Guía de servicios

Hacia dónde llevar la estrategia para el

control del COVID-19 en Colombia:

Recomendaciones de la Universidad del Rosario

Las Facultades de Economía y Jurisprudencia y la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la institución presentaron un documento que plantea 74 recomendaciones para el manejo de la pandemia.

La Universidad del Rosario presentó el documento “Entre Picos y Valles. Hacia donde llevar la estrategia para el control del COVID-19 en Colombia”, en el que plantea una serie de recomendaciones para ayudar a mejorar la implementación del Plan Nacional de Vacunación (PNV) y contener los efectos mortales del COVID-19 y sus secuelas, teniendo en cuenta la reactivación socioeconómica del país. Además, hace una reflexión sobre la estrategia para el manejo de la pandemia.

Este análisis liderado por el rector Alejandro Cheyne y el apoyo de las Facultades de Economía y Jurisprudencia y la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la institución, se socializó en el marco del foro Peligros de bajar la guardia frente al Covid-19, que organizó la Centro de Diálogo de la Universidad del Rosario.

Este análisis fue desarrollado por las Facultades de Economía y Jurisprudencia y la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la institución, y se socializó en el marco del foro Peligros de bajar la guardia frente al Covid-19, que organizó la Centro de Diálogo de la Universidad del Rosario.

Recomendaciones desde la salud

Gustavo Quintero, decano Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, dijo que “es necesario seguir trabajando en el Plan de Vacunación que ha ideado el Gobierno Nacional y que ha sido exitoso. Para eso se requiere comprar más vacunas, no solamente para completar el plan, sino para terceras dosis para grupos poblacionales específicos que ya se comienzan a anunciar y también para refuerzos para los ya vacunados”.

“Hay que evitar el desabastecimiento, pues es muy costoso dejar apagar el aparato de vacunación cuando se estaba vacunando a buen ritmo y volverlo a prender. Por eso recomendamos apoyar decididamente la liberación de patentes para poder entrar de nuevo a la fabricación de vacunas como país, en lo cual fuimos recientemente líderes del continente. Ante la perspectiva que existe que el COVID-19 se vuelva endémico, esta es una alternativa que hay que rescatar: producir vacunas”, señaló Quintero.

Otro tema importante son las personas que no se quieren vacunar. Sobre este grupo habría que hacer estrategias diferenciadas de comunicación e información para promocionar la vacunación, focalizadas en las razones que se expresaron en la Encuesta Vacunación y reactivación: ¿Qué opinan los colombianos? para no quererse vacunar, como son la desconfianza de la vacuna, el miedo a contagiarse de COVID-19, entre otros.

Recomendaciones

desde lo económico

Carlos Sepúlveda, decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario, dijo que el documento contempla recomendaciones de tipo presupuestal, es decir, los recursos que se necesitan, no solo para disponibilidad permanente de vacunas, sino para seguir fortaleciendo una estrategia de testeo permanente, fortalecer el sistema de salud e impulsar el proceso de innovación y desarrollo a futuro.

Ante eventuales picos complejos, se recomienda revisar los protocolos, reglas y mecanismos de coordinación para las restricciones de movilidad y de la actividad económica. “El país vivió unas restricciones muy fuertes con consecuencias sociales y económicas profundas. Es importante prepararse para saber qué medidas son óptimas en un eventual nuevo pico”, comentó.

Otro aspecto a tener en cuenta son acciones que le apunten a las diferentes asimetrías sociales que se evidencian en los distintos costos que se incurren por culpa de la pandemia. Modificar el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF), por ejemplo, que hoy en día reciben los propietarios de las empresas y no los hogares más pobres. Este programa tenía sentido si se lo aplicaba durante unos cuantos meses, pero si se piensa ampliarlo debería modificarse, anotó Sepúlveda.

Recomendaciones desde lo jurídico

José Alberto Gaitán, decano Facultad Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, resaltó la adopción efectiva de políticas públicas y estrategias. La generación de incentivos positivos para fomentar la vacunación. Por ejemplo, en el caso de empleados públicos sería un día compensatorio, descuentos en algunas tasas por servicios como la expedición de pasaportes, incluso, de la mano del comercio, generar una serie de fórmulas de descuentos especiales para quienes se vacunen.

“Consideramos que se tenga en cuenta la inclusión de otros actores en el Plan de Vacunación, como los gestores farmacéuticos. Es evidente, y así resulta de los estudios que se han adelantado en algunos municipios, que se reportan fallas en la logística de la distribución y aplicación de las vacunas. Estos gestores farmacéuticos pueden ser de gran ayuda para mejorar los resultados, tienen experiencia en la distribución de medicamentos, insumos y dispositivos médicos en el país”, comentó.

Para el decano, el fortalecimiento de medidas alternativas y complementarias a la vacunación para combatir el virus es otra política que debe adoptarse. En ese sentido, el trabajo remoto, políticas coherentes y efectivas en materia de movilidad entrante, ampliación y fortalecimiento de protocolos de bioseguridad y lo que tal vez es más importante y en lo que se genera más debate, reglamentar aquellas actividades y profesiones que por el riesgo epidemiológico que comporta, requieren que quienes laboran en ellas necesariamente deben vacunarse.

“Estamos hablando de las IPS, incluso de colegios y universidades, hoteles, restaurantes. También creemos que es preciso promover la adopción de acuerdos y protocolos uniformes a nivel nacional con autoridades regionales y locales, y a nivel internacional a través de organismos como la OMS para efectos de enfrentar situaciones como las derivadas del COVID en temas de prevención, planificación y, lo más importante, la adopción de acciones concertadas, coherentes, efectivas y pertinentes”, explicó Gaitán.

El documento “Entre Picos y Valles. Hacia donde llevar la estrategia para el control del COVID-19 en Colombia” de la Universidad del Rosario, con las 74 recomendaciones que plantea la institución, se puede consultar y descargar Aquí

Alejandro Cheyne, rector:

“La pandemia del Covid-19, ha sido un detonante de afectaciones personales, sociales, políticas y económicas a escala mundial. La pandemia y los riesgos que representa para la salud de la población, implicaron adoptar medidas para prevenir el contagio del virus y frenarla mortalidad”.

“La Universidad del Rosario, consciente de su misión fundamental a la hora de enfrentar los desafíos que afectan el futuro de nuestra sociedad colombiana, ha participado de manera activa desde diferentes proyectos para hacer frente a este desafío de la pandemia”.

“En el documento se encontró que, para lograr el impacto esperado con la vacunación, es necesario un programa sostenible, que en Colombia implica, mínimo, la aplicación de 350.000 dosis diarias y de forma sostenida, para lograr la inmunidad colectiva a través de la inmunización por la vacunación”.

“Hay un deseo de los colombianos por retornar a la “normalidad”, pero sin desestimar nuevas modalidades de interacción, pues en categorías como la educación el modelo mixto y el virtual sumaron una aceptación de más del 50% en algunos casos“.

“En actividades como el sector laboral y la educación, la mayoría de personas están de acuerdo con la exigencia del carné, pero en estos casos la cifra de personas que se oponen aumenta y se acercan al 23%“.

Andrés Mompotes, director Casa Editorial El Tiempo:

“Es crucial en esta fase de la lucha contra la pandemia, entender cuáles serán los siguientes pasos, dónde están los retos y los desafíos que debemos afrontar como sociedad colombiana, ahora que estamos encarando la reactivación”.

“Estamos a corte de 19 de septiembre de este año, con un resultado de más o menos 38 millones y medio de vacunas aplicadas de las cuales, realmente las que tienen el esquema completo son alrededor de 16 millones de personas en Colombia, es decir, el camino muestra unos avances muy esperanzadores respecto a lo que vimos en nuestro primer foro”.

“Es todo un reto pedagógico para lograr que las personas se vacunen”

María Paula León, coordinadora de proyectos de la fundación alemana Konrad Adenauer:

“La vacunación, es un asunto de gran relevancia para la reactivación económica de todos los países y tenemos que ver cómo ya todos los países empiezan a pensar en sanciones o en incentivos o en restricciones para las personas que deciden no vacunarse”.

“En la KAS, consideramos que la vacunación obligatoria es un tema sensible, porque pone en contraposición dos principios fundamentales: la obligación del Estado de proteger a todos sus ciudadanos y la libertad del ser humano. Esperamos que con este evento, con los resultados de la encuesta de Cifras y conceptos, con las recomendaciones que propone hoy la Universidad del Rosario, y todas las conversaciones que tengamos en los paneles de la jornada, podamos tener mayor claridad”.

“En la KAS estamos convencidos de que es mejor convencer que obligar, aunque convencer lleve más tiempo y una inversión de recursos, siempre será mejor optar por convencer”.

César Caballero, gerente de Cifras y Conceptos

“El tapabocas debe continuar exigiéndose de manera obligatoria una vez la persona complete el esquema de vacunación y es mayoritario, el 84% de los colombiano consideran que sí debería seguir siendo obligatorio”.

Gustavo Quintero, decano de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud

“Es necesario seguir trabajando en el esqema de vacunación que ha ideado el Gobierno Nacional. Para eso se requiere de la adquisición de más vacunas, no solamente para completar el plan de vacunación, sino para terceras dosis para grupos poblacionales específicos”

“Hay que evitar el desabastecimiento, porque el sistema de vacunación colombiano ha demostrado una eficiencia superior, y es muy costoso dejar apagar el aparato de vacunación cuando se está avanzando a buen ritmo y volverlo a prender”.

“Hay que generar estrategias de maneras muy ingeniosas, para aquellas personas que por cualquier razón de desconfianza no quieren vacunarse, ya sea incentivos materiales directos, para generar comportamientos mediante un sistema de recompensas y no de sanciones o indirectos como el anuncio de vacunación en Bogotá en Transmilenio, que simplifique el proceso a la gente”

“Nada habrá concluido, hasta que todos estemos vacunados. De manera que la estrategia está en nuestras manos”

Carlos Sepúlveda, decano de la Facultad de Economía

“En este ejercicio de reflexión que hicimos en la Universidad del Rosario, las recomendaciones económicas se enmarcan en tres grandes grupos. 1. Recomendaciones de tipo presupuestal, 2. Ante eventuales picos revisar las restricciones de movilidad y de la actividad económica, 3. Acciones que le apunten a las diferentes asimetrías sociales que observamos en los costos que incurrimos por culpa de la pandemia”.

“Se necesita con urgencia garantizar el regreso a la presencialidad”.

“La creación de empleo no va de la mano con la reactivación económica, es un aspecto que reacciona mucho más lento. Debemos hacerle frente porque tiene impacto en la desigualdad, en la pobreza, en la inseguridad, en la confianza y en el crecimiento”.

“Debemos darle la priorización al regreso presencial a las clases, porque hay que recordar el impacto que tuvo en los niños las medidas de confinamiento, en términos de asistencia escolar efectiva y en pobreza multidimensional”.

Alberto Gaitán, Decano de la Facultad de Jurisprudencia

“Desde el punto de vista jurídico, más que la adopción de regulaciones, se trata de la generación efectiva de políticas públicas y de estrategias en aspectos como la generación de incentivos positivos para incentivar la vacunación”.

“Consideramos importante que se tenga en cuenta en esta nueva etapa de eliminación del virus la participación de otros actores en lo que es el plan de vacunación, tales como los gestores farmacéuticos, para evitar fallos en la distribución y aplicación de vacunas”

“Se deben reglamentar aquellas actividades y profesiones que por el riesgo epidemiológico requieren evidentemente que quienes laboran en ellas necesariamente deban vacunarse, hablando de las IPS, incluso de colegios y universidades, hoteles y restaurantes”.

Nancy Patricia Gutiérrez, consejera presidencial para derechos humanos y asuntos internacionales

“En este momento la vacunación no es obligatoria, sin embargo, sabemos que se ha enfrentado una limitación de vacunas efectivas, y necesitamos que avance el plan de vacunación para todas las personas priorizadas”

Viviane Morales, Ex Fiscal General de la Nación

“Lo primero que pienso es por qué estamos discutiendo sobre la obligatoriedad de la vacunación, si ya sabemos que en la cultura de los estados ya hay vacunación obligatoria, de patologías mucho menos peligrosas, menos contagiosas que el covid-19. Usted no puede llevar a un niño al colegio ni a primaria sin que presente la vacunación contra la polio, el tétano, etc”.

“Hoy nos enfrentamos a un fenómeno de desconfianza que genera desonocimiento y desinformación, que circula irresponsablemente, otro el debilitamiento de la autoridad pública, que impide reglamentar y autorizar la vacunación obligatoria, que a mi juicio es totalmente posible, desde el punto de vista jurídico y constitucional”

“Soy partidaria de las restricciones mediante un carné, para hacerlo mediante la legislación, mediante una ley, para imponer el acceso a trabajos, como ya se ha hecho en Estados Unidos y en Europa”