Buscador Google

Blog del Decano

Blog » Inicio

Lecciones Aprendidas De La Visita De Edvard I. Moser

“Cuando ves a una persona en la cima de la montaña, asumes que siempre estuvo allí. Lo que no sabes son las subidas, y sobre todo las bajadas, que tuvo que enfrentar para llegar allí”.

Cuando contacté a Edvard Moser para que vieniera a Colombia, sabía que estaba tratando con el Premio Nobel de Medicina 2014. Cuando lo despedí en el aeropuerto de Bogotá, me quedé convencido de que, además de eso, y tal vez lo mas importante, es que es un ser humano excepcional.

La primera lección aprendida de Edvard Moser es que, independiente de los honores recibidos, en este caso, en la ciencia el maximo posible, el Premio Nobel, uno debe ser una persona humilde. Con razón decía Miguel de Cervantes en su famoso coloquio de los perros que “La humildad es la base y fundamento de todas las virtudes, y que sin ella no hay alguna que lo sea”.

Moser inició varias carreras y las terminó todas, por eso es licenciado en matemáticas y estadística, neurobiología, y psicología. Nunca desertó de ser un cientifico y lo logró a punta de perseverancia. Nos contó cómo pudo integrar un poco de cada uno de sus estudios, y en su conferencia aprecia uno el trasfondo de todos ellos.

Es un gran observador. En la observación cuidadosa de sus experimentos se encuentra la clave de su éxito. Integrando sus observaciones logró descubir las diferentes células que conforman un sistema de posicionamiento cerebral que lo llevaron a obtener el Premio Nobel de Medicina.

Indudablemente que trabajo en equipo con personas cercanas y distantes. Aprendió de otros la técnica que necesitaba para llegar a conclusiones válidas.

Es un gran comunicador. Alguien sentado al lado mio durante su conferencia me dijo, no sin razón, que eran tan simple la forma en presentar sus resultados que para cualquiera lograr el Premio Nobel lo hacía ver fácil.

En suma, estas son las caracteristicas de un lider y una mas: es agradecido. Trascribo a continuación un aparte de su email enviado después de haberse ido de Colombia en la cual nos agradece el haberlo invitado. Creo que ese agradecimiento debo compartirlos con todos ustedes.

“…Thanks again for the generous hospitality. One of the best scientific trips I have ever made. I return with very warm feelings for Colombia and the people I met there…”

Bogotá, marzo 7 de 2016

Déjenos saber su opinón acerca de este Artículo



Escriba su mensaje



 Security code