Buscador Google

Transformation 'CMS.MenuItem.menuPrincipalPiramideVisual' not found.

La Pirámide visual
Evolución de un instrumento conceptual

Capítulo 7

Berkeley y la deconstrucción irlandesa o de cómo se desvanecen castillos construidos en el aire

René Magritte. La llave de los campos, 1936. Madrid: Museo Ahyssen-Bornemisza


En esta fase nos ocupamos de los poderosos argumentos de George Berkeley dirigidos contra el núcleo firme del programa de investigación. Mostramos que tales argumentos ponen en entredicho el presupuesto de una mediación rectilínea entre objetos externos y el aparato ocular. Mostramos que las ideas de Berkeley debilitan la creencia en los sensibles comunes y favorecen una tesis de la heterogeneidad sensorial. También nos interesa mostrar cómo emerge una teoría semiótica de la percepción visual.

Figura 1. Formación de imágenes reales (pinturas)
Instrucciones: Los puntos A y O se pueden desplazar a lo largo de una línea horizontal imaginaria y con ello cambiar la ubicación del objeto AB o el orificio de la cámara obscura O. El punto B se puede desplazar a lo largo de una línea vertical imaginaria y con ello cambiar la altura del objeto AB. Observe el comportamiento de la imagen A’B’.


Figura 3. Evaluación de distancias
Instrucciones: El punto A se pueden desplazar libremente y con ello cambiar la ubicación del objeto A. Puede notarse cómo cambian los ángulos α y β que hacen posible la evaluación de la distancia del objeto A a los ojos O1 y O2. La medida correspondiente a dichas magnitudes se observa en la parte superior de la pantalla.


Figura 4. Evaluación de distancias con un ojo
Instrucciones: El punto P se pueden desplazar a lo largo de una línea horizontal imaginaria y con ello cambiar la ubicación del objeto P. Puede notarse cómo cambian los ángulos α y β que hacen posible la evaluación de la distancia del objeto P hasta el ojo que lo observa. La medida correspondiente a dichas magnitudes se observa en la parte superior de la pantalla.


Figura 5. Ubicación de objetos percibidos con la mediación de instrumentos ópticos
Instrucciones: Los puntos B, en cada una de las dos figuras, se pueden desplazar a lo largo de líneas horizontales imaginarias y con ello cambiar la ubicación de los objetos BA. Los puntos A, en cada una de las dos figuras, se pueden desplazar a lo largo de líneas verticales imaginarias y con ello cambiar el tamaño de los objetos BA. En los dos casos, tomé nota del lugar A’B’ en donde parece percibirse cada una de las imágenes.


Figura 7. Comparación de distancias
Instrucciones: Los puntos A y B se pueden desplazar a lo largo de una línea vertical imaginaria y con ello cambiar la ubicación de los objetos A y B. Puede advertir cómo cambia cualquiera de los ángulos α o β con los desplazamientos. Si el objeto está más alejado, el ángulo señalado es menor. Si el objeto está por debajo del segmento O1O2 surge una dificultad que se discute más adelante.


Figura 8. Visualización de la distancia
Instrucciones: Los puntos B y A se pueden mover a lo largo del eje eje O1B se pueden modificar, así se cambia la ubicación de los objetos observados. Observe cómo cambian las proyecciones N y M mientras se mantiene fija la proyección en Z. O2 se puede acercar a O1 y O< se puede acercar o alejar de VV’.


Figura 9. Divergencia de rayos de luz
Instrucciones: El punto A se puede desplazar a lo largo de una línea horizontal imaginaria y con ello cambiar la ubicación del objeto A. Puede advertir cómo cambia el ángulo de divergencia α a medida que cambia la distancia del objeto al observador; si A se aleja del observador, la amplitud del ángulo α disminuye. Asegúrese de que el botón “A’” esté desactivado.


Figura 10. Divergencia anómala de rayos de luz
Instrucciones: El punto A se puede desplazar a lo largo de una línea horizontal imaginaria y con ello cambiar la ubicación del objeto A. Asegúrese de que el botón “A’” esté activado. Puede advertir cómo cambia el ángulo de divergencia anómala β a medida que cambia la distancia del objeto al observador. En este caso, a diferencia del anterior (Figura 9), ocurre que cuando A’ se aleja, la amplitud del ángulo β aumenta.


Figura 13. Problema de Barrow (divergencia estándar vs divergencia anómala)
Instrucciones: El segmento perpendicular O1O2 se puede desplazar a lo largo de la recta AZ y con ello cambiar la ubicación del observador O1O2. Puede advertir cómo cambian los ángulos de divergencia estándar y anómala (α y β) conforme se cambia la ubicación del observador.


Figura 14. Problema de Barrow (espejo cóncavo)
Instrucciones: El segmento perpendicular O1O2 se puede desplazar a lo largo de la recta BZ y con ello cambiar la ubicación del observador O1O2. Puede advertir cómo cambia el ángulo de divergencia anómala (β) conforme se cambia la ubicación del observador.


Figura 22. Comparación de longitudes visuales
Instrucciones: El punto M se puede desplazar a lo largo de una línea horizontal imaginaria y con ello alinear un segmento de longitud CD a lo largo del segmento AB manteniendo la impresión visual de la conservación del tamaño del metro patrón. Asegúrese de que el botón “Medición” esté activado.