Buscador Google

Politica

08 de febrero 2019

Emociones ante la guerra, Emociones ante la paz

Emociones ante la guerra, Emociones ante la paz

Nataly Fandiño
Redacción Nova et Vetera

Desde el semillero de Teoría Política junto con el equipo de la Línea de Investigación en Teoría y Cultura Política fue organizado el workshop Emociones ante la guerra, Emociones ante la paz. Este evento tenía como objetivo compartir con la comunidad rosarista desde una mirada crítica y multidisciplinar la experiencia emocional que a nivel colectivo vivieron los colombianos en el tránsito a firmar la paz.
 
Una de las principales invitadas fue Elena Delgado, profesora de la Universidad de Illinois e investigadora de la construcción cultural de la identidad nacional española en el período democrático. De ahí que haya abierto el evento con su conferencia ¿Qué ocurre con los corazones rotos? Política y afectos en tiempos de crisis. Una Mirada crítica e interdisciplinar.
Su trabajo es un análisis de las emociones que resultan en períodos de conflicto, con el propósito de identificar las narrativas de acuerdo al contexto político y cultural del lugar. Si bien no es noticia que en la política se hace uso de los afectos para conmover y anclar a las masas a posiciones políticas radicales, la aparición de los ‘homosentimentales’ en el siglo XX está transformando las bases del ejercicio político. Los homosentimentales son representantes políticos que se muestran al público como hombres supuestamente vulnerables, pero detrás de sus lágrimas de cocodrilo’ esconden una estrategia de persuasión. El hecho de que la política se convierta en un espectáculo hace que esta pierda legitimidad y humanidad, según lo explicado por Elena.
 
Además de esta reflexión, otros académicos nutrieron el debate con perspectivas diversas de la forma en que las emociones tienen importancia dentro de un escenario políticamente conflictivo.
 
El arte y la empatía en contextos de conflicto. Elkin Rubiano, sociólogo especializado en diseño urbano y docente en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, habló sobre la relación entre arte y conflicto armado en el contexto de las últimas experiencias de justicia transicional en Colombia para entender cómo el arte puede ser una herramienta pedagógica en estos escenarios. Particularmente, Elkin dio a conocer algunas obras colombianas que retratan el dolor del arte en Colombia, un dolor que reconoce y visibiliza de forma colectiva a las víctimas de la guerra que ha vivido el país.
 
Las narrativas binarias del proceso de paz. Iván Garzón Vallejo, abogado, filósofo y director del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, compartió la ‘batalla emocional’ entre los opositores y simpatizantes del Acuerdo de paz. Iván mencionó las siguientes categorías:
1) Pasado (para no olvidar los hechos de las FARC) y futuro (para generar un porvenir prometido.
2) Saldar cuentas (o sea hacer justicia) y pasar página (con penas especiales para los sentenciados).
3) Venganza (hacer pagar a los guerrilleros) y perdón (reincorporación a la vida civil).

Este evento tenía como obejtivo compartir con la comunidad rosarista desde una mirada crítica y multidisciplinar la experiencia emocional que a nivel colectivo vivieron los colombianos en el tránsito a firmar la paz.

El impacto de la guerra en los sesgos implícitos de víctimas y combatientes. Juan Esteban Ugarriza, periodista y magíster en Historia global de la paz y resolución de conflictos y profesor de la Universidad del Rosario, narró las experiencias en las mesas de diálogo con los ex guerrilleros de las AUC y sus víctimas, específicamente sobre las emociones positivas derivadas de estos ejercicios. Básicamente, Esteban identificó que cuando la política era el tema central, las personas tenían una incapacidad absoluta para cambiar de opinión y siempre buscaban imponer su posición en la argumentación. “Este tipo de discusión activa el mecanismo de emociones negativas y se corren riesgos altos a nivel de reconciliación”, expresó Esteban. En cambio cuando el tema era sobre sus experiencias de vida, la gente tendía a expresar emociones positivas mediante frases como: “tal vez lo que hicimos no estuvo bien” o “entiendo por qué estas personas se unen a grupos ilícitos.”
 
La indignación como emoción política. Enrique Serrano, periodista y analista de política internacional en Estudios de Asia y África de la Universidad del Rosario, describió el concepto de indignación como un profundo rechazo o ira mal disimulada por un acto cometido o por sus implicaciones. Según su intervención, los indignados creen poseer la visión de por qué el mundo es malo o bueno, en ese sentido, se convierten en espectadores y jueces de la realidad, pero al mismo tiempo, no tienen ningún compromiso en el escenario político. Usualmente quienes se sienten del lado de los buenos, de los que tienen justificación están en una posición cómoda para analizar, criticar y sentenciar.  

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

Escribe un comentario

Al publicar un comentario por favor recuerda ser preciso, conciso y hacer buen uso de las palabras sin ofensas.

    Sé el primero en comentar

    Escriba su mensaje



     Security code

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Emociones ante la guerra, Emociones ante la paz
Politica - 08 de febrero 2019
 
Foro: 100 días de gobierno del presidente Iván Duque
Política - 07 de diciembre 2018
 
¿Por qué Venezuela es un Estado mafioso?
Política - 01 de junio 2018