Vol 3 Ed 34 » Cultura » Thoreau, un hijo cambiado

Thoreau, un hijo cambiado

Por: Daniel Deaza

Tan sólo hay cinco o seis hombres,en la historia de América, que para mí tienen un significado. Uno de ellos es Thoreau. La razón es obvia: los hombres como Thoreau nunca estuvieron de acuerdo con el sistema de su tiempo.
Henry Miller, 1946.

El presente trabajo tiene como objetivo relacionar la vida de Henry David Thoreau y sus aportes en el pensamiento, con lo que ocurría en los Estados Unidos donde sus ideas sobresalían por no coincidir con lo que el Estado estaba realizando en su política expansionista y guerrerista. El título del escrito muestra parte del enfoque que quiere tener el trabajo, El hijo cambiado es un cuento de Luigi Pirandello el cual tiene como trama principal la angustia de un muchacho por tener el miedo latente de no pertenecer a su familia, de haber nacido en otro tiempo y en otro espacio y por ello ser un hijo cambiado, alguien que no coincide con lo que tiene a su alrededor.

El trabajo está dividido en cinco partes: primero, se mostrará el contexto general de los Estados Unidos donde Thoreau vivió; en segundo lugar, se explicarán las ideas estatales que se tenían; en tercer lugar, se hablará de la forma de vida de Thoreau; en cuarto lugar, se explicará la incidencia de las ideas y sus postulados y finalmente se concluirá el trabajo demostrando que las ideas de Thoreau son un enfoque diferente y una respuesta alternativa al contexto que se vivía.

Los Estados Unidos donde Thoreau vivió, fue un Estado que vivía un momento clave para su formación como nación. Los Estados Unidos en ésta época se encontraba en crecimiento, el mayor ejemplo que podemos ver es el  conflicto existente entre ese país y México, guerra que se disputaba por cuestiones económicas y la ampliación del territorio. La guerra contra México, que se vivió entre 1846 a 1848,  estuvo promovida básicamente por los intereses económicos: el algodón, por una parte y las industrias fabriles del norte por otra. Y en el fondo de todo ello, la ampliación de territorios en los que la esclavitud fuera legal, como procedimiento para mantener  la economía norteamericana del momento.

La guerra entre los Estados Unidos y México, materializó las políticas que estaba promoviendo el gobierno estadounidense para la expansión. Antes de este suceso, ya el gobierno norteamericano había dado sus primeros pasos para consolidar su meta, el dominio de las dos costas (océanos atlántico y pacífico, respectivamente) de la parte norte del continente; como ejemplo de su expansión se puede citar la compra del territorio de Luisiana a Napoleón, o la cesión que hizo España de la península de la Florida. Aunque la guerra tiene otras características que los otros dos movimientos no: su carácter beligerante.

Walden-de-Thoreau-Dominio-Publico-1.jpg

Walden de Thoreau

Durante estos años el gobierno de los Estados Unidos buscaba las maneras posibles de llegar al pacífico. El país logró avanzar en su proceso por medio de la negociación con países como Francia o España, pero al llegar a México y negociar su territorio, las cosas no fueron tan fáciles. James Polk, desde 1844, cuando asumió la presidencia, tenía sus ojos en el avance y la conquista del territorio. Polk compartía un pensamiento con la mayoría de los ciudadanos, él consideraba que su expansión era el cumplimiento del destino manifiesto que guiaba el camino de todo el pueblo estadounidense[1], Dios quería que ocuparan esas tierras según lo que creían.

El primer territorio que entró en disputa entre ambos países fue lo que ahora conocemos como el estado de Texas, que pertenecía al gobierno mexicano. Los Estados Unidos realizaron una oferta para la compra de dicho territorio para así poder cambiar la frontera que existía con el gobierno mexicano, el problema radicó en que esta negociación hubiera traído consecuencias nefastas para México, ya que perdía gran parte de su territorio por una suma de dinero que aunque era considerable no la consideraron lo suficiente, por ello México rechaza el ofrecimiento de Polk y de su gobierno.

El 13 de mayo de 1846, las relaciones entre ambos países llegaron a su momento más frágil. El presidente James Polk expone ante el Congreso de los Estados Unidos la declaratoria de guerra contra México, puesto que este último había derramado sangre estadounidense en territorio de los Estados Unidos y aquel comportamiento era una conducta que se debía reprochar. Está declaratoria estuvo llena de mentiras, hasta el punto de que el mismo Abraham Lincoln dijo que era una declaratoria de la cual se debía desconfiar, ya que tenía hechos descontextualizados e incluso confusos. Con esta declaratoria el sentimiento a favor de la guerra fue muy fuerte y aceptado por la población, ejemplo de esto fue que el Congreso llevó voluntarios para la guerra y el mismo pueblo se ofrecía en cantidades para ir y defender las fronteras contra México.

Está guerra trajo consigo los problemas internacionales con México, pero también desbordó muchas tensiones internas de los Estados Unidos, los problemas entre Taylor y Polk es un ejemplo de esto. La población estadounidense estaba en un proceso de migración hacia el oeste, el territorio que se encontraba en disputa. El norte de México no estaba poblado puesto que tenía malas condiciones en lo relacionado con la agricultura, a su vez se relacionaba con lo desconocido y generaba desconfianza en la población; pero con la exploración de los Estados Unidos se establecieron diferentes campamentos para poder interactuar. Entonces se puede ver cómo este territorio en disputa no sólo se ganó por un enfrentamiento militar, donde los Estados Unidos resaltaron, sino por el movimiento de los civiles por el Oeste, ya que consolidaron puntos y enclaves que hicieron que marcarán este territorio más que México, ya que la población de México nunca se interesó por el norte hasta que lo perdió.
 

Henry_David_Thoreau-Dominio-Publico-1.jpg

Walden de Thoreau

Luego de abordar grosso modo el contexto de expansión que vivían los Estados Unidos en esta época, se deben plantear los pensamientos e ideas que tenían y que circulaban en ese momento. Lo primero que hay que decir es que las ideas expansionistas tenían su apoyo en ese estado, es decir, como se puede notar en la declaratoria de guerra que se hizo contra México, son los Estados Unidos quienes promueven las acciones para la expansión de su territorio. La idea tanto estatal como popular que podemos encontrar es la del destino manifiesto, según la población, y los gobernantes, Dios eligió a los miembros de los Estados Unidos a ser los llamados a conquistar el oeste, otro de los aspectos de la divina providencia es enrolar a todos ellos y darles un papel en la construcción de país. Adicionalmente, el rol del estado acá es catalogarse como la civilización que acabará a los salvajes que viven en el oeste, es decir, nos muestra un discurso “civilizatorio” que legitima la expansión. El mayor ejemplo de la divina providencia como eje de la sociedad y de la guerra contra México, es que en 1846 cuando el presidente Polk hizo dicha declaración, en el documento aparece: “under the blessing of the Divine Providence”
Pero al hablar de la influencia de la ideología, y del contexto en que sucedía, se debe hablar de un personaje más que resalta por su concepción y teorización del término frontera; pero que ha hecho que la frontera cambie de concepción y de significado, me refiero a Turner. Frederick Turner fue un pensador de finales del Siglo XIX, el cual es el primero en hablar de frontera y lo hace de tal manera que desde allí está teoría será usada no solo por los estadounidenses. Aunque Turner no es contemporáneo directamente de la guerra con México, sí es un referente que usa lo ocurrido en este conflicto y plantea uno de los términos clave que se vio en la guerra: la frontera, reconociendo que el cambio de límites fronterizos fue uno de los temas del conflicto.

Turner, el 12 de julio de 1893, durante la exposición mundial lee un documento que se volverá hito en la historia de los Estados Unidos, lee “El significado de frontera en la historia americana”. Este documento plasma, como se mencionó antes, una serie de postulados que reflejan lo que pensaba y aceptaba la sociedad de los Estados Unidos. Lo primero que nos dice Turner es que la frontera no puede ser estática, que debe poder modificarse y moverse. Luego dice que los colonos llegaron con una misión en específico, la de consolidar el pueblo americano en estas tierras. Adicionalmente, plantea a la divina providencia, producto del destino manifiesto, como guía del pueblo de los Estados Unidos en su misión de explorar el oeste, ya que todas las comunidades que se puedan encontrar allí son salvajes y  ellos, los colonos, llevarán allá la civilización con la ayuda de Dios. Turner, rescata pilares fundamentales del pensamiento de los Estados Unidos: expansión, destino manifiesto y civilización. Postulados que son coincidentes  lo ocurrido en el conflicto con México, por eso la pertinencia de Turner. “Such would be the happy result of an endeavor to keep as a lair of wild beasts that earth which God, by an express charter, has given to the children of men.” (Turner; 1893).

Ya abordando la vida de Henry David Thoreau, se debe decir que es uno de los grandes pensadores que ha tenido los Estados Unidos.  Nació en 1817 y murió en 1862,  fue naturalista, conferenciante, fabricante de lápices y ensayista. Siempre fue un disidente de los postulados que existían, convencido de la naturaleza y la bondad, buscó cambiar la ética de la sociedad. Thoreau siempre se caracterizó por defender los principios morales de la sociedad. Junto a su amigo Emerson compartían los postulados del respeto, esto se puede evidenciar tanto en las obras de Emerson, como en los diarios y obras de Thoreau.

Uno de los episodios más recordados de la vida de Henry David Thoreau fue en 1846, cuando iniciaba la guerra contra México. El 24 de junio Thoreau fue detenido en Concord por no haber pagado el impuesto al sufragio y negarse a pagarlo, por ello pasó la noche en la cárcel. El impuesto lo tenía acumulado de los últimos seis años, pero él siempre rechazó el pago, ya que no quería apoyar ni ayudar a la guerra que se tenía contra México por parte de los Estados Unidos y tampoco le gustaba incrementar las arcas de un gobierno esclavista, ambas cuestiones, la guerra y el esclavismo, iban en contra de lo que él defendía. Fue en este episodio que surgió uno de los mejores ensayos de occidente sobre la importancia de la conciencia individual.

Desde sus diarios nos podemos dar cuenta que Thoreau tenía como característica que sus ensayos tuviesen una causa inmediata o que fuesen temas de momento. El escrito que surge producto de estas circunstancias es “Resistencia al gobierno civil” o también conocido como: “Del deber de la desobediencia civil”. En dicho ensayo Thoreau usa el lenguaje de la desobediencia y de la no cooperación. Habla de apartarse del gobierno, de retirarse del cargo de ciudadano, de negar pagar impuestos si estos son usados para apoyar la guerra y la esclavitud. Acá se debe decir que este ensayo no defiende la resistencia armada o por la fuerza - ni siquiera hace referencia a esto- sólo en su posterior texto “Walden” utiliza la expresión.

“Del deber de la desobediencia civil” es tanto abolicionista como pacifista, el ensayo va encaminado en contra de dos grandes postulados que gran parte de la ciudadanía, y el mismo estado, aceptaban: contra la guerra y la esclavitud. No es un tratado sobre las libertades o derechos de los individuos, tiene su tinte biográfico, pero no son memorias. En un ensayo donde se muestran los argumentos más fuertes para decirle a la sociedad de los Estados Unidos que lo que hacían no lo aceptaba, y por ello no debía pagar impuestos. La guerra entre México y los Estados Unidos se encuentra en el primer apartado de dicho ensayo. Thoreau se burla de la guerra y del ejército y los describe de la manera más absurda. “El soldado ya no es el estoico reclutado para la batalla de la vida, ya no es un héroe ni un símbolo de valentía, sino una máquina -al servicio de algún jefe de mando sin escrúpulos-.” (Richardson, 2017). Respecto al gobierno Thoreau no lo ve como un gobierno autónomo ni que lo represente. Lo ve como una maquinaria que reprime.

“Thoreau no deja lugar a duda de lo que quiere decir:” Si le he arrebatado injustamente la tabla a un hombre que se está ahogando, debo devolvérsela aunque sea yo quien me ahogue. Este pueblo debe dejar de tener esclavos y de luchar contra México aunque le cueste su propia existencia como pueblo.” (Richardson, 2017). El pensamiento de los políticos siempre fue el de preservar la Unión a toda costa. Incluso años más tarde, la única preocupación de Lincoln como presidente fue básicamente la de no permitir la ruptura de la Unión, ignorando así los demás problemas sociales que se podían encontrar. Acá podemos encontrar un Thoreau, que como se planteó desde el inicio del texto, no pertenece a esta época ni tolera los postulados de la sociedad estadounidense del momento.

Thoreau cambia los argumentos que anteriormente algunos pensadores habían postulado: “Thoreau cambia el énfasis en la lógica y la retórica, para pasar del plano religioso al moral. No es la ley de Dios, sino la conciencia; no es tanto el respeto por la ley, civil o canónica, como el respeto por lo que es correcto, aunque el ensayo tome una bocanada de la ética cristiana.”(Richardson, 2017). Thoreau ni sacraliza la Constitución ni la considera instrumento legal intocable o intachable. Desde el punto de vista de su teoría del gobierno es legítimo sólo cuando alcanza la aquiescencia de los ciudadanos-, está actitud crítica y racional tiene pleno sentido. Acá reafirmamos la premisa inicial, Thoreau es un hijo de otro tiempo, es un hijo cambiado. Se puede evidenciar que también desacraliza la constitución, un documento fundacional de los Estados Unidos, para él no es ni sagrado ni solemne. Thoreau dice que hay algo más allá que la misma constitución y la biblia,  es el respeto.

Pese a no ser publicado sino hasta 1849, los análisis han demostrado que surgió  en la década de 1830 y 1840; este ensayo es consecuencia inmediata de lo ocurrido en 1845 y 1846, de la anexión de Texas, de la guerra contra México, de la intensificación del abolicionismo y de aquella noche en la cárcel en julio de 1846.

En otro de sus principales escritos Thoreau defendió la dignidad y la necesidad de la pobreza, el ascetismo material, la autonomía, la responsabilidad, la amistad, la soledad, el que cada ser humano se baste a sí mismo mental y emocionalmente, la contemplación de la naturaleza y su convivencia lúcida y gozosa. Walden es un texto que surgió en el momento en que Thoerau se fue a vivir a la laguna del mismo nombre. Sin embargo, con lo sencilla y natural que podía ser la vida junto a la laguna, había ciertos aspectos básicos en ella que se negaban a lo simple. Desde el principio, su vivencia en Walden había sido un esfuerzo por descubrir cuales eran las verdaderas necesidades. La vida en Walden fue compleja, en las mañanas se dedicaba a leer y escribir, mientras que en las tardes salí a reflexionar, estaba guardando material para su libro, un escrito donde se pudiera expresar la naturaleza en palabras del hombre que ya no vive en ella.  Se puede decir que Walden también es un ejercicio para demostrar que Thoreau no es de esa sociedad, en sus múltiples ensayos defiende una vida tranquila, respetando al otro, considerándolo como un igual; aspectos que por lo que sucedía en los Estados Unidos como las múltiples guerras tanto internas como externas, demostraban que Thoreau no estaba de acuerdo con la sociedad en que vivía.

Finalmente, se puede afirmar que Henry David Thoreau fue un pensador que le propuso a los Estados Unidos una manera diferente de ver el mundo. Acá pudimos hacer un breve recorrido entre los sucesos más relevantes del Siglo XIX y el proceso de expansión que llevaba los Estados Unidos. Adicionalmente, se analizaron los principales postulados que podemos encontrar en el actuar del gobierno estadounidense, ejemplo de ello la divina providencia.  Acabamos viendo como Thoreau en escritos como sus diarios, Walden y Del deber de la desobediencia civil no contradice todos los aspectos tradicionales de los Estados Unidos.
No se puede decir que en los Estados Unidos, cuando existió la guerra contra México todos se encontraban de acuerdo, acá pudimos ver que aunque estatalmente sí querían y justificaban el accionar  incluso pensadores como Turner tiempo después lo teorizaron. Existió un hombre que no pertenecía allí y por medio de sus letras y sus pensamientos demostró que a las leyes injustas no siempre hay que obedecerlas, él fue Thoreau, como dijo en su ensayo: “Si los obligan a ser agentes de la injusticia, entonces, les digo, quebranten la ley”.

Lo deseable no es cultivar el respeto por la ley, sino por la justicia.
Henry David Thoreau

 


 

Bibliografía

  •  F. J. Turner, The Significance of the Frontier in American History 1893.
  •  Richardson, R. (2017). Thoreau. Biografía de un pensador salvaje. (1st ed.). España: Errata Naturae.
  • Thoreau, H. (2017). Del deber de la desobediencia civil. (2nd ed.). Bogotá: Taller de edición Rocca.
  • Thoreau, H. (2015). Walden (6th ed.). Madrid: Errata Naturae.
  • Polk J. (1846) Proclamation; By the president of the United States of America.

​[1]Ejemplo de lo anterior es el Cuadro de John Gast.

Si esta información fue de su interés puede compartirla en los siguientes medios:

Filtrar por:

Suscribirse a Revista Nova et Vetera

Lectores RSS On-line:

Lectores RSS On-line:

Artículos relacionados:

Con la noticia de la llegada del otrora baterista de los Beatles, Ringo Starr, junto a su All Starr Band a Bogotá, y con el reciente anuncio del line-up de bandas del Festival Estéreo Picnic, se crece la lista de reconocidos artistas internacionales que se presentarán en Colombia el año siguiente. 

Juan Guillermo Jaramillo

Es el primer arzobispo nombrado en la república, recordado por su defensa de la causa patriótica, también, en el Colegio Mayor del Rosario como el Rector fiel al Fundador cuyos restos guardó en la Capilla de la Bordadita.
 

Daniel Guillermo López

Es bien sabido que don Rafael Uribe Uribe fue hombre de vario ingenio y de múltiples empresas. Cabe destacar, ahora, su empleo como agente para Medellín de la librería de Camacho Roldán, al frente de la Librería Colombia (Corporación Cultural Rafael Uribe Uribe, 1998). 

Elkin Saboyá

En Fluctuaciones e historia económica Labrousse constataba para el caso francés de 1789 que “la crisis política da a la crisis social un objetivo político, y la crisis económica da a la crisis política una enorme fuerza social”[1]. En contadas palabras, la crisis política es la oportunidad que sutura y politiza problemas sociales. 

Carlos A. Díaz

Histórico

Ediciones digitales
Ediciones impresas