RSS
Estoy ubicado en CIENCIA    Eco-moda: ropa y zapatos amigables con el medio ambiente
Eco-moda: ropa y zapatos amigables con el medio ambiente
Calzado Vegetariano en Casa Eco (izquierda) y Ropa Nascimento en La Casa en el árbol (derecha). Foto por Maria Paula Hernandez - Plaza Capital.
En Bogotá, pequeños empresarios reciclan materiales como llantas, botellas de gaseosa y retazos de cuero, y usan telas y tintes orgánicos para hacer ropa y zapatos. También reciclan las prendas que los clientes ya no quieren usar y las convierten en nuevas.

Uno de ellos es Jason Cuartas, quien hace tuvo la idea de hacer zapatos ecológicos. Cuatro años después se asoció con Luz Helena Gómez y ahora, con cuatro colaboradores más, diseñan y confeccionan el calzado Vegetariano (http://www.vegetariano.co/vegetariano/) con tejidos de fibras vegetales, llantas, botellas de gaseosa y pasto.

Para Cuartas, hacer zapatos es una herencia heredada: su papá era zapatero y por eso desde niño aprendió sobre este oficio. No estudió ninguna carrera, aunque empezó varias y, después de trabajar como vendedor de una empresa grande, quiso hacer algo que le gustara y sobre lo que supiera.

Cuartas, de 32 años, quería hacer zapatos, pero con un enfoque diferente. "Todo empezó con no querer utilizar cuero, estamos en contra del maltrato animal", explica. Y a medida que iban encontrando con qué reemplazar los materiales con los que se hace un zapato común, querían "desarrollar algo un poco más vegetal", afirma.

Para reemplazar las telas con las que normalmente se hacen los zapatos, buscaron las fibras más resistentes: “ensayamos con varias, pero la que mejor nos dio resultado fue la de fique y algodón”, comenta Cuartas. Añade que tienen micro-cultivos de cáñamo, fibra de la planta cannabis sativa (marihuana), de la que “extraemos la fibra y la mezclamos con el fique para que tenga mejor resistencia”.

Cuartas emprendió un proyecto con un amigo para crear las suelas de los zapatos, pero finalmente fue él quien lo desarrolló. Ahora el calzado para hombre, mujer y niño de Vegetariano tiene suelas hechas con caucho natural (látex) y pasto. Los forros internos son nuevos o “algunos los conseguimos de muebles que quedaron en perfecto estado”. Además, reciclan materiales de la calle. Usan retazos de telas y de cueros sintéticos que las empresas desechan, botellas plásticas (PET) en la parte de atrás de las botas para darles más resistencia y neumáticos en las puntas. Cuartas explica que estos materiales “se consiguen en cualquier lado”, muchas veces se los compran a los recicladores.

Otra persona que mezcla moda con ecología es Laura Forero, quien a sus 27 años ya tiene una vasta experiencia en el diseño de ropa con telas orgánicas y de algodón ecológico. Estudió Diseño de modas en la Escuela Arturo Tejada y ha participado en varias ferias ecológicas y artesanales. Siempre ha mostrado un gran interés por la ecología, el reciclaje y el cuidado del medio ambiente, según comenta Carolina Henao, su mano derecha.

De los algodones que ha usado para la confección de las prendas, uno es orgánico, traído de Estados Unidos y Perú, y otro está hecho de 50% botella reciclada (PET) y 50% algodón reciclado, que se encuentra en Medellín. También usa telas hechas con fibras 100% naturales, “que son de más fácil descomposición que las que traen poliéster”, afirma.

Los estampados de las prendas que vende los hace con tintas ecológicas, que, según explica son “libres de metales pesados, que contaminan las fuentes hídricas y el cuerpo humano”. También usa colorantes naturales como remolacha, eucalipto, achiote (semilla de un arbusto del mismo nombre), cochinilla (insecto del que se extrae colorante).

En cuanto a tinturar las prendas, Forero dijo que “lo que no es tan ecológico es que en el proceso se gasta mucho agua”, pero esta no contamina sino que “es biodegradable por los componentes vegetales que tiene”, aseguró.

El proyecto de reciclaje de ropa consiste en que los clientes lleven prendas que ya no usan, pero que no quieren botar y “las rediseñamos para que las vuelvan a usar”. Carolina Henao, de 28 años, le ayuda en la confección de esa ropa y de la que ella diseña para las dos colecciones que hace al año.

Los precios dependen del rediseño que se haga, pueden estar entre $20.000 y $150.000. La ropa de marca Nascimento está a la venta en la Calle 53 No. 4-16, en la tienda La Casa en el árbol (https://www.facebook.com/tiendanascimento). En la Calle 70A # 11-60 se puede encontrar el calzado Vegetariano, cuyos precios oscilan entre $95.000 y $220.000 para adultos y entre $60.000 y $85.000 para niños.
Maria Paula Hernández
Plaza Capital

Comentarios



Escriba su mensaje



 Security code
Plaza Capital © Todos los derechos reservados 2010