Buscador Google

Vol 1 Ed 9 » Omnia » Política antidroga: tema enteramente legítimo de debate

Filtrar por:

Política antidroga: tema enteramente legítimo de debate

Juan David Abella

Por: Juan David Abella[1]

La VI Cumbre las Américas, celebrada en 2012, a la cual asistieron  34 Jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio, marcó un verdadero hito en la historia de la lucha antinarcóticos (que lleva un poco más de 40 años, desde que Richard Nixon lanzó la guerra internacional contra las drogas), tras acordar “explorar nuevos enfoques” que fortalezcan y hagan más efectiva esta lucha. Este hecho abre, sin duda, un espacio para reflexionar acerca del modelo más atractivo para responder al problema de las drogas.

Esta anuncio surge en el marco de una discusión emprendida ya hace varios años por distintos políticos, profesionales de la ley y analistas de todo el mundo, quienes concuerdan en que la guerra contra las drogas no solo ha fracasado, sino que ha tenido consecuencias catastróficas para individuos y sociedades alrededor del mundo.

Sin embargo, no hay un consenso claro acerca de las estrategias por seguir frente a esta problemática. Es común encontrar opiniones divididas y contradictorias que se ubican a lo largo de dos extremos de opinión: prohibición y total legalización. Un buen ejemplo de esta heterogeneidad son las afirmaciones del hoy presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, acerca de la política antidrogas.

col1im3der

Cuando era ministro de Defensa del anterior gobierno, Santos había afirmado con satisfacción que el precio de la cocaína al menudeo en Estados Unidos se había incrementado 104,5%, como producto de una exitosa lucha contra las drogas que libra el gobierno colombiano. Empero, posteriormente, el hoy presidente de Colombia afirmó, en la Cumbre de las Américas, a la que asistió el presidente de Estados Unidos Barack Obama, que “hay que ver la realidad de los hechos y luego qué políticas podamos tomar para el futuro”. ¿Qué explica el cambio de postura del mandatario de los colombianos?

Llama la atención que el cambio de posición acerca de la política prohibicionista y de persecución no es solo un asunto de este presidente. También puede verse en las conclusiones del informe elaborado por la Comisión Global de Políticas de Drogas, integrada por 19 miembros de renombre internacional, entre ellos el ex secretario General de la ONU, Kofi Annan; el ex secretario de Estado George Shultz y los expresidentes César Gaviria, de Colombia; Ernesto Zedillo, de México; y Fernando Cardoso, de Brasil.

col1im3der

En el informe, dicha comisión sentencia nuevamente que la lucha contra las drogas ha fracasado, y que es urgente implementar reformas fundamentales a nivel nacional y en las políticas globales de las drogas. Afirma también que las enormes sumas de dinero, destinadas hasta ahora a la criminalización, y otras medidas represivas contra los productores no han logrado reducir ni la demanda ni el consumo (Comisión Global de Políticas de Drogas, 2011).

Las propuestas de reformular las políticas globales de las drogas no causan un interés significativo en los Estados Unidos (promotor de la guerra internacional contra las drogas). Si bien el presidente Obama ha afirmado que este debate era "legítimo", reiteró que su país no contempla modificar su estrategia de interdicción de drogas y se mostró reacio a siquiera estudiar la propuesta de despenalización del presidente de Guatemala, Otto Pérez (Prados, 2012) (León, 2011).

Ante la negativa de los Estados Unidos, ¿tendrá alguna esperanza la propuesta de Santos de explorar nuevos enfoques? Según el lingüista y filósofo Noam Chomsky, demostraciones tales como los crecientes cuestionamientos a la política antinarcóticos estadounidense, junto con el abrumador apoyo para la inclusión de Cuba en las cumbres futuras, da cuenta de una creciente autonomía de América Latina frente a Washington (Telam, 2012).

A esto se le deben sumar también los cambios de enfoque que se producen en países europeos, tal y como lo demuestran las afirmaciones del expresidente de Suiza, Richard Dreifuss, en las que destacó la contundente evidencia recopilada que demuestra los beneficios humanos y sociales de tratar el problema de la droga desde una perspectiva de salud pública y no de criminalización (Gómez Maseri, 2011), en el marco del fracaso rotundo de las políticas represivas implementadas en Francia, tras un estudio liderado por Le Monde acerca del consumo de sustancia alucinógenas entre los jóvenes.

Sobre la pregunta acerca de un cambio evidente de postura, se podría afirmar, entonces, que esta modificación surge como consecuencia del fracaso de la guerra internacional contra las drogas. Sin embargo, es un fracaso que, para ser entendido, requiere una visión más amplia del fenómeno y esto, en razón al informe presentado por el anterior ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, en el que se sostiene que, como producto de una política prohibicionista y de persecución el cultivo de coca, Colombia registró, en 2012, su nivel más bajo; mientras que la producción potencial de cocaína bajó en un 10%, hasta ubicarse en 309 toneladas (EFE, 2013). Hechos que, de cierta forma, demostrarían el “éxito” de la lucha contra las drogas.

Este supuesto éxito, junto con las primeras afirmaciones de Santos en 2009 sobre el aumento de los precios de la cocaína en Estados Unidos, responde a un imaginario falaz, vendido por la estrategia prohibicionista atiborrada, según  Virginia Comolli, de retórica emotiva, argumentos poco convincentes, intereses políticos y comerciales, y escasez de datos fiables, cuyo objetivo era un  mundo libre de drogas (Comolli, 2014).

Los éxitos de que se habla no son más que victorias temporales sobre organizaciones narcotraficantes, cuyos verdaderos resultados finales son la reaparición de tales organizaciones, su fortalecimiento (dado que su fuente de financiación es la demanda y los ingresos que provienen de ella), el aumento de la violencia y corrupción en países productores y receptores, y una perdida caótica de gobernabilidad de los Estados y del potencial de capital humano (Comolli, 2014).

Teniendo en cuenta los hechos, y ante el rotundo fracaso de la lucha contra las drogas, es posible afirmar que es el momento de reformular las políticas antidrogas. En este orden de ideas, resultan destacables las recomendaciones hechas por la Comisión Global de Políticas de Drogas, en las que se exhorta a los gobiernos a implementar modelos legales de regulación de drogas, acompañados de diferentes modalidades de tratamiento asistido para drogadictos (que hoy existen en Europa y Canadá); sin detener las acciones represivas contra las organizaciones criminales (Gómez Maseri, 2011).

En pocas palabras, la situación alarmante del problema de las drogas requiere un nuevo modelo menos prohibicionista, enfocado más hacia la salud pública, la ciencia, la seguridad, la responsabilidad fiscal y los derechos humanos.

Lista de referencias

AFP. (2012). Presidentes de América acordaron "explorar nuevos enfoques" en lucha antidrogas. Recuperado el 2015, de El Espectador:

http://www.elespectador.com/noticias/politica/presidentes-de-america-acordaron-explorar-nuevos-enfoqu-articulo-338543

Associated Press AP. (2008). Lucha contra las drogas en Colombia aumenta precios de cocaína en EE. UU. Recuperado el 2015, de Revista Semana: http://www.semana.com/nacion/articulo/lucha-contra-drogas-colombia-aumenta-precios-cocaina-eeuu/102239-3

Comisión Global de Políticas de Drogas. (2011). Informe de la Comisión Global de Políticas de Drogas. Recuperado el 2015, de Transnational Institute Drugs and Democracy:

http://www.druglawreform.info/es/temas/fracaso-de-la-guerra-a-las-drogas/item/2414-informe-de-la-comision-global-de-politicas-de-drogas

Comolli, V. (2014). El fracaso en la lucha contra las drogas. ¿Qué sigue? Recuperado el 2015, de Portafolio: http://m.portafolio.co/opinion/el-fracaso-la-lucha-contra-las-drogas-que-sigue?tamano=grande

EFE. (2011). La 'guerra contra las drogas' cumple 40 años entre abucheos. Recuperado el 2015, de El Mundo: http://www.elmundo.es/america/2011/06/17/estados_unidos/1308298343.html

EFE. (2013). El cultivo de coca en Colombia, en el nivel más bajo desde que existe registro. Recuperado el 2015, de El Mundo: http://www.elmundo.es/america/2013/08/09/colombia/1376032004.html

Gómez Maseri, S. (2011). Líderes del mundo dicen que fracasó lucha antidrogas y piden legalizar. Recuperado el 2015, de El Tiempo: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-9514804

León, J. (2011). Obama abre la puerta al debate de la legalización, mientras en Colombia sigue cerrada. Recuperado el 2015, de La Silla Vacía:

http://lasillavacia.com/historia/obama-abre-la-puerta-al-debate-de-la-legalizacion-mientras-en-colombia-sigue-cerrada-21331

Prados, L. (2012). Obama en Colombia: “Legalizar las drogas no es la respuesta”. Recuperado el 2015, de El País: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/04/15/actualidad/1334481155_882633.html

Telam. (2012). "Por primera vez en 500 años, América Latina ha dado pasos muy significativos hacia la liberación". Recuperado el 2015, de Conferencia-Telam Política:

http://www.telam.com.ar/notas/201503/97850-america-latina--noam-chomsky-foro-internacional-emancipacion-igualdad.html



[1] Estudiante de pregrado de IX semestre, programa de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario (énfasis en Gerencia de lo Público), miembro del Semillero de la Línea de Teoría y Práctica de las Políticas Públicas (TP3), miembro del Semillero del Observatorio de Drogas Ilícitas y Armas (ODA) del Centro de Estudios Políticos e Internacionales (CEPI) de la Universidad del Rosario, y participante del Grupo Jóvenes Construyendo Justicia, del Programa Estado de Derecho para Latinoamérica de la Fundación Konrad Adenauer Stiftung (KAS).


Si esta información fue de su interés puede compartirla en los siguientes medios:

Subscribirse Revista Nova Et Vetera:

Lectores RSS On-line:


Histórico

Ediciones digitales
Ediciones impresas











urevista@urosario.edu.co

Director: Luis Enrique Nieto
Editor: Alberto José Campillo Pardo
Consejo Editorial:
Dr. Álvaro Pablo Ortiz
Luis Enrique Nieto
Alberto José Campillo Pardo

Advertencia: las opiniones expresadas en los artículos aquí presentes no corresponden a las de la Revista Nova et Vetera o la Universidad del Rosario, sino únicamente a las de sus autores.

Podcast