Buscador Google

Medio Ambiente

02 de octubre 2017

Los riesgos de usar el fracking en Colombia, el próximo gran desafío ambiental

Los riesgos de usar el fracking en Colombia, el próximo gran desafío ambiental
Andrés Franco Pinzón
Redacción Nova et Vetera


Uno de los principales factores del notable descenso de los precios internacionales del petróleo en el 2014 se debió al súbito incremento de la producción estadounidense. Luego de varias décadas limitando la explotación de sus reservas, este país empezó a recurrir al método de fracturación hidráulica mejor conocido como fracking, catapultándose un año después como el primer productor de petróleo del mundo por primera vez desde 1975.

El uso del fracking ha sido objeto de amplias críticas por los posibles riesgos ecológicos que acarrea al medio ambiente. Es una técnica que consiste en liberar hidrocarburos inyectando agua y químicos a alta presión para fracturar las rocas impenetrables de los yacimientos de petróleo no convencionales (YNC) y economizar la extracción de los convencionales. En Colombia ya se han venido explorando proyectos a su favor y tan solo en la cuenca del Valle Medio del Magdalena se ha calculado un depósito de al menos 5.000 millones de barriles de petróleo en (YNC), que para los analistas significaría el triple de las reservas actuales del país.

Andrés Gómez-Rey, docente de la Universidad en derecho ambiental, explica que el decreto 1076 del 26 de mayo de 2015 contempló la licencia ambiental para yacimientos no convencionales, dando así vía libre para la actividad. También aclara que el uso del fracking ya era común al interior de la explotación de yacimientos convencionales desde antes de que surgiera este renovado interés.

Nova et Vetera consultó a Gloria Amparo Rodríguez, directora de la Especialización y de la Línea de Investigación en Derecho Ambiental de la Facultad de Jurisprudencia, sobre el panorama nacional de este apremiante asunto:

¿Cuáles son las principales controversias en Colombia y el mundo sobre el uso del fracking?
Hay mucha incertidumbre sobre si es cierto que pueden generarse temblores o terremotos como consecuencia del fracking y sobre los impactos ambientales de la actividad. A manera de ejemplo se desconoce qué es lo que pasa en la tierra o el agua con el gas que saldrá de ahí, cómo va a ser el manejo que se le va a dar, cuáles son las implicaciones que va a tener en la fauna y en la flora asociados a los territorios donde existen, y también sobre el tema de contaminación las posibles afectaciones en la salud que puedan tener este tipo de actividades.

Por eso las comunidades han pedido: primero, una moratoria de esas actividades hasta que no haya certeza científica, es decir que se aplique utilizando el principio de precaución en esa materia, y que Colombia repiense el modelo de desarrollo basado en actividades extractivistas que generan tanto impacto en lo social, ambiental e inclusive en lo económico y que se tengan en cuenta otras alternativas para el desarrollo del país.

¿Cuál es el panorama legal del fracking en Colombia?
Tenemos en este momento una normatividad que establece que cuando se vaya a generar cualquier tipo de proyecto o actividades que generen impactos ambientales o afectaciones graves al ambiente debe expedirse una licencia ambiental por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

Según el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, todavía no estamos preparados para ese tipo de actividades en el país y hace falta claridad sobre cómo se va a dar su manejo. Existen dos posiciones principales: la del sector productivo que está muy interesado en este tipo de actividades y una inquietud por parte de las comunidades muy fuerte de rechazo hacia este.

¿Desde qué época se ha utilizado el fracking en Colombia?
Se supone que nosotros ahorita vamos a comenzar con la fracturación “fuerte”, si se otorgan las licencias ambientales que se supone se van a solicitar alegando que todavía están entre las actividades que aún están etapa exploratoria. Cuando uno habla con los ingenieros, ellos aseguran que ya se han hecho actividades de este tipo en el país pero no existen estudios determinantes en el campo de su impacto.

En cuanto a estudios no ha habido mucho y la mayor parte se ha adelantado desde las ONGs, teniendo la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) el mejor seguimiento del tema con la Red por la Justicia Ambiental en Colombia.

¿Ha habido pronunciamientos sobre el fracking en la comunidad internacional?
Sí, hay países como Alemania que han rechazado el fracking o deciden esperar hasta que haya más certeza sobre sus implicaciones. Entonces mientras varios de estos países están diciendo que no, nosotros estamos abriendo la puerta sin medir del todo la incertidumbre que existe. Ya ha habido interés por parte de otros países latinoamericanos que todavía están en los estudios.
 

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

Escribe un comentario

Al publicar un comentario por favor recuerda ser preciso, conciso y hacer buen uso de las palabras sin ofensas.

    Sé el primero en comentar

    Escriba su mensaje



     Security code

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Mesa Intersectorial para el fortalecimiento de la Democracia Ambiental en Colombia es una realidad
Medio Ambiente - 10 de agosto 2018
 
III Foro Agroecológico para Ciudades Sostenibles
Medio Ambiente - 05 de junio 2018
 
Rosarista representa a Colombia en Miss Eco Internacional 2018
Medio Ambiente - 10 de mayo 2018