Buscador Google

Epigrafía Rosarista

Tumba de Mutis

Mutis fue entonces un heredero del Renacimiento, de curiosidad insaciable, divulgador de la ciencia moderna: un verdadero apóstol del conocimiento y como tal una guía para la juventud rosarista que hoy está viviendo una universidad de docencia que hace investigación. Igualmente imparte una lección al país que no acaba de comprender que sin ciencia no puede haber desarrollo. 

Debido a la larga trascendencia de un personaje que marcó historia en Colombia, en la Capilla de La Bordadita de la Universidad del Rosario se encuentra la tumba y los restos mortales del Sabio José Celestino Mutis.

Llegó allí luego de descubrir su tumba en el templo de Santa Inés en 1957, cuando se realizaban trabajos de demolición decretada por las autoridades del Distrito. 

Se encontró una fosa de 2.10 metros de largo por 90 centímetros de ancho y 1.30 metros de profundidad. Un acabado ataúd de madera con envoltura interna de latón dejaba ver de un extremo un mechón de pelo blanco amarillento y del otro unos zapatos de cuero adornados de hebillas metálicas.

Se construyó en  el Rosario, escenario de sus grandes aportes académicos,   un monumento funerario en mármol oscuro para ennoblecer sus restos y su memoria . Aparece la figura de Mutis en el medallón central, además, se muestra al sabio en labores docentes y botánicas. En la parte inferior aparece la “Mutisia”, planta denominada así por Linneo en homenaje a José Celestino Mutis.