• Propuestas
  • Opinión
  • Contacto
GESTIÓN Y DESARROLLO URBANOS
CANDIDATA NOEMÍ SANÍN












 

 
 
 
 



¿
Cuáles son los elementos esenciales de su proyecto de gobierno en materia de asentamientos humanos?
 
Colombia no ha sido ajena al fenómeno universal de la acelerada urbanización, especialmente crítica en los países pobres con fuerte presencia de un mundo rural tradicional, de una significativa población campesina y con altas tasas demográficas. Fueron décadas de acelerado crecimiento de la población urbana, superior a la capacidad de la economía para absorber esa oferta de brazos y de las autoridades, las instituciones y los presupuestos municipales para ofrecerles los servicios públicos, la salud, la educación y la vivienda que reclamaban. La pobreza rural se trasladó a las ciudades con su carga de informalidad, de marginalidad y de una búsqueda afanosa y a cualquier precio de esos trabajos, de esos servicios y de esa vivienda. La ilegalidad y el rebusque se tomaron las ciudades, cuyo desarrollo solo en años recientes ha podido ser objeto de una planeación. Esto genera dos escenarios de acción diferentes pero complementarios.
 
De una parte, la legalización y formalización de una porción significativa de la ciudad ya construida. Para ello se requiere de una acción integral con amplia participación ciudadana en la línea de los planes de mejoramiento de barrios implementados en ciudades como Medellín e impulsados por Hábitat de Naciones Unidas. Legalizar barrios, dotándolos de la infraestructura básica de servicios residenciales, de seguridad, educación y salud, de transporte e infraestructuras comunales y de espacio público. Pero es igualmente necesario densificarlo construido en los centros tradicionales, con los planes de recuperación de ls centros, pero también en los barrios populares, con proyectos de propiedad horizontal que permiten maximizar el uso de un suelo urbano escaso y costoso.
 
La ciudad nueva, debe construirse con la perspectiva del hábitat, del entorno de barrio con sus servicios, sus dotaciones, sus espacios públicos y con la estrategia de la densificación para disminuir los costos del urbanismo y de la prestación de los servicios domiciliarios; y buscando acortar las distancias entre los sitios de trabajo y de residencia para disminuir las distancias y los tiempos de los desplazamientos diarios.
 

Volver a las preguntas >>











¿Cuáles son sus principales planteamientos para enfrentar los problemas del desarrollo económico y social en las ciudades colombianas?
 
Lo primero es entender que las ciudades no son ni una realidad homogénea ni separada de su entorno regional, con el cual mantienen relaciones permanentes y de doble vía en lo económico y ambiental, en la seguridad, la movilidad y la prestación de los servicios públicos. Ese tejido de interrelaciones va conformando las regiones, que más que simples divisiones administrativas son un entramado dinámico de relaciones y de intercambios y complementariedades. Es ese marco, ese contexto regional el que debe tenerse presente al abordar el desarrollo de las ciudades que es, igualmente, el de su entorno. Debe partirse del conocimiento del potencial económico de las ciudades tanto por los recursos disponibles y la ubicación geográfica, por la disponibilidad de ahorro y el grado de capitalización de sus empresas, en fin, por su tradición o vocación económica pero también por las condiciones de sus habitantes en términos de capacitación y educación, del grado de empresarización, y la realidad de la cultura ciudadana y de la participación -el llamado capital social-.
 
Las políticas deben asumir esas posibilidades y limitaciones como condición necesaria para que sean eficaces y pertinentes. Políticas que operan en el espacio de la mesoeconomía y permiten desarrollar condiciones de competitividad sistémica de la región y de la ciudad en cuestión. El camino seguro para superar progresivamente las realidades de marginalidad y exclusión, con la pobreza que acarrean y la ilegalidad e informalidad que propician es un desarrollo económico sostenible e incluyente de las iniciativas y emprendimientos ciudadanos y con políticas macroeconómicas que estimulen la generación de empleo productivo y digno. Consideramos que la mejor política social es una buena política económica.
 
La heterogeneidad de la estructura interna de las ciudades colombianas, cruzada por realidades de exclusión de territorios y sectores poblacionales, requiere que la acción y presencia del Estado en términos de inversión y de prestación de los servicios a los que tiene derecho todo ciudadano estén orientadas a superar la desigualdad: más presencia donde hoy haya menos estado. Es un asunto de equidad socio territorial, que unida a un proceso económico dinámico, competitivo e incluyente genera el desarrollo socioeconómico que reclama la convivencia y la democracia.
 


Volver a las preguntas >>















¿Qué medidas, y en qué sentido, propone para manejar el crecimiento de las ciudades?
 
En buena medida la respuesta está incluida o al menos esbozada en las anteriores. El camino es doble. En primer lugar, aceptar que no es viable tener ciudades equilibradas social y ambientalmente, productivas y competitivas económicamente, democráticas en su gobernabilidad pero sumidas en un entorno de pobreza y atraso, de debilidad productiva e inseguridad ciudadana. El crecimiento de las ciudades debe concebirse y lograrse en el contexto del desarrollo de la ciudad y de su entorno regional, generándose sinergias entre ambos procesos. Solo así se tendrán las condiciones propicias para que la inversión productiva se de y con ella el empleo, la tributación y la inversión pública que cierra brechas sociales y consolida las condiciones de la competitividad sistémica del conjunto. Una ciudadanía advertida, informada y con organizaciones ciudadanas fuertes garantiza que el proceso se traduzca en fortalecimiento de la sociedad, de las comunidades que la conforman y de los ciudadanos con sus familias.
 


Volver a las preguntas >>
















¿Qué mecanismos adoptaría su gobierno para armonizar las relaciones entre municipios que conforman aglomeraciones urbanas?
 
Lo primero es establecer, definir, cuáles son los asuntos que a todos interesan y que podrían ser asumidos de manera solidaria, donde cada municipio pone en función de su capacidad y del beneficio que recibe con el emprendimiento colectivo. Es condición necesaria la transparencia en los compromisos y que estos operen como un gana-gana para todos los participantes.
 
En segundo lugar es necesario establecer un programa de corto y mediano plazo donde queden claramente establecidos compromisos individuales y metas colectivas y la manera como se adelantará su realización, pudiéndose establecer para el efecto una estructura para el manejo del programa, que puede ser o bien temporal y para un propósito específico por medio de convenios ínter administrativos, o bien permanentes para abordar acciones que impliquen continuidad y permanencia en el tiempo, para lo cual podría acudirse a figuras como las áreas metropolitanas.
 
Reconocer las interrelaciones y flujos que se dan entre ellos para consolidarlos. Integrar redes de servicios, vías y sistemas de movilidad, así como las infraestructuras para prestar servicios como la medicina especializada o los sistemas de prevención y atención de emergencias- cuerpo de bomberos, número único de emergencias-, los patrullajes policiales y el manejo de cauces, cuerpos de agua y zonas de reserva natural.
 


Volver a las preguntas >>
















¿Cuál considera que es el papel que debe cumplir la nación para apoyar el proceso de consolidación de ciudades-región?
 
Es un papel subsidiario a las iniciativas y recursos de las regiones en cuestión. Debe abrirles espacios ciertos en las normas- las regiones administrativas de planificación (RAP), el fortalecimiento de la instancia intermedia entre el municipio y la nación, la planeación y ejecución de la inversión no con criterio sectorial sino territorial (y por consiguiente integral)- pero también en los planes de desarrollo que se estructuren a partir de las realidades mesoeconómicas y mesosociales que se convierten en eje y motor del proceso de desarrollo integral y descentralizado de la nación.
 
Además de sustituir al gobierno central en la prestación de servicios -principalmente educación y salud secundariamente, ambiente-, debe abrirle un espacio institucional y de decisión a las regiones en las políticas mesoeconómicas. El tema de las regalías es crítico en este punto, pues deberían ser prioritariamente para apalancar desarrollos regionales en una perspectiva más amplia a la de los municipios productores. Inversiones que se inscriban en planes de desarrollo de largo plazo de las regiones circundantes. Este punto se hace cada vez más crítico en la medida en que el país se vuelve más dependiente de la producción minera y petrolera.
 


Volver a las preguntas >>
















¿Concibe algún mecanismo para promover la inversión en las ciudades, orientada hacia la productividad?
 
Para convertirnos en el primer país en la prestación de servicios de valor agregado de la región necesitamos que nuestras ciudades cuenten con la infraestructura física y el recurso humano que las haga competitivas y atractivas para los inversionistas. Esto lo vamos a lograr por varios caminos: primero, invirtiendo en la capacitación de nuestros jóvenes garantizando que tengan acceso a una educación de calidad técnica, tecnológica y universitaria.
 
Segundo, acompañando a las autoridades locales en la planificación adecuada de las ciudades, para que los centros de producción cuenten con las vías apropiadas, la red de banda ancha necesaria y la capacidad física para albergar grandes empresas que generen empleos, innovación y desarrollo.
 
Finalmente, vamos a trabajar en la reducción de trámites para que sea cada vez más fácil y atractivo hacer negocios en el país, generando un ciclo virtuoso de productividad y competitividad.
 


Volver a las preguntas >>
















¿Tiene propuestas innovadoras en materia de vivienda popular?
 
Tener vivienda no es riqueza, pero no tenerla es la mayor pobreza. Mis propuestas innovadoras en materia de vivienda popular están en el marco del sistema de financiación de vivienda de interés social (VIS) y de interés prioritario (VIP), y en el impulso a la vivienda productiva o vivienda con negocio. En nuestro gobierno vamos a construir 1,200,000 viviendas de interés social en cuatro años. Para lograrlo es indispensable simplificar los procedimientos para incorporar tierras suburbanas y rurales al desarrollo urbano, especialmente para la vivienda VIS y VIP en un sentido similar al de los macroproyectos y apoyar la incorporación de estas tierras con inversiones directas en infraestructura de vías y servicios, manteniendo la plusvalía como mecanismo de intervención del Estado. La restricción de tierra urbanizada la hace muy costosa para la vivienda prioritaria a menos que los modelos de incorporación de tierras tengan como objetivo las familias más pobres y se trabaje adecuadamente la plusvalía. En el campo del financiamiento, es necesario bajar las tasas de interés que siguen pesando fuertemente sobre la capacidad de crédito. Ello no será posible mientras el déficit del Estado pese de manera tan importante sobre las tasas de largo plazo. Para liberar la capacidad del mercado de capitales y de los fondos de pensiones y la banca es necesario tener unas finanzas públicas que no presionen la tasa de interés.
 
Además, es importante apoyar esfuerzos para reducir los costos administrativos de los créditos de VIS, trabajando sobre los mecanismos administrativos y jurídicos que encarecen la intervención de quienes quieren convertirse en originadores de hipotecas. Vamos a incrementar los aportes de la Nación para subsidios de vivienda VIS y VIP. También facilitaremos el uso de algunos fondos incautados por la DIAN y la Dirección Nacional de Estupefacientes para la construcción de vivienda.
 
De otro lado, esta mi propuesta de Vivienda Productiva. A la mitad de las viviendas sociales que construyamos se les incorporará la posibilidad de tener un local para montar allí un negocio y trabajar. Vivienda productiva será un programa de subsidios a la vivienda para los más necesitados, enfocado hacia el diseño de viviendas que permitan a sus ocupantes, incluyendo a madres cabeza de familia, desplazados, adultos mayores y jóvenes, utilizar sus espacios con fines productivos o económicos.
 


Volver a las preguntas >>

















¿Cuál es su opinión sobre el papel que actualmente juega la Cámara Colombiana de Infraestructura en la definición de las prioridades de inversión pública?
 
Las prioridades de la inversión pública debe ser definida por el gobierno de acuerdo con un marco normativo en el que se consulta diversos actores de la nación y se les da participación.
 


Volver a las preguntas >>
















¿Cómo lograr una real política de inclusión social para el sector informal en las ciudades?
 
La mejor y más efectiva política de inclusión social para el sector informal es su formalización. La informalidad es uno de los problemas más grandes que tenemos porque limita mucho el desarrollo y el crecimiento empresarial y nos perpetúa problemas como la precarización del empleo. El crecimiento y especialmente mi política de empleo de fortalecimiento al emprendimiento van a generar mecanismos para esa inclusión social. Lo que es claro es que muchas de nuestras empresas –sobre todo entre las pymes- no aguantan el costo de la formalidad. Para eso, vamos a crear un régimen especial de transición para la formalización de empresas, basado en la reducción de costos y en la simplificación de los procesos que incluirá la reducción de la tarifa de impuestos corporativos y la simplificación de los reportes fiscales mediante un sistema de cálculo automático.
 
También tenemos que permitir a los informales diversas modalidades de ahorro, principalmente centrados alrededor de la vivienda, de manera que se acomoden a sus ingresos y les permitan acceder a un bien durable que pueden utilizar en el corto plazo. Finalmente, los subsidios deben focalizarse hacia aquellos sectores informales en donde se está perpetuando el círculo de pobreza, asegurándoles no solamente la salud y la educación para las nuevas generaciones sino además un apoyo económico del que puedan depender mientras se rompe este círculo. Los subsidios tienen que dirigirse a los más pobres y no a los ricos.
 


Volver a las preguntas >>

















¿Qué propuestas tiene para utilizar la tecnología en beneficio de la calidad de vida urbana?
 
La tecnología será el eje de la vida futura en el mundo y también en Colombia y producirá inmensos cambios en la vida urbana. Va a producir cambios importantes en la actividad productiva convirtiendo al sector de servicios en un sector más vital de la economía especialmente como proveedor de empleos. Esto también significará cambios importantes en la localización de las actividades productivas dentro de las ciudades y el fortalecimiento de la importancia de la vivienda como lugar de trabajo, lo cual modificará también los patrones de transporte. Tener claro y preparar a nuestras ciudades adecuadamente para estos cambios será una prioridad de mi gobierno. Además, la tecnología es la mejor herramienta para luchar contra la corrupción y garantizar eficiencia, transparencia y seguridad.
 
En lo pequeño, reduciremos los trámites y haremos que los turnos de atención en las entidades públicas se soliciten por teléfono o Internet y nadie se brinque la fila ni use palancas para solucionar los problemas que los servidores públicos deben atender. Desde esa semilla, creceremos garantizando que las contrataciones del Estado estén publicadas, desde el proyecto hasta su adjudicación. Facilitaremos la participación ciudadana publicando en Internet los proyectos de los decretos importantes, para que puedan ser comentados por los sectores interesados antes de su promulgación.
 
Igualmente integraremos la ciudadanía a la fuerza pública, integrando la capacidad de reacción de la policía, los bomberos y las ambulancias a los casos en tiempo real, con cámaras, botones de emergencia en los semáforos que los ciudadanos puedan oprimir y llamen la atención para que sean atendidos. Son muchas las maneras en que la tecnología sirve a la sociedad y buscaremos en su desarrollo una vía hacia el empleo, la igualdad, la seguridad y la justicia.



Volver a las preguntas >>


























 
 
Bogotá Colombia - Calle 12C  No. 6-25. Línea InfoRosario:4225321 - 018000 511888
Esta web está optimizada para un tamaño mínimo de 1024x768 píxeles, con navegadores Internet Explorer, versiones 7.0 o superior y Firefox 3.6 o superior.
Para el máximo aprovechamiento de los contenidos de esta web, es conveniente tener instalados los siguientes plug-ins en su ordenador: Acrobat Reader, Macromedia Flash Player 9.0 o superior.