Vol 3 Ed 27 » Cultura » Los Beatles Como Sociedad

Los Beatles Como Sociedad

 Jorge Tole Echeverry

Hablar de los Beatles es hablar de historia, genialidad, creatividad y, por supuesto, de amistad. Es hablar de una unión mágica entre cuatro talentos únicos que vieron cruzados sus caminos desde muy jóvenes y que con muy poco tiempo de preparación y recorrido sentaron las bases de lo que los sucedió en la historia de la música y cuya influencia seguramente seguirá con la humanidad por el resto de sus días.
 
El comienzo, como en casi todas las cosas grandes de la historia, no fue fácil. Un grupo de amigos, apasionados por la música tocaban hasta altas horas de la noche donde se les permitiera. Bares, fiestas privadas, donde sea que alguien necesitara un poco de música para escuchar era donde sus instrumentos sonarían por cantidades de dinero no muy significativas.[1] En esa época no solo estaban intentando encontrar un sonido, sino también un nombre y, llegado el momento, un baterista.
 
Después de varios meses de tocar aquí y allá, en un bar de Liverpool llamado The Cavern Club, Brian Epstein, un empresario local los escuchó y se ofreció para ser su agente. Con Epstein llegó no solo una oportunidad de grabar un sencillo, sino un estilo propio. Los Beatles iban de traje y corbata, pero ello no impedía que irradiaran juventud y rebeldía con su estilo de música y cabello largo que posteriormente seria el sello de una época.

col1im3der

Cuando el momento de enfrentarse al estudio de grabación llegó, George Martin, el director del sello discográfico Parlophone Records, se vio atraído por el sonido de los jóvenes talentos, pero no estaba seguro de que hubiese mucha química con el baterista y por ello Pete Best, quien llevaba un par de años en la banda, fue reemplazado por un amigo ya conocido desde tiempo atrás. Es así como solo un par de semanas después, en los ahora muy reconocidos estudios Abbey Road en Londres, Paul, John, George y Ringo dieron vida a “Love me do/PS I love you”, su primer sencillo en agosto de 1962 y con éste a una leyenda de la música, The Beatles. [2]
 
La intensión de este escrito no es hacer un recuento histórico de la relación jurídica en la que realmente se vieron envueltos, de acuerdo a las leyes inglesas, los miembros de la banda y sus familias, lo que, entre otras cosas, tantos problemas les trajo a todos ellos. La intensión es mostrar de alguna manera la unión del grupo, con relación a su música y su amistad, intentando explicar algunas figuras del régimen societario colombiano con base en ello.
 
Consecuentemente, se analizará a continuación lo que probablemente podría ser más destacable de esta unión, hablando en términos jurídicos societarios, por lo inigualable y auténtico que significó y los hizo ser los que fueron: Los Aportes.
 
Se ha escrito mucho sobre lo que los propios Beatles y sus cercanos han hablado de su proceso creativo. Para hacer realidad lo que se podría considerar como el Objeto Social (que seria principalmente la música) cada uno jugó un papel muy importante en ello. Pero incluso antes de llegar a eso, cabe mencionar aquello que les permitió llegar a tener la posibilidad de hacer dinero con sus aportes de hacer.
 
Es difícil especular, pero es probable que los Beatles no hubieran sido lo que fueron sin el apoyo y guía de Brian Epstein en sus primeros pasos en la industria musical. Cuando lanzaron su primer sencillo fue el mismo Epstein quien compró 10.000 copias para disparar su popularidad en las lista, así que aportó dinero y por supuesto su experiencia en la industria (a pesar de que también era algo nuevo para él), para lograr el fenómeno mundial que se creó posteriormente.[3] Podría decirse que actuaba como una especie de representante legal de la sociedad.
 
De manera paralela George Martin también hizo un aporte muy importante en el inicio de la aventura musical y en la reunión de los talentosos adolecentes. Les dio la primera oportunidad de grabar algo con una disquera de talla mayor, en un estudio importante, con una proyección que podía ser muy prometedora. Les abrió las puertas, los equipos, el personal y sobre todo, el tiempo en el estudio junto con el mercadeo, que para entonces y probablemente hoy en día, puede llegar a ser los mas difícil de conseguir.
 
Lo mencionado anteriormente podría poner tanto a Martin, como a Epstein en una posición de hacer un aporte de capital por haber “cumplido una obligación” de Dar.
Pero igualmente se podría decir que los mismos Beatles podrían haber cumplido obligaciones de Dar, al aportar quizá sumas pequeñas u objetos (como los mismos instrumentos) en los inicios de la banda.
 
De todas maneras esos aportes por mas importantes que fueran para iniciar el recorrido de la banda, en mi opinión, no se comparan con los que se desarrollaron de manera paralela y sobretodo con posterioridad a ellos. Me refiero al ingenio creativo que dio lugar a aquello que los hizo pasar a la historia: La música como tal.
 
Muchos grandes expertos de la música han considerado la pareja Lennon & McCartney la mas exitosa en términos de logros, pero sobretodo, en términos de creación e innovación. Sus canciones marcaron una época y crearon los cimientos para muchas de las cosas que vinieron después, en cuanto a composición se refiere.
 
Por poner un ejemplo, Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band es considerado el mejor álbum de la historia, por la armonía y gran sentido de sincronización que hay entre sus canción y por la muy alta calidad artística y musical que hay en cada una de ellas. Por supuesto para lograr que esto ocurriera se tuvo que desatar una gran producción creativa al momento de componer las canciones. Pero también al momento de grabarlas, producirlas, editarlas y venderlas se requería del ingenio de cada uno de los cuatro Beatles, sumado igualmente a la guía musical George Martin. Cada quien tenia claro su papel, cada quien debía saber qué tenia encargado Hacer. Y fue su gran química e ingenio lo que dio lugar la producir tales obras maestras.
 
Siendo la Sociedad Colectiva la que mas se acercaría a la analogía que realizo en este escrito, los aportes más importante, según lo anterior, serian los aportes de industria que hicieron tanto los Beatles, como su productor por excelencia. Lo que los convertiría de alguna manera en socios industriales de la sociedad que, ya he advertido, se usa como ficción para este escrito.
 
Como se ve hoy en día, esos aportes siguen estando en cabeza de esa sociedad. Cumpliendo con su vocación de permanencia, la gente conoce las canciones de los Beatles como tal y por supuesto si que les dieron contraprestaciones y dividendos a sus creadores (de alguna forma les siguen dando).

col1im3der

Efectivamente los Beatles fueron el centro de varias sociedades de la vida real. The Beatles & Co y Apple records Ltd, fueron creados para facilitar los asuntos jurídicos que se presentaran. La disolución y liquidación de estas enormes figuras fueron el objeto de muchos litigios, pero al no ser éstas el objeto de estudio solo mencionaré que es muy probable que estas diferencias legales y económicas hayan causado o por lo menos impulsado que el grupo se haya desintegrado como banda y solo haya quedado la ficción jurídica de unión, para efectos económicos.
 
La disolución de la unión como banda no fue súbita. Cada uno comenzó a enfocarse en intereses personales, quizá un poco dejando de lado la banda o a su interés por reunirse de nuevo. Sumando esto, a las personalidades de cada uno, los celos, las diferencias económicas, creativas y a la muerte de  Brian Epstein, lo que los mantenía juntos, que seguramente era el deseo común de hacer música juntos y crear cosas nuevas de la misma manera, se desvaneció. Ya no creían que lo mejor para cada uno era seguir estando juntos y que por otros motivos su ingenio se vería mejor desarrollado de manera individual, para no verse limitado por los otros miembros.
 
Es así como mas allá de las relaciones jurídicas reales y, por supuesto, las económicas, el animo de estar juntos se desvaneció alrededor de 1969.[4] Es así como se decidió disolver esa sociedad que tanto éxito tuvo y que tanto placer nos ha regalado a muchos. Esto no sin antes grabar un último álbum (Abby Road), que curiosamente no seria el ultimo que saldría al mercado, pero que si cierra con una serie de canciones que finaliza con The End que a su vez termina con un grupo de amigos tocando guitarra, improvisando por turnos como lo hicieron algunas vez siendo adolecentes, sin poder siquiera imaginar lo que podrían llegar a realizar. 
 
A los Beatles siempre me ha gustado compararlos con el Derecho Romano. Hoy en día muchos de mis amigos de mi generación no entienden cuál es la importancia, ni por qué se les pone en un punto tan alto de la historia. Tal vez yo mismo no lo tenga claro. Quizá a nosotros nos cuesta mas trabajo darnos cuenta de la trascendencia de su obra en la historia porque hemos nacido en la época en que ya se ha creado lo que los ha sucedido y a lo que le dieron cimientos y, por lo tanto, ya no nos parcen tan sorprendentes. De alguna manera nos parece que ahora hay cosas mejores, pero no nos percatamos que éstas no existirían si en un principio no se hubiesen creado esas obras o los principios del Derecho Romano no se hubiesen desarrollado.
 
En lo que quiero hacer énfasis es que a la uniones de seres humanos, que el Derecho se ha encargado de regular, le debemos nuestro desarrollo como raza y como seres vivos en general. El minúsculo, pero gigante ejemplo es el desarrollo de la música que hicieron estos genios. Impulsaron la industria de la música para llegar a donde hoy la conocemos; dándole un nuevo nivel de globalización musical; cambiando la manera de tocar en vivo, al usar escenarios no convencionales para la muisca, pero que podría atraer más publico (los estadios), lo cual es lo más usado por los grandes artistas hoy en día; y por supuesto mezclando sonidos, instrumentos, tecnología, ingenio y talento para dejar un legado y una influencia a las nuevas generaciones que tendrán, en mas o menos algo de lo que se creó en lo escaso de una década, pero que en mi opinión seguirá por muchas décadas más.

Bibliografía:

Daily Mail - Tim Hill & Marie Clayton. (2009). The Beatles Unseen Archives (Vol. I). Bath, UK: Parragon.
The Beatles Anthology (1995). [Película].

 


[1] (Daily Mail - Tim Hill & Marie Clayton, 2009) pg. 11

[2] ibíd.  Pg. 12

[3] ibíd. Pg. 12

[4] ibíd.  Pg. 255

 

Si esta información fue de su interés puede compartirla en los siguientes medios:

Filtrar por:

Suscribirse a Revista Nova et Vetera

Lectores RSS On-line:

Lectores RSS On-line:
Revista Nova Et VeteraArticles RSS

Artículos relacionados:

En algún momento entre los años 1449 y 1500, el abad benedictino alemán Johannes Trithemius (1462 - 1516) escribió una de sus obras más polémicas: la Esteganografía o el arte preciso de descubrir la voluntad de su alma, a los que están ausentes...

Juan Pablo Quintero

La Edad Media tiene una fama inmerecida. Todo el tiempo se escuchan expresiones como “ya no estamos en la Edad Media”, o “aquello es una vuelta a la Edad Media”, como si dicha época hubiese sido la peor en la historia. 

Tomás Molina

Frente a la crisis que hoy amenaza a la vida, resulta imperativo recobrar la esperanza. Apelar al sentido originario de las religiones —el religare— para restituir los vínculos perdidos entre todos los seres humanos, y entre estos y todos los seres vivos.

Manuel Guzmán Hennessey

La actividad docente nos permite tratar de mantener frescos el espíritu y el intelecto pero, en especial, el corazón.

Jairo Hernán Ortega Ortega

Histórico

Ediciones digitales
Ediciones impresas