• Propuestas
  • Opinión
  • Contacto
POLÍTICA EXTERIOR

CANDIDATO RAFAEL PARDO

Pardo.jpg






 


 

¿Cuáles serán los objetivos centrales de la política exterior de su gobierno?
 
Colombia necesita de una política exterior moderna, coherente, institucionalizada y de largo aliento que nos permita responder a los múltiples desafíos que enfrentamos como nación en un mundo globalizado e interdependiente. Colombia debe afianzar su dignidad internacional, recuperar su liderazgo continental y debe avanzar hacia una sólida integración latinoamericana.
El primer objetivo de la política exterior de mi gobierno será el restablecimiento de la confianza y cooperación con nuestros vecinos. En segundo lugar estará el fortalecimiento de las relaciones con América Latina y el Caribe. Así mismo, entre los objetivos centrales son el respeto irrestricto al derecho internacional y la diversificación de las relaciones externas del país. He planteado estos objetivos con el fin de fortalecer la lucha multilateral contra el terrorismo, ampliar los mercados para nuestros productos y mejorar la agenda medioambiental del país.
 
Volver a las preguntas >>













¿Qué diferenciaría su política exterior de la de gobiernos anteriores?
 
Durante los últimos años, los principales problemas estructurales de la política exterior colombiana no se han resuelto y muchos de ellos se han acentuado. La política internacional del país ha ocupado un lugar poco relevante en la agenda estatal y no se ha transformado en una política pública de largo alcance. Los actores políticos y sociales importantes para la toma de decisiones no han sido sujetos activos en su diseño, implementación y evaluación.
También se puede decir que en los últimos años las relaciones internacionales del país han estado marcadas por un excesivo bilateralismo y alineamiento con los Estados Unidos. Además de esto, los principales problemas domésticos (derechos humanos, drogas, corrupción, medio ambiente y cambio climático, tráfico de armas, trata de personas, etc.) que, a su turno, son los asuntos de interés global, se han manejado de forma desarticulada. Esto ha dado lugar a incongruencias y, muchas veces, a francas contradicciones entre el discurso y las prácticas internas y las gestiones que se adelantan en el exterior.
Mi política internacional se diferenciará de la de los últimos años en varios sentidos. Por un lado, daré a la política internacional un lugar privilegiado en la agenda estatal. Esto lo haré impulsando la participación de distintos actores en su diseño e implementación. Por otro lado, privilegiaré el fortalecimiento de las relaciones con América Latina y el Caribe y en especial con los países vecinos. Para ello, se pondrá en marcha una política interinstitucional, liderada por el Ministerio de Relaciones Exteriores que afiance una diplomacia cooperativa frente a los procesos de integración regional y consolide la presencia del país en los foros políticos continentales. No podemos continuar con este aislamiento que estamos viviendo.
Esto no implica que ignoraré las otras regiones del mundo. Por el contrario, continuaré con el activo el desarrollo de las relaciones con los Estados Unidos de América, bajo criterios de mayor simetría y equidad. También profundizaré el diálogo político con la Unión Europea, dinamizaré las relaciones con los países asiáticos y sus espacios de integración y cooperación, y fomentaré los vínculos con los países árabes y africanos.
Además de esto, articularé los problemas domésticos con los globales. Por ejemplo, lideraré un gran debate internacional sobre la política contra las drogas que cuente con la participación de todos los actores involucrados. Colombia tiene toda la autoridad moral para adelantar un gran debate internacional sobre este tema. Al fin al cabo, miles de nuestros compatriotas han perdido su vida en la lucha contra el narcotráfico y la Nación colombiana ha invertido sumas millonarias en esta guerra. En este debate revisaremos la política antinarcóticos y estableceremos los lineamientos con los cuales adelantaremos una lucha conjunta en contra del narcotráfico.
 
Volver a las preguntas >>


















¿Considera conveniente, y bajo qué modalidad, la participación de actores no estatales en la formulación y desarrollo de la política exterior?
 
Creo que el diseño, formulación y evaluación de una política internacional sólo serán exitosos si cuentan con la participación de distintos actores políticos y sociales. Por esta razón, crearé mecanismos de concertación entre las entidades estatales pertinentes y otros sectores de la sociedad como el sector privado, la academia, las organizaciones de la sociedad civil y las agencias internacionales. Este esquema de cooperación entre actores estatales y no estatales permitirá mejorar la situación de defensa, la protección de los derechos humanos, el comercio y la agenda medioambiental colombiana. Así mismo, este esquema mejorará la coherencia entre la política interna y externa.  
 
Volver a las preguntas >>



















¿Cuáles serán los rasgos de su política de fronteras?
 
Tendremos una política de fronteras que reconozca la vocación especial de cada zona, con el fin de mejorar su competitividad y las condiciones de vida de sus habitantes, como condición especial para preservar la soberanía nacional. No podemos continuar desconociendo las necesidades de los habitantes de las zonas fronterizas. Por ejemplo, no podemos pedirles a los colombianos que viven en la frontera con Venezuela, que no viajen al país vecino. Esta sugerencia hecha por la Cancillería muestra un gran desconocimiento de las necesidades de miles de nortesantandereanos y de otros colombianos que habitan la zona fronteriza. Hay muchos colombianos de la frontera que viven en Colombia pero trabajan en Venezuela, y hasta tienen familia y amigos en el país vecino. Pedirles que no viajen a Venezuela es desconocer las necesidades de aquellos colombianos que viven en la frontera.
 
Volver a las preguntas >>




















¿Cuáles considera son las principales amenazas exteriores que debe afrontar el país?
 
El narcotráfico y el tráfico de armas son las principales amenazas que afronta el país en la actualidad. Cada año, cientos de millones de dólares del narcotráfico entran al país. Estos dineros son usados por grupos ilegales para comprar armamento y financiar su guerra. Narcotraficantes y otros grupos irregulares los usan para comprar políticos y corromper a la sociedad colombiana. En el narcotráfico se encuentra una de las principales fuentes de ilegalidad en Colombia.
Otra amenaza proveniente del exterior es el tráfico ilegal de armas. Desde distintas parte del mundo, llegan las armas con las que los delincuentes y grupos al margen de la ley cometen sus crímenes. Al atacar y debilitar el narcotráfico y el tráfico ilegal de armas, daremos un paso inmenso para acabar con el conflicto y con la ilegalidad.      
 
Volver a las preguntas >>


















¿Qué alianzas internacionales pretende fortalecer?
 
Creo que debemos darle prioridad al fortalecimiento de las relaciones con América Latina y el Caribe, especialmente con los países vecinos. En este momento, estas son las alianzas que más debemos fortalecer. Por esta razón, pondré en marcha una política interinstitucional, liderada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, que afiance una diplomacia cooperativa frente a los procesos de integración regional y consolide la presencia del país en los foros políticos continentales. Es necesario reforzar la gestión de la Cancillería en escenarios vitales para nuestra inserción regional y para la optimización de nuestro rol como país articulador en el hemisferio. Debemos mejorar nuestra presencia en foros como la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la Asociación de Estados del Caribe (AEC), el Proyecto Mesoamérica, el Grupo de Río (G-Río), la Cumbre América Latina y el Caribe (CALC), el Tratado de Cooperación Amazónica, y la Cumbre de las Américas-OEA, de la cual el país será sede en el 2012.
 
Volver a las preguntas >>


















¿Es partidario, y en qué sentido, de modificaciones al sistema interamericano?
 
El Sistema Interamericano de Derechos Humanos basa su existencia y proceder en el respeto a los derechos humanos, consagrando un recurso similar al de la Acción de Tutela, por cuanto otorga herramientas a los ciudadanos de América para exigir justicia en casos de violación de sus derechos fundamentales. En ese sentido, nuestro compromiso es mantener vigente dicha organización con el fin de garantizar como prioridad de primer orden el respeto de los derechos humanos en el continente, en consonancia con nuestra política interna de protección y promoción de los mismos. Por otra parte, el Sistema Interamericano de Derechos Humanos resulta fundamental en otros aspectos que comprometen la seguridad nacional y regional, así como la paz y la estabilidad en América. El objetivo entonces es liderar a nivel continental, especialmente en el Sistema Interamericano, la lucha contra el tráfico ilícito de armas, municiones, explosivos y otros materiales relacionados. Dada la experiencia acumulada, las lecciones aprendidas y los valiosos aportes que ha hecho el país en esta materia, podremos retomar la iniciativa para impulsar el efectivo cumplimiento de los acuerdos internacionales que se han ratificado para combatir esta amenaza, en particular, la Convención Interamericana (CIFTA).
 
Volver a las preguntas >>


















¿Desarrollará algún programa respecto de los colombianos en el exterior?
 
Los colombianos no residentes en el país serán parte fundamental de mi política exterior. El volumen poblacional, más de 4 millones de personas, los convierte (si lo comparamos con los principales entes territoriales, o si llegásemos a crear un ente extraterritorial de los colombianos en el  exterior), en el segundo departamento después de Antioquia, o  la segunda ciudad del país después de Bogotá. El peso político y social de nuestra comunidad en el exterior es evidente, y merece ser reconocido.
Promoveremos un Sistema Nacional de Migraciones, iniciativa de la Plataforma Social Migratoria HERMES, con el propósito de hacer de las migraciones una política de Estado que se construya en los más amplios consensos. De igual manera, los Consulados estarán al servicio de los derechos, la dignidad y el desarrollo humano de nuestros compatriotas, y no serán simples oficinas de venta servicios consulares y notariales a precios exorbitantes, sin que ello se vea reflejado en la atención y apoyo a nuestros ciudadanos en el mundo. Promoveré las veedurías ciudadanas en el exterior sobre embajadas, consulados y demás entidades públicas, para que ejerzan el control social que todos los ciudadanos tienen sobre sus instituciones y sobre el destino de sus impuestos.
Ahora bien, se debe tener en cuenta igualmente que las remesas se han constituido en el segundo ingreso de divisas del país después del petróleo, contribuyendo al sostenimiento de millones de colombianos, mejorando el bienestar de miles de familias en Colombia y dinamizando el mercado interno; en ese sentido, generaremos políticas que estimulen el ahorro y la inversión de remesas entre los familiares  en Colombia de los ciudadanos en el exterior, para que éstas no sólo contribuyan al sostenimiento diario de sus familiares, sino también para que se constituyan en el capital semilla de inversiones que garanticen la sostenibilidad de sus familias a largo plazo.
Finalmente, es importante recordar que los ciudadanos y ciudadanas ausentes son nuestros familiares, amigos y vecinos y que sus intereses serán primordiales en el desarrollo de nuestra política exterior.
 
Volver a las preguntas >>


















¿En qué proporciones la representación del país en el servicio exterior debe estar integrada por profesionales de la carrera?
 
Actualmente no se tiene, como en la gran mayoría de democracias sólidas y en buena parte de los países suramericanos, un servicio exterior efectivamente profesionalizado y una Carrera Diplomática estructurada y rodeada de los estímulos y garantías que requiere para su adecuado funcionamiento. La práctica de la clientelización del servicio exterior no solo ha mostrado continuidad con otras Administraciones, sino que se ha profundizado aun  para la designación de  cargos en destinos estratégicos para el país. Por ello, emprenderemos líneas de acción para profesionalizar y modernizar el servicio exterior, concediéndole una alta prioridad al fortalecimiento de la Carrera diplomática y Consular y emprendiendo un proceso de revisión de los criterios y mecanismos de nombramiento y evaluación de funcionarios tanto de  planta interna, como en el exterior. La continua dignificación del servicio exterior será una bandera fundamental de la política internacional de los  próximos años.
 
Volver a las preguntas >>



















¿Utilizará la nómina del servicio exterior para designar políticos o familiares y relacionados de ellos que no estén preparados profesionalmente para ejercer funciones de representación diplomática o consular de Colombia?
 
No. Sólo quienes tengan los méritos, los conocimientos y la trayectoria idóneos para las funciones diplomáticas serán tenidos en cuenta para representar al país. El servicio exterior no puede seguir siendo una fuente de corrupción y clientelismo.
 
Volver a las preguntas >>



















¿Nombraría, y con qué justificación, en el servicio exterior a contradictores políticos o a quienes hayan ejercido funciones de control sobre el Ejecutivo?
 
La representación del país en el exterior contará expresamente con gente preparada para dicho fin, sin importar su ideología o su relación con el Ejecutivo. La nómina del servicio exterior será absolutamente transparente en ambos sentidos: no se nombrará a nadie por nepotismo, ni se comprará el silencio de nadie mediante nombramientos.
 
Volver a las preguntas >>




















¿Cuál es su posición frente a una eventual intervención de
la Corte Penal Internacional en Colombia?
 
Creo que Colombia tiene la capacidad de impartir justicia, ya lo ha demostrado en casos y con reformas podremos tener una justicia más eficaz. Sin embargo dado que Colombia suscribió en 1998 el Estatuto de Roma, la Corte Penal Internacional tiene toda la potestad jurídica para actuar como organismo de justicia en caso de que la justicia colombiana no disponga de los medios de llevar a cabo las investigaciones ni impartir los castigos pertinentes a los violadores de derechos humanos en el país.
 

 

 
 
 
   
 
 








 
Bogotá Colombia - Calle 12C  No. 6-25. Línea InfoRosario:4225321 - 018000 511888
Esta web está optimizada para un tamaño mínimo de 1024x768 píxeles, con navegadores Internet Explorer, versiones 7.0 o superior y Firefox 3.6 o superior.
Para el máximo aprovechamiento de los contenidos de esta web, es conveniente tener instalados los siguientes plug-ins en su ordenador: Acrobat Reader, Macromedia Flash Player 9.0 o superior.