Buscador Google

Epigrafía Rosarista

El sabio Caldas

El sabio Caldas, nació en Popayán en 1768. Estudió en el Seminario de su tierra y se doctoró en Derecho en el Colegio del Rosario, a los 20 años de edad. Francisco José de Caldas fue considerado uno de los primeros cientificos de la Nueva Granada. Fue miembro de la segunda generación de ilustrados hispanoamericanos, además fue llamado "el Sabio".

Mostró desde niño gran interés por las matemáticas, las ciencias físicas y la astronomía. Tras cursar estudios en su tierra natal, se trasladó a Santafé y se graduó como jurista sólo para dar gusto a su familia, pues pronto regresó a Popayán y decidió dedicarse a lo que más le interesaba: la astronomía, las matemáticas y las ciencias físicas.

Ninguna leyenda del claustro ha hecho más carrera que la del jeroglífico presuntamente dibujado por Francisco José de Caldas en 1816, cuando “por esta escalera descendió de la prisión al patíbulo para ascender en la inmortalidad”, según la bella frase que Monseñor Carrasquilla perpetuó en el mármol. Algunos le atribuyeron el “garabato” al prócer Joaquín Camacho, aquel símbolo del que se empezó a hablar desde 1872, y que sería la letra zeta del alfabeto griego y que podría decir ¡Oh larga y negra partida! El organismo oficial rector de la ciencia y la tecnología tiene hoy como logotipo ese signo, que ha llegado a ser inseparable del recuerdo del sabio mártir. Murió en octubre de 1816.