Buscador Google

Blog del Decano

Blog » Inicio

Esta crisis no ha terminado aún

Veo con preocupación la distensión y el relajamiento de la población, en general, con las normas de bioseguridad para la protección individual y colectiva contra el Covid-19, y la falta de conciencia de algunos sobre los efectos benéficos de la vacunación para lograr, no solo la inmunidad colectiva necesaria, sino para superar de una vez por todas esta tremenda crisis sanitaria.

Si bien el país ha mejorado sus indicadores de número de casos diarios nuevos reportados e igualmente el número de fallecimientos diarios por SARS-CoV-2, estamos lejos de tener un control total del problema y más bien ad-portas de momentos que en el pasado han sido de gran desorden y consecuencias conocidas.

La pandemia por Covid-19 no se ha acabado y falta aún algún trecho para que se acabe; de hecho, el gobierno nacional ha prolongado hasta finales de diciembre el estado de emergencia sanitaria, lo cual quiere decir que las normas actuales siguen vigentes hasta entonces. Ahora, lo que sí es cierto, a mi manera de ver las cosas, es que estamos llegando a un punto de inflexión interesante, el cual debemos procurar que se concrete para poder decir que salimos al otro lado de este problema.

Todo depende de nosotros y, faltando solo tan poco, sería increíble que volviéramos a tener picos como el de la tercera ola que causara más contagios, más muertes y más desolación y, sobre todo, que perpetúe el problema del Covid-19 entre nosotros de manera permanente; esto es epidemiológicamente indeseable, volver endémica una enfermedad tan peligrosa por falta de eliminación total del virus que se logra cortando de una vez por todas con la cadena de trasmisión comunitaria, no puede ser.

Es simple: solo se requiere mantener la bioseguridad a toda costa, en lo que respecta a uso apropiado y permanente de tapaboca que cubra nariz y boca, distanciamiento físico, lavado de manos frecuente, aireación de los espacios cerrados, evitar eventos donde puedan darse aglomeraciones de personas, y promover la vacunación masiva voluntaria antes de que se vuelva obligatoria, lo cual nos llevará a empezar el próximo semestre con la tan anhelada nueva normalidad.

Yo los invito a que este trimestre que queda de este año, procuremos tener una comunidad rosarista de la salud sana y ejemplar en el cumplimiento de estos preceptos y en los resultados que de esta conciencia ciudadana se desprenden.

Nosotros deberíamos ser el paradigma para imitar por nuestra doble condición de rosaristas y conocedores de la salud y de las implicaciones cuando se rompen las normas para evitar la enfermedad.

Falta poco. No desfallezcamos en el esfuerzo final para justificar, de alguna manera, todos estos sacrificios a los que nos hemos tenido que enfrentar con valentía desde marzo 6 de 2020.


Bogotá, septiembre 13 de 2021

Gustavo Quintero Hernández
Decano, Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud

Déjenos saber su opinón acerca de este Artículo



Escriba su mensaje



Is two < than nine? (true/false)