• Propuestas
  • Opinión
  • Contacto
INTEGRACIÓN NACIONAL Y DESARROLLO REGIONAL

CANDIDATO GUSTAVO PETRO









 
 





 
 


 
 
¿Cuáles son sus propuestas para avanzar en el ordenamiento territorial del país?
 
Las políticas deben construirse con implicaciones territoriales, que contribuyan a la creación de sinergias regionales, hacia una reconfiguración del territorio bajo parámetros ambientales y sociales. En suma, políticas para construir región en la práctica.
 
Es necesario aprobar la tantas veces aplazada Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial e iniciar un proceso de revisión a fondo de los Planes de Ordenamiento Territorial, complementándolos con otros instrumentos de reorganización territorial regional y municipal, tales como los planes de acción en biodiversidad, los sistemas regionales de áreas protegidas, los Planes de Manejo de Cuencas y los planes de vida de grupos étnicos, fundamentales porque representan una importante proporción de nuestro territorio continental.
 
 
 






 
¿Está de acuerdo con la transitoriedad o la permanencia de los paréntesis introducidos a la Constitución en materia de transferencias a las entidades territoriales?
 
Yo, como Senador, me opuse a estas modificaciones. Hay que volver a como estaba el sistema de transferencias, e incluso profundizar en el desarrollo de los principios constitucionales de autonomía en toda su cabalidad. El espíritu de la modificación es la recentralización, porque le quita la plata a los municipios para poner a los actores locales como mendigantes de los consejos comunitarios, desestructurando las mediaciones políticas de la democracia y la legitimidad de las organizaciones.
 
La corrupción debe ser combatida también en las regiones, pero no utilizarse como excusa para imponer un modelo centralista, obsoleto, que no puede responder a la realidad regional de nuestro país.
 
 
¿Qué nuevas alternativas propone para la generación de recursos en los niveles regional y local?
 
Mi propuesta básica es la de un Pacto Fiscal, acordado con los principales actores de la economía del país, garantizará la obtención de recursos tanto para el Estado central, como para las entidades regionales, que se destinarán al desarrollo territorial a escala regional y a escala local.
 
Al respecto proponemos: a) un impuesto predial rural a las medianas y grandes propiedades, que permita la inversión social y a la protección de los sectores económicos más vulnerables de la misma población rural; b) un porcentaje de los recaudos por parafiscales de los productores campesinos y comunitarios, que será destinado a mejorar su propia producción y al fortalecimiento de investigación popular que permita la apropiación del desarrollo tecnológico productivo con criterios de sostenibilidad; c) un impuesto del 0.01% a las transacciones bursátiles, destinado a al desarrollo rural y a la promoción de la producción campesina y de otras comunidades rurales del país.
 
Un pilar fundamental de los recursos para las regiones serán las regalías. Debemos transformar el Fondo Nacional de Regalías. Daremos el poder a las comunidades en la definición, aprobación, desarrollo y control de estos recursos, en vez de favorecer el clientelismo y la politiquería, o premiar planes de desarrollo desarticulados con las regiones y sus prioridades.
 
 

Volver a las preguntas >>


















¿Qué políticas específicas de desarrollo de fronteras implementará para que las autoridades de los departamentos fronterizos participen en la formulación y puesta en marcha de la política exterior?
 
La participación política y social decisoria de la mayoría de los colombianos debe ser el criterio fundamental para definir el contenido de los procesos de integración. Un mecanismo apropiado en este sentido, es someter los procesos de integración a una consulta popular que tenga como elemento inicial y formativo los cabildos municipales y como elemento decisorio la aprobación del texto final de los acuerdos mediante un referendo popular.
 
Los sectores, comunidades y pueblos directamente implicados en las decisiones derivadas de los procesos de integración deben constituirse en esferas consultivas de carácter plural para la firma de los acuerdos respectivos.
 
Existen figuras que deben ser potencializadas como las Comisiones de Vecindad e Integración o la Consejería Presidencial de Fronteras creada desde 1995, en donde se gestionan todas las solicitudes que proceden de los sectores públicos y privados con referencia a las regiones de la frontera. Nuestro gobierno concentrará sus esfuerzos en las acciones que permitan a las zonas más afligidas participar del avance del desarrollo sostenible, con repercusión en ambos costados de la línea divisora entre los países.
 
¿Tiene alguna propuesta particular para el desarrollo portuario y de los litorales del país?
 
Hay que hacer un esfuerzo para que los colombianos adquieran la noción y apropiación de su litoral y su plataforma continental como punto de encuentro, de integración, tanto en la tierra como en el mar. Para eso crearemos una política que nos permita ser una potencia marítima intermedia y aprovechar las riquezas de la pesca, con el mandato de mantener y validar a nivel internacional la preponderancia ecológica de los mares tropicales como reservas estratégicas de la humanidad.
 
Es fundamental dinamizar la Comisión Permanente del Pacífico Sur, que es una organización muy útil, pero que no ha podido trascender y convertirse en una organización de verdadera integración frente a los asuntos del mar.
 
El Banco de la Frontera y el Mar, es una propuesta que permitirá financiar a los productores colombianos en la frontera para que exporten a sus países vecinos, incentivando también el desarrollo de cooperativas de pescadores en función del fortalecimiento de la industria pesquera y la navegación en Colombia.
 
¿Cuál sería el manejo más adecuado que el país debe dar a las cuencas hidrográficas que comparte con países vecinos?
 
La mayor proporción de cuencas de Colombia son compartidas con otra nación. El agua que consume Bogotá viene de la cuenca del Río Meta, que fluye hasta Venezuela; dos tercios de Colombia son cuencas compartidas con Venezuela y con Brasil, lo que da una dimensión de la importancia estratégica que tiene nuestro país como potencia hídrica.
 
Venezuela es una potencia petrolera que explota esa vocación y nosotros una potencia hídrica que no ha asumido su rol. Debemos evolucionar en términos de cobro por servicios ambientales, para conseguir recursos de nuestros vecinos petroleros para cuidar las cuencas de nuestro país. Este mismo principio se aplica también a nivel mundial para nuestro valor como epicentro de biodiversidad y sumidero de gases de efecto invernadero.
 
Nuestra gestión ambiental le interesa a nuestros vecinos y al mundo entero; debemos ser creativos para construir una cooperación que favorezca la conservación y genere opciones de vida para la población, más allá de intereses mercantilistas como el del actual gobierno que van en detrimento de nuestro verdadero potencial.
 
 

Volver a las preguntas >>
















¿Cuál es su plan de mejoramiento de la infraestructura nacional con miras a fortalecer la competitividad del país?
 
Curiosamente después de dos décadas de gobiernos frontalmente de corte neoliberal, estamos en una condición de infraestructura que se constituye en la mayor restricción a la competitividad. Hoy puede costar más transportar una tonelada de Buenaventura a Bogotá, que de Hong Kong a Buenaventura.
 
Considerando el comercio exterior, el tamaño y las condiciones del mercado de Colombia, tener cinco puertos, tres en la Costa Atlántica y otros dos en prospecto en la Costa Pacífica, es sin duda un exceso. Alemania maneja su comercio esencialmente con su sistema Hamburgo-Rotterdam, Francia tiene dos puertos; Inglaterra tiene uno. En Colombia cada departamento quiere tener su puerto, sus carreteras, su tren y esto no puede ser así. La infraestructura debe responder a un modelo integrado de país.
 
Es necesario avanzar en Planes Regionales de Competitividad, que superen los planes departamentales y encuentren ejes transversales para el desarrollo común.
 
 











¿Tiene algunas propuestas que hacerle al país en materia de ocupación territorial?
 
 
Planteamos regionalizar la política rural, crear políticas productivas diferenciadas por regiones, por vía de integrar las medidas propuestas en los Planes de Ordenamiento Territorial. Recuperaremos los programas locales y regionales de desarrollo rural integrado, que se complementarán con la formulación de nuevas reglas de juego territoriales, en las cuales se incorporen temas como la justicia territorial, el cuidado de la biodiversidad y las funcionalidades ambientales de los municipios.
 
 
¿Qué balance hace de la navegabilidad de los ríos estratégicos del país, en particular para el fomento de la integración regional e internacional?
 
Los procesos de poblamiento y el ordenamiento territorial en Colombia se constituyeron con referencia al río Magdalena, lo cual ha sido ignorado por el país a partir de los años cincuenta con la euforia de los combustibles y el negocio del transporte terrestre que se consolidó. Nueve departamentos centrales tienen frontera departamental y puertos sobre este río, así que se trata de un modelo que se debe aprovechar y recuperar.
 
Quisiera dimensionar esta función integradora de los ríos, acudiendo a una sentencia extraída del Pacto por los Derechos de la Naturaleza, el cual he firmado recientemente con las comunidades indígenas del país:
 
“Los ríos desde su nacimiento hasta su desembocadura, son los que permiten la comunicación espiritual y material, transportan las almas de los muertos al mar para su purificación, además el mar necesita y recibe todos los alimentos existentes desde su nacimiento hasta su desembocadura, los cuales son transportados por las aguas de los ríos, esto permite una retroalimentación entre los ríos y el mar, para garantizar el perfecto cumplimiento del ciclo de agua, que es el mismo ciclo de la vida”.
 










¿Qué proyectos tiene para conseguir el propósito de la integración armónica de las diferentes regiones del país?
 
Mi propuesta pretende alcanzar el equilibrio territorial y la armonía con el medio ambiente; profundizar la descentralización y la autonomía entendida como la capacidad de decisión frente al Estado para optar por políticas de desarrollo desde el nivel regional y local.
 
En esta propuesta el municipio juega un papel muy importante como la entidad fundamental de la nación. Es la entidad territorial básica, donde se deben prestar los servicios y satisfacer las necesidades, donde el ciudadano tenga los espacios y mecanismos de participación.
 
Hay que avanzar en la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, la formalización de las Regiones Administrativas y de Planeación. Aprovechar las asociaciones de municipios como instrumento de articulación. Concertar los Planes Regionales de Desarrollo y los Planes Regionales de Competitividad.
 
Bogotá Colombia - Calle 12C  No. 6-25. Línea InfoRosario:4225321 - 018000 511888
Esta web está optimizada para un tamaño mínimo de 1024x768 píxeles, con navegadores Internet Explorer, versiones 7.0 o superior y Firefox 3.6 o superior.
Para el máximo aprovechamiento de los contenidos de esta web, es conveniente tener instalados los siguientes plug-ins en su ordenador: Acrobat Reader, Macromedia Flash Player 9.0 o superior.