Buscador Google

Vida UR

20 de noviembre 2017

Activismo ciudadano, el poder que el mundo necesita: College Freedom Forum

Activismo ciudadano, el poder que el mundo necesita: College Freedom Forum
Andrés Franco Pinzón
Redacción Nova et Vetera


El pasado 16 de noviembre, la Universidad del Rosario tuvo el honor de hospedar una de las mayores conferencias internacionales en materia de activismo ciudadano y derechos humanos en su primera edición celebrada en Colombia y América del Sur: el College Freedom Forum (CFF).

El CFF brindó a los estudiantes la oportunidad de encontrarse cara a cara con reconocidos líderes cívicos para escuchar en vivo sus historias personales y experiencias en la promoción de la libertad, los derechos humanos y la lucha contra el autoritarismo en distintas partes del mundo como Cuba, Ucrania, México, y Siria.

El CFF hace parte de una serie de conferencias satélite inspiradas en el Oslo Freedom Forum, celebrado anualmente en la capital noruega y concebido por la Human Rights Foundation (HRF) con la finalidad de atraer un público universitario. El Rosario se unió así a universidades como Stanford y Yale en la celebración del CFF gracias a colaboración de la Fundación Konrad Adenauer y la Oficina de Contribución a los Grandes Debates Nacionales de la Universidad, liderados por el apoyo de la HRF.

“3.900 millones de personas en el mundo carecen del gozo pleno de sus derechos civiles y políticos, de los cuales 1.600 millones viven bajo el yugo de las dictaduras más terribles”, recalcaba el representante del Oslo Freedom Forum, Oliver Ranft, durante la inauguración.

Este College Freedom Forum, contó con la participación de más de 600 estudiantes que pudieron disfrutar de las conferencias impartidas por los activistas invitados y posteriores talleres junto a estos.
 

“La lección que aprendí es que ningún paso es pequeño. Cualquier paso que se tome es importante”, Yulia Marushevska, activista anticorrupción ucraniana.

El poder de la Internet convirtió a una universitaria llamada Yulia Marushevska en uno de los referentes internacionales de la lucha anticorrupción en su país, Ucrania. En 2014 publicó un video con más de ocho millones de visitas en YouTube, “Yo soy ucraniana” denunciando cómo la corrupción, los sobornos, las elecciones fraudulentas y una prensa asfixiada culminaron en las protestas conocidas como Euromaidán que terminaron provocando el escape del expresidente Víktor Yanukóvich hacia Rusia.

“En mi país la corrupción y los sobornos se hicieron parte de la sociedad, eran necesarios para cualquier trámite de la vida diaria como ir al médico o entrar a la universidad, y la única esperanza que teníamos era una vinculación a la Unión Europea para tomar una obligación como país”, explicaba Marushevska, indicando que su motivación emergió cuando los escuadrones antidisturbios enviados por el gobierno empezaron a disparar contra las movilizaciones nacionales que protestaron la retractación de Yanukóvich.

“Hay muchas cosas que se pueden hacer, [los ciudadanos] tienen herramientas a la mano como sus teléfonos, las redes sociales e información. Pero el primer paso es entender que no puedes ser indiferente”, relataba, al dar ejemplos de lo que puede hacer una persona del común para impulsar cambios en la sociedad: denunciar los sobornos en los niveles más bajos, solicitar rendiciones de cuenta al gobierno, tomar fotos de los abusos de autoridad, distribuir información en las redes sociales o buscar o crear medios independientes, incluso hacerse parte de los procesos legislativos participando.
 

“Nunca se digan que son demasiado jóvenes o que es demasiado pronto para participar en el futuro del país”, Abdalaziz Alhamza, periodista sirio.

Antes de que estallara la Guerra Civil Siria, Abdalaziz Alhamza seguía siendo un estudiante de Bioquímica que no se preocupaba mucho por el futuro. Se inició como activista cuando empezó a involucrarse en protestas y manifestaciones no violentas en contra del régimen sirio, pero su vida dio un vuelco trágico cuando su ciudad natal, Raqqa, se convirtió en uno de los botines más apetecidos por las distintas facciones de la guerra y eventualmente fue conquistado por el grupo terrorista Estado Islámico en 2014.

En los meses previos a la ocupación de E.I en su nueva capital, el joven universitario ya se había iniciado como reportero ciudadano subiendo videos del caos que se vivía en Raqqa tras la expulsión de las fuerzas del ejército sirio. “Viendo que el gobierno estaba restringiendo el acceso de la mayoría de los medios de comunicación y organizaciones extranjeras a pesar de las muertes y arrestos, decidimos hacer algo al respecto”.

Al caer la ciudad en poder del E.I, logró escapar hasta Turquía y cofundar ‘Raqqa is Being Slaughtered Silently (RBSS)’, una agrupación que usa el periodismo ciudadano para exponer las tácticas terroristas de este grupo en el país. Alhamza destacó que a pesar de la gran capacidad propagandística del E.I, los videos caseros y el material audiovisual contrabandeado por RBSS han sido ampliamente reproducidos por los medios internacionales para exponer ante el mundo las atrocidades que se están viviendo.

Alhamza también relató cómo la causa de RBSS los hizo blanco de incesantes amenazas, torturas y arrestos. Logró sobrevivir a dos atentados mientras seguía refugiado en Turquía e incluso atravesó situaciones difíciles como el encarcelamiento y ejecución del padre y amigos de uno de los miembros de RBSS. La agrupación ha sido galardonada con el Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2015 y el premio Global Thinkers de la revista Foreign Policy.
 

“Todos podemos convertirnos en un inversionista global en los derechos humanos”, Kimberley Motley, abogada norteamericana.

La abogada y exreina de belleza estadounidense, Kimberley Motley, reconoció sin tapujos que cuando le propusieron llegar a Afganistán en 2008 como asesora legal en un programa financiado por el gobierno su único interés era hacer dinero. Pero al ponerse de frente con casos tan impactantes como el de Gumina, una pequeña niña paquistaní sometida a toda clase de abusos por parte del esposo con el que la casaron a los diez años, la inspiraron a convertirse en la primera y única extranjera en litigar casos ante los tribunales penales y civiles en las tierras afganas.

“Hay tres grandes problemas para consolidar la justicia en países como Afganistán: las personas están muy poco educadas sobre sus derechos. Aun cuando existe una legislación adecuada esta puede ser nula ante las normas culturales de un país. Y a pesar de que existan buenas leyes, hay abogados y personas que no están dispuestos a luchar por los derechos”, reflexionaba Motley.

La abogada explicó que su rol como “inversionista global” en DD. HH ha consistido en destinar alrededor del 30% de sus clientes a casos que obtiene visitando prisiones u otros lugares impactados por el conflicto. Algunas de sus experiencias la han puesto en casos como los matrimonios infantiles en Afganistán y Pakistán, denuncias de pedofilia en un orfanato de Bolivia, y la defensa frente al enjuiciamiento arbitrario del exprimer ministro de Malasia, Anwar Ibrahim.
 

“Es posible insistir a través del activismo que hasta las agendas más duras se vuelvan integrales”, Lisa Sánchez, activista mexicana por la reforma de la política contra las drogas.

Como coordinadora del programa Latinoamericano de la Transform Drug Policy Foundation y directora de proyectos de la fundación México Unido Contra la Delincuencia, el trabajo de Lisa Sánchez la ha convertido en una reconocida promotora del llamado a reformar las políticas antidrogas para proteger los DD.HH en su país.

“Cada vez tenemos menos derechos, menos libertades y más vulnerabilidad de padecer y ser victimizados tanto por el crimen organizado como por el Estado”, criticaba Sánchez, al señalar que las políticas antidrogas se han sobredimensionado a partir de la declaración de una guerra que en México solo ha seguido aumentado la producción de droga y fortalecimiento de los carteles con cifras que rebasan los 250.000 muertos y 2 millones de desplazados internos.

“Empezamos a hacer litigio estratégico, llevando a juicio al Estado mexicano por varios episodios donde se incurrieron a violaciones de los derechos humanos y constitucionales como el libre desarrollo de la personalidad”, indicó al recontar que los últimos dos años fueron decisivos en un histórico fallo de la Corte Suprema de Justicia de México. La Corte reconoció que las leyes de drogas eran anticonstitucionales por violar en principio de proporcionalidad de las sanciones y por ser demasiado intrusivas en las libertades individuales.

Sánchez explica que la tendencia histórica en América Latina ha sido la de aumentar cada vez más las sanciones de todo tipo al consumidor o cultivadores, cuando estos siguen teniendo en deuda su apoyo por parte del Estado mientras lidian con un estigma social. Desde su trabajo ha liderado procesos de participación civil para hacer lobby en México por políticas que favorezcan la despenalización del consumo, el uso medicinal de sustancias como el cannabis y fortalecer la protección de los DD.HH en las políticas antidrogas.
 

“Los cubanos necesitan que la comunidad internacional no reconozca ningún delfín del régimen”, Rosa María Payá, activista cubana por la democracia.

Rosa María Payá empezó en el activismo ciudadano buscando honrar la memoria de su padre Oswaldo Payá, uno de los principales líderes de la oposición al gobierno cubano y crítico del régimen que murió bajo extrañas circunstancias tras un accidente de tránsito en el 2012. Rosa María preside desde el exilio la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia y lidera una iniciativa cívica llamada “Cuba Decide”, con la que buscan promover un plebiscito nacional que pueda dar paso a una transición pacífica a la democracia.

“El totalitarismo persiste en el país y solo se romperá en el momento en el que el cubano tenga voz” aseguraba, al explicar que la campaña de Cuba Decide también busca continuar con el mayor legado de su padre: el Proyecto Varela, un proyecto de ley ideado y dirigido por Oswaldo Payá en los años 90 habiendo recolectado suficientes firmas para solicitar ante el parlamento reformas políticas en Cuba a favor de mayores libertades individuales.

Payá sigue insistiendo en que se adelante una investigación transparente e independiente sobre la muerte de su padre, teniendo presente que este había logrado sobrevivir a dos intentos de asesinato previos, ocurriendo el segundo 30 días antes en un choque similar al que terminó provocándole la muerte el 22 de julio de 2012.
 

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

Escribe un comentario

Al publicar un comentario por favor recuerda ser preciso, conciso y hacer buen uso de las palabras sin ofensas.

    Sé el primero en comentar

    Escriba su mensaje



     Security code

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Por qué estudiar Antropología en URosario? Programa con Acreditación de Alta Calidad
Vida UR - 12 de diciembre 2018
 
Programa GDU, acreditado por MinEducación
Vida UR - 12 de diciembre 2018
 
Stanford Honors Academies 2019
Vida UR - 12 de diciembre 2018