Buscador Google

Blog del Decano

Blog » Inicio

Habilidades del siglo xxi, el reto de los docentes

El 28 de agosto pasado, con este título, se publicó en la revista Semana, un artículo en el cual se debatía cómo la educación de los estudiantes no los está preparando para enfrentar los retos laborales y tomaba como base de esta apreciación la palabras de la señora Martina Roth, Directora de Estrategia Global de Educación de Intel, invitada especial a la Cumbre de Líderes en Educación a llevarse a cabo esta semana en Bogotá.

La señora Roth advierte, con alguna razón, que “Las habilidades del siglo XXI, como el pensamiento crítico, resolución de problemas, responsabilidad social y el uso de las herramientas como la tecnología no están incluidas en los currículos ni de las instituciones educativas ni en las políticas de educación de los gobiernos”. Una estudiante al leer esto me ha escrito “con mucho orgullo y felicidad” que ha encontrado que esas son las características del nuevo plan de estudios de medicina del Rosario. Así es.

Ese es el espíritu de la reforma y también a eso nos estamos dedicando en este semestre, con los diferentes programas que conforman la Escuela, para adecuar todos los currículos a las necesidades educativas del siglo XXI que permitan adquirir competencias laborales para ser exitosos en el entorno en que nuestros estudiantes les corresponda trabajar, produciendo siempre bienestar en las poblaciones que intervengan.

Estamos de acuerdo con las apreciaciones del Banco Mundial, referidas también en el artículo, acerca de que “el papel de los profesores debe estar más orientado a procesos que construyan el conocimiento y no tanto a distribuir contenidos verticalmente”. Es lo que se ha denominado enseñar para comprender. Entiendo esto como hacer cosas utilizando el conocimiento previo para resolver problemas nuevos. Eso implica estructurar los procedimientos educativos, no sobre el saber, que es conocer de muchas cosas, sino sobre el comprender, es decir el poner todo en contexto porque los datos sueltos no sirven para nada.

También significa enseñar por resultados del aprendizaje y evaluar en consecuencia. Enseñar por problemas integradores y enganchadores que aglutinen alrededor todas las facetas que presenta el paciente ante su médico o profesional de la salud; la de la enfermedad como una parte biológica pero también la de la enfermedad como un entorno psico-social, cultural e histórico es decir socio-humanístico y de salud pública. Y enseñar en pequeños grupos; esto permite además desarrollar capacidades de liderazgo, comunicación y trabajo en equipo que conducirá inevitablemente a producir agentes de cambio.

Todo esto soportado por una plataforma tecnológica, que en el caso de medicina es la Plataforma Mutis que contiene una e-aula, un e-Currículo y un e-Portafolio.

Tiene razón la estudiante que me escribió al ver que eso es lo que ocurre en su currículo actual y desconoce la señora Roth que aquí estamos cambiando cosas. ¡Ya lo descubrirá!

Bogotá, agosto 31 de 2015

Déjenos saber su opinón acerca de este Artículo



Escriba su mensaje



= five + seven