Buscador Google

Colegiatura > Inicio

Colegiales de Número: la tradición de un legado

Ser Rosarista representa un conjunto de cualidades que a lo largo de la historia nos han permitido destacarnos. Somos una de las universidades más antiguas de Colombia; somos autónomos, humanos y críticos de una sociedad que necesita que alguien lo sea. Elegimos a nuestro rector, a nuestros consiliarios, y participamos en las decisiones que se toman en una institución creada por y para los estudiantes. Somos la única universidad que tiene el derecho y deber de elegir su gobierno institucional; representamos esa cuota de rebeldía que en todo sistema establecido parece prudente. Somos el resultado de una lucha constante que mantuvo en pie nuestro fundador: Fray Cristóbal de Torres. Su fortaleza, tenacidad y autonomía, nos permitió, y permite hoy en día, ser uno de los centros educativos más importantes del país y Latinoamérica.

Formalización de los Colegiales: una lucha contra lo establecido

El 18 de diciembre de 1653 el arzobispo de Santa Fe, Fray Cristóbal de Torres, fundó el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Este dominico español, destacado por sus estudios en Teología, la vocación en su docencia  y la fortaleza reformadora con la que vivió, propuso crear una institución educativa diferente a las dos sobresalientes en el Nuevo Reino de Granada: la Universidad Santo Tomás y la Pontificia Universidad Javeriana. Su colegio mayor pronto se convirtió en la Universidad más prestigiosa del Nuevo Reino.

De forma diferente a lo corriente, Fray Cristóbal, con la idea de que quince estudiantes fueran los encargados de elegir al rector, estableció su colegio. Esta decisión trajo conflictos con sus pares dominicos, quienes, con el poder que el rey Felipe IV les daba, lideraban gran cantidad de instituciones sociales y educativas de la época, y no querían que fuera diferente con el nuevo colegio.

Fueron varios años buscando permisos, acuerdos, conciliaciones y caminos para que el modelo que el arzobispo Fray Cristóbal, adoptado de instituciones como la Universidad de Bolonia o la Universidad de  Salamanca, fuera aceptado en el sistema que se había establecido en la época. 10 años después, el rey Felipe IV falla a favor del Rosario. Un arzobispo, con sus recursos, había creado un colegio dirigido, gobernado y organizado por sus propios estudiantes; un sistema de gobierno liderado por quince alumnos que vivían en el Claustro; que elegían cada cierto periodo de tiempo al rector y consiliarios quienes serían los miembros de la junta directiva encargados de manejar los recursos: así se estableció El Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

De igual forma, nuestro fundador propone que el patrono de la institución fuera el arzobispo activo que se encontrara liderando la Iglesia. Cuando el arzobispo cambiara, asimismo cambiaría el patrono del Rosario. Sin embargo, el rey fue quien quedó designado con este papel dentro del Claustro. El patrono es una figura que existe para proteger a una institución, para ver si marcha bien y para ayudarle en caso de que sea necesario.
Lo anterior cambiaría en la época de la independencia. En la formalización de La Republica, el libertador Simón Bolívar propone que todos los patronatos que estuvieran en cabeza del rey, y eran varias instituciones con ese modelo, los iba asumir el presidente de la República, pues fue la figura que lo remplazó. El Presidente de la República se convirtió así en el patrono del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Años después, la Universidad del Rosario seguía liderando al país con su autonomía, nivel académico y dedicación institucional. Así, el espíritu y la condición del Rosario se comenzó a diferenciar de todas las universidades, lo que le permitió su permanencia durante todo el periodo del dominio español.

Los colegiales: un papel fundamental

El Dr. Luis Enrique Nieto, director de la Unidad de Patrimonio Cultural e Histórico de la Universidad del Rosario, describe así a la Colegiatura: “Los Colegiales participan activamente en la vida de la universidad. Ellos eligen al rector y a los consiliarios. Tienen la responsabilidad de mantener un legado y escoger a su gobierno institucional, algo que no pasa en ninguna otra universidad en el país. Cualquier logro de la institución en parte es obra de los Colegiales”.

Y es que los colegiales tienen una responsabilidad muy grande cuando asumen ese rol. Son un órgano de gobierno que tiene la potestad de elegir al rector junto a los consiliarios, y elegir a los consiliarios junto al rector. Adicionalmente, desde 2005, el Colegial Mayor hace parte de la Consiliatura, con voz y voto. Hoy en día, y desde hace unos años, los colegiales participan en los Consejos Académicos de las facultades y escuelas y en muchos de los comités institucionales; por ejemplo, en el Comité de Becas. Los colegiales, a lo largo de los años, han hecho más y más presencia en los órganos y unidades académicas de la Universidad.

La Colegiatura es el perfecto ejemplo de participación estudiantil. Cabe resaltar la particularidad de los Colegiales de Número, el sello Rosarista en sí mismo: una responsabilidad y gran confianza en nuestra juventud.

Proceso de selección: liderazgo y conducta

Para escoger a los Colegiales de Número, cada escuela y facultad elabora y publica las listas de los estudiantes que conforman el tercio mejor calificado y han cursado por lo menos cuatro periodos académicos dentro del programa al que pertenecen. Estos estudiantes deben diligenciar el formato de hoja de vida para que su unidad académica preseleccione un grupo de candidatos para ser entrevistados por el respectivo consejo académico. Después, se realiza una prueba psicotécnica.

El consejo académico de cada facultad o escuela, con la presencia del rector o su delegado, el decano, los representantes de los profesores, de los egresados, del Consejo Estudiantil y de los propios Colegiales, una vez realizadas las entrevistas a los estudiantes preseleccionados, escogen un número determinado de candidatos que pasan a la entrevista final con la Consiliatura, presidida por el rector, la cual selecciona los quince Colegiales elegidos que deben ser consagrados por el presidente de la República en su calidad de patrono del Claustro.

Los quince estudiantes activos que integran la Colegiatura, provenientes de diferentes programas de pregrado, son escogidos como los mejores por sus calidades morales y de conducta y sus especiales condiciones de liderazgo.

El Rosario, con el órgano de la Colegiatura, muestra que siempre ha sido y seguirá siendo una institución de y para los estudiantes. Cargados de ideas, autonomía, voz y humanidad, nuestros estudiantes participan activamente y construyen la Universidad que quieren tener, en la que viven algunos de los mejores años de su vida; que los forma y capacita con un sentido de servicio al bien común, con el sello y los valores Rosaristas.

Requisitos

Si bien todos los estudiantes de pregrado pueden aspirar a ser colegiales, las Constituciones determinan que para ser Colegial el aspirante debe: 
 

  • Reunir altas calidades morales y de conducta
  • Haber cursado estudios regulares por lo menos durante dos años continuos en la Universidad del Rosario
  • Tener un rendimiento académico entre la tercera parte mejor calificada de su curso.


Después de un riguroso proceso de selección por parte de los consejos académicos de las diferentes facultades y escuelas, los Colegiales  necesarios para completar las quince vacantes requeridas por el gobierno universitario son elegidos conjuntamente por el Rector y los Consiliarios.

La institución de la Colegiatura tiene un valor trascendental en la vida universitaria de los Rosaritas, pues son los estudiantes quienes gobiernan la Universidad, con ideas frescas e innovadoras y nuevos retos por alcanzar.
Al ser elegidos colegiales de número, los estudiantes reciben una distinción que los acompañará por el resto de sus vidas y una vez terminen sus estudios de pregrado, dejarán de ser colegiales de número para pasar a ser simplemente colegiales, puesto que este reconocimiento es vitalicio. Adicionalmente, los colegiales de número gozan de beca completa de estudios durante el tiempo que reste del programa académico por el cual fueron elegidos y poseen beneficios adicionales como la exención del pago de los derechos de grado y la posibilidad de realizar una ceremonia de grado privada en el Aula Máxima del Claustro Universitario. 

Funciones

Es importante resaltar que la responsabilidad primordial de estos jóvenes, estudiantes de la Universidad del Rosario, es la elección del Rector y de los Consiliarios. Los Colegiales de Número, junto con los Consiliarios, conforman el Colegio Elector del Rector; y, a su vez, los Colegiales de Número y el Rector, conforman el Colegio Elector de los Consiliarios.

Entre otras funciones y deberes de los Colegiales de número, se encuentran:

  • Conservar aquellas cualidades y virtudes por las que fueron elegidos
  • Mantener su excelencia y responsabilidad académica
  • Cumplir los juramentos realizados el día de su consagración como Colegiales
  • Participar en los Consejos Académicos de cada facultad
  • Desarrollar proyectos en beneficio de los estudiantes y el fortalecimiento institucional
  • Consolidar la comunidad Rosarista
  • Afianzar las políticas de apoyo económico y de incentivos
  • Fortalecer los debates y las acciones para construcción de una mejor: Universidad y país

Integrantes

Daniela Almario Aristizábal

Sergio Mahecha Jaimes

La Colegiatura es el escenario propicio para aprender, equivocarnos y preguntarnos sobre nuestra Universidad. Es un espacio que nos permite aportar a la construcción de la misma, desde una perspectiva interdisciplinaria y crítica. Además, es la oportunidad de honrar los sueños y expectativas de tantos otros Rosaristas que ven en el Colegio Mayor una casa común en la que coexisten una multiplicidad de pensamientos e ideas. La Colegiatura es el voto de confianza depositado en nosotros por todas aquellas personas que construyen desde el Rosario sus proyectos de vida.

Juan Sebastián Bernal Gallo

María Camila Cortés Albornoz

La colegiatura es el más claro ejemplo de verdadera participación estudiantil. Desde la misma fundación de la institución los estudiantes han tenido un papel protagónico en la decisión del porvenir de la universidad. La colegiatura representa los intereses mutuos del estudiantado de todas las facultades y vela por el cumplimiento de nuestros derechos y deberes. En conclusión, la colegiatura evoca nuestra esencia más íntima, Una universidad de y para estudiantes.

María Valentina Charry Padilla

Santiago Millán

Para mí la Colegiatura, más allá de ser un honor y haber sido un sueño que tuve desde primer semestre, significa también un enorme compromiso con la comunidad rosarista y nuestro Colegio Mayor. Ahora más que nunca cada una de las acciones que llevemos a cabo como Colegiales serán en pro para los estudiantes, nuestra universidad y, por supuesto del país. La Colegiatura también significa estar al servicio de los demás, estar dispuestos a dar más de nosotros mismos en busca del beneficio de todos y de contribuir al futuro de nuestra universidad.

María Valentina Charry Padilla

George Samudio

Ser Colegial significa trabajar arduamente por el bienestar de nuestro Colegio Mayor, y de toda la Comunidad Rosarista, en los distintos roles y escenarios donde tenemos participación como estudiantes activos. La Colegiatura es una ferviente muestra de la filosofía “Universitas Scholarium”, en la cual los estudiantes realmente tienen un rol protagonista en la toma de decisiones y en el desarrollo de la vida universitaria. En otras palabras, la Colegiatura representa el lema “de estudiantes y para estudiantes” del cual nos sentimos muy orgullosos.

Ana Gabriela Franco Osorio

Valentina Devis

La Colegiatura representa el gran lema de Nova et Vetera, pues mantiene viva una tradición que le da protagonismo a los estudiantes y que se mantiene constantemente actualizada poniendo en el centro de las discusiones las principales problemáticas. Considero que esta institución es de suma importancia para la Universidad, ya que en ella se materializan los sueños, las metas y las expectativas de los estudiantes sobre cómo vivir cada una de sus vocaciones. La Colegiatura es crucial para nuestra Universidad porque está conformada por estudiantes que deciden, desde que asumen este rol, convertirse en las mejores versiones de sí mismos con el fin de servir completamente a los demás.

Diana Marcela Henao Mesa

Juan Camilo Uribe

La Colegiatura es un espacio más grande que uno mismo como individuo. La entiendo como una oportunidad para trabajar al servicio de una comunidad con el fin de aprender y construir mutuamente. Es, sobre todas las cosas, una responsabilidad de la cual hay que asumir con entera humildad y amor. Es el espacio perfecto para sentir la satisfacción, tranquilidad y felicidad de trabajar por los demás, de trabajar por y para todos. No significa ser el mejor, sino que significa ser mejor para los demás. Es una oportunidad de aprendizaje, de la cual estoy absolutamente agradecido y de la cual entregaré mi entera energía, compromiso y corazón. Es un sueño hecho realidad.

Juanita Hincapié Restrepo

José Manuel Buitrago

La importancia de la Colegiatura radica en enmarcar en una figura los valores y el espíritu del fundador. Desde las Constituciones quedó definida su participación en los diferentes órganos decisorios, es decir, en un miembro activo en la cotidianidad de la Universidad. Juega un papel intermedio entre los estudiantes, los que representa por ser sus miembros parte de ellos, y la esfera directiva del Colegio Mayor, dotándolo de una perspectiva y cosmovisión que se ajusta mucho más a las necesidades de la población estudiantil. Es el reflejo tangible del compromiso de ser una Universidad de los estudiantes y para los estudiantes.

Natali Maldonado Pineda

Ana María Arciniegas

Ser Colegial es una responsabilidad no solo con la Universidad, sino con el país. Es un espacio de construcción, servicio, entrega y amor. Es trabajar por la comunidad Rosarista en pro del fortalecimiento de la misma y de esa forma transformar realidades. Ser colegial es ser voz de la comunidad, es ver las necesidades que tiene el país y en especial la universidad y ser parte de la transformación de las mismas en proyectos, acciones y sueños.

Sebastián Giraldo Luque

William Andrés Rojas

La Colegiatura es la materialización de un sueño que conlleva a un gran honor y aún más, una gran responsabilidad, significa tener 366 años de historia sobre los hombros para participar activamente del gobierno de nuestra Universidad, teniendo la oportunidad de disponerse a servir con plena humildad a toda la comunidad Rosarista.

Johan Andrey Ortega Hernández

Juan Esteban Molina

La Colegiatura es un organismo que le permite a los estudiantes abanderarse del desarrollo y rumbo de nuestra universidad. La colegiatura permite fortalecer los procesos institucionales y consolidar el sentido de pertenencia por nuestra alma mater. Es un ejercicio que implica una alta responsabilidad ya que al ser un estudiante como cualquier otro nos vemos como colegiales siempre en el deber de aspirar a un bien común antes que el particular defendiendo que el Rosario sea siempre una universidad de y para estudiantes.

Miguel David Quintero Consuegra

Catalina Sofía Sánchez Melo

La Colegiatura es una experiencia emocionante, exigente y realmente enriquecedora. Para mí, representa la oportunidad perfecta para poner al servicio del bien común todo lo que soy. Es un proceso extraordinario que me permite acercarme más a nuestra alma mater, donde los estudiantes tenemos un rol fundamental y es el de construir juntos un proyecto excepcional.

Felipe Quintero García

Germán José Medina Rincón

Para mí la Colegiatura personifica la consigna que ha representado a la Universidad a través de los siglos, y me refiero a Nova et Vetera. Siempre nueva siempre antigua, una frase que caracteriza la investidura del Colegial, quien tiene la labor de actuar acorde con la loable esencia del Rosario y que de igual forma ha de ser agente de cambio en el mundo actual, concatenando de esta manera el nada despreciable peso de la historia con la ostensible responsabilidad para con la Universidad misma y la sociedad.

Juanita Hincapié Restrepo

Juanita Hincapié Restrepo

La colegiatura siempre fue un sueño para mí, la vi siempre como mi mayor utopía. Hoy siendo Colegial de Número puedo decir que la Colegiatura es la mezcla de tres cosas: responsabilidad, empoderamiento y servicio. Durante más de tres siglos la Universidad ha depositado su confianza en los estudiantes y poder ser partícipe y depositaria de esa confianza me hace sentir absolutamente honrada.

Ana Gabriela Franco Osorio

Ana Gabriela Franco Osorio

La Colegiatura representa una gran oportunidad de servicio que va de la mano con el papel activo que tiene el estudiante en la Universidad del Rosario. Igualmente, es un reto personal debido a que trae consigo la responsabilidad de conocer la institución como un todo; así como la de dejar en alto el nombre de esta tradición tan simbólica.

Luís Octavio Tierradentro García

Paulina Franco Gartner

La Colegiatura es la materialización de un sueño que hoy es una realidad. Significa todo el amor que siento por la universidad del Rosario, por su historia y por la motivación de asumir una responsabilidad llena de experiencias. Realmente encontrar las palabras para describir los aprendizajes durante el proceso de elección se quedan cortas, hacer parte de la colegiatura es un honor que representa de manera clara la confianza y el rol fundamental de los estudiantes en la institución. Más que adquirir un título, se adquiere un nuevo estilo de vida lleno de retos, retos que a su vez enriquecen nuestra vida profesional y personal, que se cumplen por la pasión y el compromiso hacia nuestra amada universidad.

Galerías Fotográficas

Colegiatura

Posesión Consiliatura 2019

Colegiatura

Posesión Alejandro Cheyne - 2018

Colegiatura

Elección rector Alejandro Cheyne - 2018

Colegiatura

Consagración Colegiales 2018

Colegiatura

Consagración Colegiales 2016

Colegiatura

Ceremonia de posesión Consiliarios 2015-2019

Colegiatura

Posesión rector José Manuel Restrepo - 2014

Colegiatura

Consagración de Colegiales 2013

Colegiatura

Consagración de Colegiales 2012

Colegiatura

Consagración de Colegiales 2010

     

Integrantes

Daniela Almario Aristizábal

María Alejandra Bermúdez Bretón

Programa de Relaciones Internacionales

Pasión y disciplina me trajeron donde estoy y me guiarán siempre. Dios me puso aquí para servir con gratitud y humildad, pues la responsabilidad que conlleva la Colegiatura es infinitamente mayor que la distinción en sí misma; para mí significa compromiso, firmeza de criterio, aprendizaje y entrega.

Juan Sebastián Bernal Gallo

Sebastián Bernal Gallo

Programa de Medicina

Para mí, la colegiatura ha sido una de las experiencias más gratificantes y memorables de mi vida. Más allá de esa llamada tan anhelada y cargada de emoción que anunció el nombramiento o de aquella ceremonia sublime en la cual se nos otorgó la responsabilidad de servir a nuestra comunidad, la colegiatura me dio una nueva visión de mi Universidad y me otorgó la oportunidad de enamorarme mucho más de ella.

María Valentina Charry Padilla

María Alejandra Correa Barrera

Periodismo y Opinión Pública

Me atrevería a decir que, más que un logro o una finalidad, contemplo la Colegiatura como un proceso de aprendizaje. Es una responsabilidad que sólo ha logrado enriquecer mi percepción de la institución y de mis capacidades, es la oportunidad para retribuirle a la Universidad y a mí misma, es un honor inherentemente significativo e inestimable.

María Valentina Charry Padilla

Vanessa Cotes Torres

Administración en Logística y Producción

Ser Colegial ha sido descubrir más, la grandeza de mi universidad, sus instituciones y su historia. Me ha brindado la oportunidad de compartir momentos extraordinarios con personas maravillosas, que tengo el privilegio de llamar amigos. He aprendido qué ningún reto es demasiado grande y trabajar por esto que tanto quiero. Gracias Dios por esta bendición.

Ana Gabriela Franco Osorio

Ana Gabriela Franco Osorio

Programa de jurisprudencia

La Colegiatura representa una gran oportunidad de servicio que va de la mano con el papel activo que tiene el estudiante en la Universidad del Rosario. Igualmente, es un reto personal debido a que trae consigo la responsabilidad de conocer la institución como un todo; así como la de dejar en alto el nombre de esta tradición tan simbólica.

Sebastián Giraldo Luque

Sebastián Giraldo Luque

Administración en Logística y Producción

La colegiatura es una oportunidad de aprendizaje personal y compromiso con la sociedad. Trabajamos por el futuro de nuestra universidad y representamos la tradición de nuestro modelo único de gobierno que siempre destacará la intención de ser una institución de estudiantes y para estudiantes.

Diana Marcela Henao Mesa

Diana Marcela Henao Mesa

Periodismo y Opinión Pública

Ser Colegial ha sido una experiencia invaluable, un honor y una gran oportunidad para aprender, exigirme, agradecer y retribuir.  La Colegiatura me ha abierto el panorama acerca de la Universidad y de la vida, me ha permitido conocer personas maravillosas, trabajar en equipo, participar en las decisiones de la institución y crecer interiormente. Ha sido una oportunidad para comprender el valor de ser rosarista.

Juanita Hincapié Restrepo

Juanita Hincapié Restrepo

Programa de Jurisprudencia

La colegiatura siempre fue un sueño para mí, la vi siempre como mi mayor utopía. Hoy siendo Colegial de Número puedo decir que la Colegiatura es la mezcla de tres cosas: responsabilidad, empoderamiento y servicio. Durante más de tres siglos la Universidad ha depositado su confianza en los estudiantes y poder ser partícipe y depositaria de esa confianza me hace sentir absolutamente honrada.

Natali Maldonado Pineda

Natali Maldonado Pineda

Administración de Negocios Internacionales

La colegiatura, sin duda alguna, es un honor que conlleva una gran responsabilidad con nuestra universidad y el país. Es sinónimo de SERVICIO en el que prima por encima del bien propio, el bien común; un compromiso que se adquiere para el resto de nuestras vidas como Rosaristas demostrando en nuestro actuar el espíritu y valor de nuestra alma mater. ¡Es una bendición, un gran sueño!

Johan Andrey Ortega Hernández

Johan Andrey Ortega Hernández

Programa de Economía

La Colegiatura representa en gran parte la mística y la esencia que ha guardado la Universidad del Rosario desde hace 365 años, dónde somos los estudiantes quienes con el Nova aportamos a la continuidad y mejoramiento del Vetera. Ser Colegial es para mí un honor y sobre todo una gran responsabilidad para con mi alma máter y para con mi nación, entre otras cosas, porque los hijos de este Colegio Mayor han sido históricamente los llamados a construir un mejor país.

Miguel David Quintero Consuegra

Miguel David Quintero Consuegra

Programa de Medicina

La Colegiatura significa muchas cosas, dentro de ellas: un sueño hecho realidad que tuve desde el primer día que entré a clases, pero además de eso un compromiso trascendental con la Universidad y el país, de representar el espíritu rosarista en todos los ámbitos y ser garantes que los jóvenes participamos activamente en la construcción de la sociedad.

Felipe Quintero García

Felipe Quintero García

Programa de Jurisprudencia

La colegiatura de número representa una de las tradiciones que representan nuestra alma Mater, desde su fundación ha sido uno de los pilares del gobierno de nuestra institución. Ser colegial de número significa reflejar el espíritu rosarista sin excepciones, el amor y la pasión por la institución y la excelencia tanto académica como personal.

Ana María Reyes Rozo

Ana María Reyes Rozo

Programa de Terapia Ocupacional

Es la oportunidad de mantener vivo el Espíritu Rosarista que llevamos como grupo, esta bendición y honor permite continuar trascendiendo lo interdisciplinario para velar por el bienestar de la universidad, una responsabilidad otorgada por nuestro fundador.

María Alejandra Soler Rangel

María Alejandra Soler Rangel

Programa de Jurisprudencia

Ser Colegial de la Universidad del Rosario significa muchas cosas para mí. Es una bendición y un gran privilegio, pero sobre todo se trata de una oportunidad de retribuir en algo a este Colegio Mayor. De construir una Universidad de estudiantes para estudiantes. Las Constituciones han puesto en cabeza de los colegiales una responsabilidad única y muy valiosa. Una responsabilidad para la que hay que estar a la altura. Por eso, ser Colegial es un reconocimiento y un voto de confianza que no se puede defraudar.

Luís Octavio Tierradentro García

Luís Octavio Tierradentro García

Programa de Medicina

La Colegiatura es la máxima expresión de la pasión rosarista impregnada en sus estudiantes. Ser Colegial de Número no solamente representa un gran honor, sino que exige el más grande compromiso con una loable Institución que se mantiene viva desde los tiempos de Fray Cristóbal.

Integrantes

Daniela Almario Aristizábal

Daniela Almario Aristizábal

Programa de Jurisprudencia

“Este reconocimiento es una de las distinciones más altas que un Rosarista puede aspirar a tener, por eso para mí es un grandísimo honor al cual le seré fiel y al cual honraré ante todo”.

Lina María Ascencio Riveros

Lina María Ascencio Riveros

Programa de Filosofía

“La Colegiatura significa la posibilidad de poder aportar a la Universidad el Rosario desde la posición de estudiante. Ese es el sentido de la Colegiatura: desde el estudiantado aportar a los que han estado al lado formándonos, tanto docentes como estudiantes”.

María Valentina Charry Padilla

María Valentina Charry Padilla

Programa de Psicología

“Este es un reconocimiento al amor que tengo por la Universidad y al compromiso que he adquirido con ella. Significa un momento muy especial para mi vida y de mis familiares, y para el futuro que deseo tener al lado de la Universidad”.

Esteban Cruz Rodríguez

Esteban Cruz Rodríguez

Programa de Ciencia Política y Gobierno

“Este reconocimiento implica una gran responsabilidad, que conjuga tres valores: la humildad, la sencillez y la sagacidad, para poder liderar las políticas que se están encaminando para el bienestar universitario”.

Laura María Duarte Montoya

Laura María Duarte Montoya

Programa de jurisprudencia

“Significa un gran honor poderle servir a la Universidad, ser grata frente a todo lo que me ha dado. Es un orgullo poder estar acá y representar a todos los estudiantes. Creo que es un regalo de Dios, poder servirle a la Universidad de la mejor forma y en todo momento, porque el Rosario es mi casa”.

Silvia Paola Franco Galvis

Silvia Paola Franco Galvis

Programa de Jurisprudencia

“Aún en último semestre me da la oportunidad de devolverle algo a la Universidad que me dio tanto en estos 4 años y medio que he estado acá. Siento que así sea en este poquito tiempo podré poner todos mis esfuerzos para ayudar a que la Universidad siga creciendo”.

Ginary Tatiana Gutiérrez Robledo

Ginary Tatiana Gutiérrez Robledo

Programa de Jurisprudencia

“Hoy estamos haciendo historia. Hace más de 200 años no habíamos tenido una representación afrodescendiente dentro de la colegiatura, y esta vez somos dos. Planeamos ser una colegiatura unida, independiente, diversa, que pueda representar verdaderamente todo lo que tiene el Rosario y que pueda construir hacia futuro una mejor Universidad; no solo para nosotros sino para las siguientes generaciones”.

Juan Sebastián Martín Saavedra

Juan Sebastián Martín Saavedra

Programa de Medicina

“Desde que escuché la figura de Colegial en la Universidad, me pareció un reconocimiento maravilloso. Por eso hoy parece de ensueño estar aquí; es muy importante para mí y me cuesta creer que he llegado tan lejos”.

Carlos Antonio Mesa Guerra

Carlos Antonio Mesa Guerra

- Programa de Economía -Programa de Ciencia Política

“Es un reconocimiento no solo a mi trayectoria y al desempeño sobresaliente, sino también es una responsabilidad muy grande de acompañar la labor que está haciendo la Universidad en mejorar su formación docente y su planta física. Yo creo que como colegiales es una etapa de nuestra vida en la cual le podemos seguir aportando para generar una Universidad enfocada al conocimiento, con grandes valores, conservando la tradición Rosarista, pero sobre todo diversa dentro de sus estudiantes”.
 

Santiago Rico Ramírez

Santiago Rico Ramírez

Programa de Economía

“Siento profunda gratitud de haber podido servir a esta Universidad durante todos estos años, y es muy grato para mí poder seguir haciéndolo porque el cariño que le tengo es muchísimo. Y sé que esta Universidad a pesar de sus 360 años nunca dejará de ser nueva, y es precisamente porque la gente que lo conforma sigue con un espíritu Rosarista que lo impulsa hacia el futuro”.

Juan Sebastián Rodríguez Gualdrón

Juan Sebastián Rodríguez Gualdrón

Programa de Administración de Negocios Internacionales.

“La colegiatura representa un compromiso con esta institución y con el país. Empezar a entender que desde la educación es posible generar transformaciones, que actualmente son clave para enfrentar un posconflicto y para empezar a vivir una nueva etapa en la historia del país”.

Valery Tatiana Rozo Hernández

Valery Tatiana Rozo Hernández

Programa de Terapia Ocupacional

“Este proceso ha transformado mi vida en un crecimiento personal y profesional, donde ganas habilidades y también eres capaz de saber quién eres tú y de empoderarte. Ha sido un proceso de entender que aunque somos 15, somos un cuerpo bien articulado que trabaja unido en pro de la Universidad”.

Sandra Marcela Saade Lemus

Sandra Marcela Saade Lemus

Programa de Medicina

“La Colegiatura ha representado un orgullo a nivel personal. Y a nivel holístico es muy bonito estar vinculado el resto de tu vida al alma mater. Es una relación diferente con tu Universidad y con el país, y eso me llena de emoción y alegría”.

Melissa Sasson Beltrán

Melissa Sasson Beltrán

Programa de Negocios Internacionales

“La colegiatura significa dejar de ser una unidad para convertirme en un colectivo, y seguir luchando por todos aquellos estudiantes a los que represento hoy. Agradecer siempre al Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario por habernos formado tanto en educación como en valores”.

Klarem Marelby Valoyes Gutiérrez

Klarem Marelby Valoyes Gutiérrez

Programa de Periodismo y Opinión Pública

“Es una oportunidad para difundir y llevar sobre nuestros hombros el espíritu Rosarista a todas las esferas académicas de nuestra institución. Es una oportunidad para retribuirle a la Universidad todo el esfuerzo que hace para formar líderes que se preocupen por el bienestar de la sociedad. Creo que es una bonita forma de poder representar a nuestros compañeros, y mostrar que los estudiantes podemos hacer mucho por nuestra Universidad”.