendo el bajo peso legislativo que tiene la bancada de la Orinoquia, no se pueden dar el lujo de convertirse en meros espectadores del proceder del Congreso de la República, por lo cual se debe llamar a los congresistas para que tomen el liderazgo de la agenda del Congreso en favor de su región.

Meta y Vichada

En los departamentos del Meta y Vichada no se presenta una tendencia temática consolidada, entre los 13 proyectos de ley presentados por congresistas de ambos departamentos. Entre lo destacable está el proyecto 187 de 2015 para reformar el estatuto de administración de justicia, al igual que las finanzas públicas, que en sintonía con lo hecho en Arauca y Casanare, también se enfocó en la reforma al Sistema General de Regalías (26 y 112 de 2014).

En cuanto al trabajo de los congresistas, sobresale la participación de Fernando Sierra Ramos (Centro Democrático), Elda Lucy Contento y Nery Oros Ortiz, las dos últimas integrantes del Partido de la U. Por cuenta de estos Representantes a la Cámara se impulsaron normas para revisar el sistema de avalúos catastrales e impuesto predial (222 de 2015), la organización del servicio público de educación y la formación profesional (19 de 2014) y el control de los precios de los fertilizantes (116 de 2014).

En este caso, también continua siendo un reto para la región el que sus representantes tengan un mayor peso en la agenda legislativa, pues aunque varios de ellos cuentan con algunas iniciativas, en el mejor de los casos, su desempeño se encuentra en el promedio general de 1 o 2 proyectos por legislatura.

Una región enfocada en las regalías

Un elemento a revisar dentro del trabajo general de los legisladores de Arauca, Meta y  Casanare, es la preocupación por la distribución del Sistema General de Regalías. Lo anterior resulta apenas natural, teniendo en cuenta que en estos departamentos se explotan recursos como el petróleo, y la última reforma al Sistema le restó control a los departamentos y municipios productores sobre dichas rentas económicos. Esto es especialmente interesante si tenemos en cuenta que en anteriores análisis, referidos a la zona centro, caribe y pacífica, uno de los componentes de la labor normativa de la Cámara de Representantes que se ha extrañado con mayor regularidad, es el trabajo de los legisladores a propósito de los problemas directamente atados a sus regiones.   

No obstante, es claro que el nivel de participación legislativa de la Región del Orinoco es muy baja, pues a diferencia de áreas con el mismo número de departamentos como el pacifico (que cuentan con el Valle del Cauca que pone por sí sólo 13 congresistas), en el caso de la Orinoquia, sumando a todos los Representantes, se llega apenas a 9 Congresistas, de cuyo trabajo en el Congreso no se destaca alguno por tener un desempeño realmente por fuera del promedio básico.


Representantes a la Cámara por Departamento sobre el número de proyectos de ley presentados – datos legislatura 2014-2015. Diseño OPIP.

En materia temática, en parte por el número limitado de iniciativas, además del tema de las regalías, no existe ninguna tendencia particularmente marcada en los congresistas de la zona, que apuntan en varias direcciones. Nuevamente hay que destacar que ninguno se acerca a temas relacionados con la innovación, las tecnologías, la ciencia o incluso las TIC.    
 


[1] Ver Aguilera Peña, Mario. División Política Administrativa de Colombia. Revista credencial Historia. Edición 145. Enero de 2002. Bogotá D.C. Documento electrónico. Disponible en la página wbe: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/revistas/credencial/enero2002/division.htm
[2] Ver Ángel Martín. Miguel. La Orinoquia. Banco de la República. Documento electrónico. Disponible en la página web: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/folclor/folclor/orinoq.htm
[3] Ver Departamento de Casanare. Portal web de “Toda Colombia”. Documento electrónico. Disponible en la página web: http://www.todacolombia.com/departamentos-de-colombia/casanare.html
[4] Ver Op. Cit.
[5] Ver Departamento de Arauca. Portal web de “Toda Colombia”. Documento electrónico. Disponible en la página web: http://www.todacolombia.com/departamentos-de-colombia/arauca.html
[6] Ver Op. Cit.
[7] Ver Departamento del Meta. Portal web de “Toda Colombia”. Documento electrónico. Disponible en la página web: http://www.todacolombia.com/departamentos-de-colombia/meta.html
[8] Ver Op. Cit.
[9] Ver Op. Cit.
[10] Ver Departamento del Vichada. Portal web de “Toda Colombia”. Documento electrónico. Disponible en la página web: http://www.todacolombia.com/departamentos-de-colombia/vichada.html
[11] Ver Op. Cit.