Buscador Google

GAP - Grupo de Acciones Públicas

Amicus Curiae


 
Escrito de adhesión al amicus curiae presentado por la Clínica Jurídica de Acciones de Interés Público de de la Pontificia Universidad Católica del Perú. 

Problemática

Proceso penal en contra de Alberto Fujimori, ex presidente del Perú, acusado de violación grave de los derechos humanos, por delitos de homicidio calificado y lesiones personales dolosas.

Intervinientes

El GAP actuó en el proceso a través de la figura jurídica delamicus curiae. Ésta es un documento que se interpone por un tercero ajeno a un proceso, en aquellos casos que revisten una trascendencia jurídica, sea a nivel nacional o internacional, por violación grave de los derechos humanos, para aportarle al juez o magistrado opiniones o argumentos jurídicos para resolver la controversia jurídica.

Derechos vulnerados

Responsabilidad internacional por expedición y aplicación de leyes violatorias de la Convención (arts. 1 y 2 Convención Americana sobre Derechos Humanos).

Hechos

  • Presidente electo en el Perú para el periodo comprendido entre el 28 de julio de 1990 y el 21 de noviembre del 2000.
  • El presidente mediante facultades legislativas extraordinarias creó toda una organización militar que tenían como fin o propósito erradicar por completo los grupos terroristas en el país para devolverle la soberanía al Perú.
  • Durante su gobierno, a. Fujimori abusó de sus funciones al perpetrar toda clase de crímenes desconociendo los Derechos Humanos. Actuaciones estas que afectaron a la población civil que nada tenía que ver con el conflicto.
  • El caso llegó a la corte Interamericana de Derechos Humanos para que el tribunal se pronunciara y estableciera si el Estado del Perú desconoció o no la convención Americana de los DDHH en perjuicio de las víctimas.
  • La Corte profirió los fallos “caso Barrios Altos” y “caso la Cantuta”, en donde encontró responsable al Estado del Perú por la violación de la citada convención.
  • El proceso penal contra Alberto Fujimori ha concluido con sentencia de la Corte Suprema del Perú, condenando al ex presidente penalmente por los casos “Barrios Altos y “la Cantuta”, habida cuenta que la Corte Interamericana no tenía competencia para juzgar a los ciudadanos o a las personas, sino a los Estados; por lo tanto, la Corte Suprema de Justicia del Perú fue la competente para juzgar al señor Fujimori.

Estrategias desarrolladas

A través de la estrategia del amicus curiae desarrollamos los siguientes temas relevantes que a continuación expondremos y explicaremos:

  1. Corte Interamericana de Derechos Humanos, casos “Barrios Altos” y “la Cantuta”: responsabilidad internacional del Estado del Perú.
  2. Jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos respecto del tema de la seguridad de un Estado.
  3. Teoría de la “autoría mediata de dominio de organización” del profesor alemán Claus Roxín.
  4. La política criminal y la autoamnistía.
  5. La Corte Penal Internacional.

Fallo o sentencia

CASO “BARROS ALTOS” Y CASO “LA CANUTA” VS. EL ESTADO DEL PERU
La Corte Interamericana de Derechos Humanos, que es un tribunal encargado de garantizar la protección de la Convención Americana, encontró responsable al Estado peruano por la violación de los derechos humanos a la vida, a la integridad personal, a la libertad personal, y las garantías judiciales, por los hechos acaecidos en la Universidad la Cantuta, y en el vecindario “Barrios Al- tos”. La Corte argumentó que el Estado del Perú desconoció la Convención, al no efectuar las investigaciones pertinentes para encontrar a los responsables de estos delitos
Por otro lado, en ambos casos la Corte Interamericana de Derechos Humanos encontró responsable al Estado por la violación de los derechos humanos a la vida, a la integridad personal, y a la libertad personal, en donde a las víctimas no se les garantizó el derecho al debido proceso, al ser privadas arbitrariamente de su libertad; así mismo, se les vulneró el derecho a la integridad personal, al experimentar miedo, angustia y desesperación por el modo en que se dieron estos hechos atroces, considerando que en el caso “la Cantuta vs. Perú” las víctimas fueron trasladadas a otro sitio por los subversivos, circunstancia que les produjo pánico.

CORTE SUPREMA DEL PERU
Después de los fallos de la Corte Interamericana de DDHH en el presente caso, la Corte suprema del Perú, quien se encargó del juicio del ex presidente Fujimori (pues la Corte Interamericana de DDHH no tiene competencia para juzgar a individuos sino a juzga individuos sino a Estados), lo declaró responsable por los crímenes cometidos durante su gobierno.

Experiencia al interior del grupo

Para el GAP este caso fue muy enriquecedor desde el plano académico y cultural, toda vez que se trataba de uno de los procesos penales más importantes del mundo, en donde la Corte Suprema de Justicia del Perú encontró responsable penalmente el ex presidente Alberto Fujimori.
El haber participado en este caso fue un gran reto para el GAP, toda vez que se estaba representando a la Universidad del Rosario, y por lo tanto se requería de un análisis exhaustivo del caso Fujimori para hacer un buen amicus curiae, que le aportara herramientas y argumentos jurídicos sólidos a los magistrados para proferir una sentencia conforme a derecho, teniendo en cuenta que en estos casos tan complejos se precisa mucho estudio.

Amicus Curiae Alberto Fujimori
Sentencia Corte Suprema del Perú - Barrios Altos


 

Amicus Curiae en el caso Richard Vélez vs. Colombia

Problemática

Vulneración del derecho a la libertad de expresión y otros derechos al señor Richard Vélez y a su familia por parte del Estado colombiano.

Partes

El GAP actuó en el proceso a través de la figura jurídica del amicus curiae. Se trata de un documento que se interpone por un tercero ajeno a un proceso, en aquellos casos que revisten una trascendencia jurídica, sea a nivel nacional o internacional, por violación grave de los derechos humanos, para aportarle al juez o magistrado opiniones o argumentos jurídicos para resolver la controversia jurídica.

Derechos vulnerados

Derecho a la integridad personal, a la circulación y residencia, a las garantías judiciales, libertad de pensamiento y expresión y el derecho a la protección judicial contenidos en la Convención Americana de Derechos Humanos.

Hechos

El periodista Luis Gonzalo “Richard” Vélez Restrepo sufrió una agresión el 26 de agosto de 1996 por parte de militares colombiano, mientras en su labor como camarógrafo de un canal regional, cubría las manifestaciones contra la fumigación de cultivos de coca en el departamento de Caquetá. Con posterioridad a dicho ataque sufrido por el señor Vélez, se dieron amenazas en su contra y en contra de su familia por las denuncias que el periodista había hecho del ataque del que fue víctima. Los constantes hostigamientos obligaron a la familia Vélez a exiliarse en los Estados Unidos.

Estrategias desarrolladas

El Amicus Curiae presentado por el GAP y que lleva por título “La Libertad de Expresión como garantía de los derechos humanos: el derecho a la familia y los derechos de los niños”, presentó a la Corte Interamericana un cuidadoso recuento de los estándares internacionales en materia de libertad de expresión, para luego utilizar un concepto desarrollado por la Comisión Interamericana y denominado “función instrumental de la libertad de expresión”, que permite entender cómo la vulneración de la libertad de expresión puede conducir a la violación de otros derechos humanos como el derecho a la familia y los derechos de los niños, en el caso del señor Vélez y sus familiares.

Fallo o sentencia

En el fallo la Corte IDH reconoció que al señor Vélez y a su familia se les habían vulnerado los derechos a la integridad personal, a la circulación y residencia, a las garantías judiciales y a la protección judicial contenidos en la Convención Americana de Derechos Humanos (en adelante CADH); así mismo, la Corte IDH encontró que al señor Vélez se le habían violado los derechos a la libertad de pensamiento y expresión y que a su esposa, Aracelly Román, y a sus hijos, Mateo y Juliana Vélez Román, les había sido violado el derecho de protección a la familia y los derechos de los niños, también contenidos en la CADH.

Experiencia al interior del grupo

Con este ejercicio académico fue posible poner en práctica las fortalezas del GAP y cumplir varios de sus objetivos; primero, se fortaleció una alianza interinstitucional entre la Universidad George Washington y el Grupo, con grandes consecuencias para el intercambio académico entre los dos centros de estudios;  segundo, se probó la capacidad investigativa del Grupo, dando lugar a desarrollos académicos importantes que no se limitaron al texto delAmicus, a la construcción del texto ganador del Concurso de Semilleros y a la realización de un evento de socialización de la sentencia del Caso Vélez el 15 de diciembre de 2012,  que contó con la presencia del profesor Arturo Carrillo y del mismo Richard Vélez a través de videoconferencia. Finalmente, el esfuerzo conjunto permitió un gran aprendizaje para todos aquellos que intervinieron en el Amicus a la vez que, con él,  se logró intervenir eficazmente en un proceso internacional en pro de la defensa de los derechos humanos para la consecución de una sentencia internacional favorable para el ejercicio de la libertad de expresión y del periodismo en toda América.

Link sentencia

http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_248_esp.pdf




Contáctenos

Tel.: (571) 2970200 Ext. 4267
e-mail: gap@urosario.edu.co