Buscador Google

Internacionalización en el currículo

La internacionalización como atributo del currículo Rosarista del currículo se constituye en un proceso de transformación que busca incorporar dimensiones internacionales en el conocimiento disciplinar, en los planes de estudios, en las rutas de aprendizaje, en las competencias del egresado, en los programas multilingües, en los resultados de aprendizaje, en la propuesta pedagógica y en los procesos de evaluación, es decir, es un proceso de transformación integral de todo el currículo que tiene como objetivo potenciar la formación integral del estudiante rosarista en el marco de una estrategia integral de internacionalización y en coherencia con el Plan Integral de Desarrollo y con los Proyectos Educativos de los programas.

Una característica distintiva del currículo rosarista internacionalizado es su enfoque en el desarrollo de las competencias interculturales como ciudadano global y su preparación para la vida y el trabajo en un mundo globalizado y multiculturalmente diverso. Estas competencias deben estar explicitas en los resultados de aprendizaje a lo largo de la ruta de formación y en el perfil de egreso de un programa.

 
 
 


“La dimensión internacional busca fortalecer la función central de la educación, que es la de formar ciudadanos con una perspectiva crítica y una preparación adecuada para trabajar y vivir de manera eficaz y exitosa en un contexto global”
(Gacel-Ávila 2005).

La internacionalización como atributo del currículo Rosarista del currículo se constituye en un proceso de transformación educativa que busca incorporar dimensiones internacionales e interculturales en el conocimiento disciplinar, en los planes de estudios, en las trayectorias de aprendizaje, en la propuesta pedagógica, en los resultados de aprendizaje y en los procesos de evaluación, es decir, es un proceso de transformación integral de todo el currículo que tiene como objetivo potenciar la formación integral del estudiante rosarista en el marco de una estrategia integral de internacionalización y en coherencia con el Plan Integral de Desarrollo y con los Proyectos Educativos de los programas.

La internacionalización del currículo puede desplegarse integralmente en todo el currículo o concentrarse en alguno de sus niveles dependiendo de las metas o el grado de madurez de la unidad académica. En la siguiente figura se muestran los 4 niveles del currículo en los cuales puede implementarse la internacionalización:
 


contenido

“El profesor, a través de la práctica y comprobación de las ideas educativas evocadas en el currículo, se perfecciona, desarrolla competencias y puede relacionarlas con conceptos del conocimiento y del aprendizaje”
(Stenhouse 1985).

Un elemento crucial para el éxito de la internacionalización del currículo es la internacionalización del profesor porque es en la docencia y la pedagogía donde se pone en práctica las transformaciones necesarias para la internacionalización. Esta afirmación se sustenta en la estrecha relación que existe entre el currículo y el profesor. Es necesario que el profesor cambie sus paradigmas y se comprometa activamente en la internacionalización del currículo. El profesor, como mediador entre el conocimiento disciplinar y el aprendizaje del estudiante, debe cuestionar los paradigmas dominantes y emergentes sobre las cuales se construye un currículo, que son las propias disciplinas, las cuales no son estáticas o aisladas a su entorno y a la influencia de otras disciplinas (Leask et al., 2013). Así mismo, su compromiso con la internacionalización del currículo es esencial “porque son los impulsores y facilitadores para que los estudiantes comprendan como se genera, distribuye y utiliza el conocimiento en un mundo globalizado, ayudándoles a desarrollar una comprensión de los distintos procesos propios de la globalización” (Webb, 2005).

En el diseño de un currículo internacionalizado se debe incluir la competencia de un segundo o tercer idioma, requisito para que un estudiante se desempeñe efectivamente en escenarios internacionales, en especial en el idioma inglés, que es la lengua de mayor uso en el mundo académico y en los negocios. La impartición de asignaturas en una segunda lengua es un distintivo básico de las universidades que se han dado a la tarea de incorporar una dimensión internacional a sus currículos con el propósito de facilitar la inserción de sus egresados en el contexto global. Esta inserción demanda, por parte de los egresados, demostrar además de las competencias disciplinares e interculturales, competencias lingüísticas para su desarrollo personal y profesional en un contexto internacional. En consecuencia, un egresado desde la perspectiva de excelencia, debe ser consciente que el dominio del idioma inglés y de otros idiomas potencializa su campo de acción profesional en un entorno global cada vez más competitivo.

​Por lo anterior, la propuesta de implementación de asignaturas en segunda y tercera lengua en la Universidad del Rosario considera que, adicional a la formación en las competencias lingüísticas, los currículos de los programas deben, de forma alterna, incluir espacios pedagógicos donde se concentre el uso de estas lenguas con propósitos de aprendizaje de la disciplina procurando siempre la excelencia académica.


 
 
 

La Ciudadanía Global es la promesa educativa a nuestros estudiantes de prepararlos para ser ciudadanos competentes interculturalmente, con un pensamiento crítico y creativo, globalmente conscientes y responsables socialmente, preparados para trabajar en diferentes culturas y contribuir a la solución de los problemas locales y regionales desde una perspectiva global e interdisciplinar.

Contenido
Estas competencias interculturales, internacional y lingüísticas permiten que el estudiante tenga un crecimiento personal a partir de la toma de conciencia y valoración de la diversidad cultural y su importancia en el mundo globalizado, a partir de esto transforma su propio sistema de creencias y aprende habilidades que le permiten desarrollarse y relacionarse efectiva y apropiadamente en diversos contextos culturales. La incorporación de estas competencias en un currículo no se agota con reemplazar los propósitos formativos actuales por unos nuevos, por lo contrario, se requiere redefinir lo que es esencial en un currículo, cuestionar y desaprender las creencias, valores, suposiciones y percepciones de una serie de actores de los sistemas educativos y en el conocimiento disciplinar de cada programa (Dede, 2010a; Dede, 2010b).

Además, el desarrollo de estas competencias solo puede darse a través de la interacción entre estudiantes y profesores de diversos contextos culturales o lingüísticos donde el intercambio de conocimientos, valores y experiencias mejoran el entendimiento, la apreciación y la capacidad de desempeñarse en contextos globales. La implementación de estas competencias internacionales e interculturales que caracterizan al Ciudadano Global UR recae en un enfoque integral para que estén presentes a lo largo de un programa de formación y en los perfiles de egreso y así asegurar que el mayor número de estudiantes aprenderán estas competencias.