Buscador Google

Mesas de deliberación para la reconciliación en Colombia

Mesas de Deliberación » La investigación

Mesas de Deliberación

Hay un aumento reciente de estudios académicos dedicados a reflexionar sobre la posibilidad de transformar sociedades divididas por el conflicto en democracias deliberativas (Ugarriza y Caluwaerts 2014). Algunos autores consideran que la deliberación es una herramienta de transformación cultural de sociedades violentas que puede contribuir a acomodar diferencias de forma no violenta, mediante la inclusión y el reconocimiento del otro (Azmanova, 2010; Erman, 2009; Schwarzmantel, 2010). Otros aprecian la deliberación como parte de una solución de diseño institucional para mejorar la conexión de las democracias con diferentes grupos sociales (Barnett, 2006; Drake y McCulloch, 2011; Dryzek 2005; Fishkin, 2009; McCarthy, 2011; O'Flynn, 2007, 2010; Steiner, 2012). 

En escenarios con elementos de postconflicto, como el colombiano, resulta crucial identificar la viabilidad de la práctica deliberativa como una vía para la profundización y el fortalecimiento del sistema político. Aunque crear foros de debate político democrático entre antagonistas es una ganancia en sí misma, queremos evaluar hasta qué punto una deliberación de alta es posible, qué tipo condiciones podrían favorecerla, y sobre todo qué formas de deliberación pueden ser útiles para promover la convivencia y reconciliación entre excombatientes, víctimas y comunidades.

En aras de poner a prueba el modelo de democracia deliberativa, desde 2007 el Equipo viene creando crear mesas de deliberación política en zonas del país donde se han abierto ventanas de posconflicto, en coordinación con la Agencia Colombiana de Reintegración (ACR). En ellas, grupos que combinan en cada caso alrededor de diez participantes víctimas del conflicto armado, excombatientes y miembros de comunidades tienen un espacio de discusión política sobre sus propuestas para el futuro del país. Entre 2008 y 2014, hemos logrado desarrollar un total de 74 mesas de deliberación con la participación de 792 excombatientes, víctimas y comunidades en Florencia, Villavicencio, Cúcuta, Tierralta, Valencia Palmira, Cali, Medellín y Bogotá.