Buscador Google

Economía

18 de septiembre 2017

La falta de accesibilidad ha estancado el desarrollo de las ciudades latinoamericanas: RED 2017

La falta de accesibilidad ha estancado el desarrollo de las ciudades latinoamericanas: RED 2017
Andrés Franco Pinzón
Redacción Nova et Vetera


La expansión de las ciudades en Latinoamérica ha estado regida por extrañas paradojas: la región tiene la mayor tasa de urbanización a nivel mundial después de América del Norte, pero también uno de los mayores niveles de desigualdad entre sus habitantes y una gran propagación de asentamientos informales. Las altas tasas de urbanización y los altos niveles de densidad latinoamericanos no se han visto reflejados en sus indicadores de desarrollo al compararse con las ciudades de Europa y Norteamérica, ¿por qué se estancó el progreso de estas ciudades que siguen creciendo?

Aquel desconcertante panorama fue abarcado en el Reporte de Economía y Desarrollo (RED) de este año: “Crecimiento urbano y acceso a oportunidades: un desafío para América Latina”, que constituye un esfuerzo por entender los retos más críticos de las ciudades latinoamericanas para prosperar. El RED viene realizándose anualmente desde el 2006 por el CAF - Banco de Desarrollo de América Latina.

El Auditorio Jockey de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario tuvo el honor de hospedar la presentación del RED 2017 en la Latinoamérica el 14 de septiembre. La ardua investigación resalta la importancia del concepto de accesibilidad, es decir, la capacidad que tienen los hogares y las firmas de alcanzar las oportunidades que ofrece la ciudad.

“Una ciudad accesible reduce las distancias reales entre las personas y las empresas y potencia los beneficios de la aglomeración”, aseguró en el discurso inaugural Luis Carranza, presidente ejecutivo del CAF, explicando que el propósito último del Reporte es el de tener información e indicadores actualizados a partir de los cuales se fortalezcan las políticas públicas de los gobiernos latinoamericanos.

Según lo explicó el economista Juan Vargas de la Dirección de Investigaciones Socioeconómicas del CAF, la accesibilidad de una ciudad debe balancear tres aristas principales para no decaer ante una mayor densidad como sucede en Latinoamérica. La primera corresponde a las “ganancias de aglomeración”: la mayor productividad e intercambio de ideas, conocimiento e innovación que es posible gracias a una ciudad. Como contraparte tiene los denominados “costos de congestión”: el mayor tráfico, criminalidad, contaminación y dificultad de encontrar vivienda que reduce la calidad de vida de los ciudadanos a medida que una ciudad crece. Y un tercer contrapeso que yace en los servicios públicos y “amenidades”, que comprenden los bienes de consumo, culturales o de espacio público que permiten a los ciudadanos disfrutar del ocio sofisticado de la vida urbana. Mejorar esta accesibilidad depende a su vez de cuatro ámbitos de política pública que están íntimamente ligados entre sí:

Uso de suelo

Las ciudades de América Latina presentan un uso más intensivo del suelo urbano que las urbes de países desarrollados. La inadecuada infraestructura de transporte y servicios públicos, aunada a regulaciones restrictivas del uso del suelo provoca la incapacidad de absorber los flujos migratorios de forma ordenada.

En Bogotá, la densidad poblacional relativa a la superficie construida es de 245 habitantes por hectárea, mientras que la densidad promedio de las ciudades con más de tres millones de habitantes en Europa y América del Norte es 60 y 25 habitantes por hectárea respectivamente. La capital colombiana también se destaca por ser una de las pocas grandes metrópolis del mundo que ha experimentado incrementos en densidad en las últimas tres décadas, mientras que en la mayoría de ciudades la tendencia es a que la densidad urbana disminuya.

Transporte

Las dificultades de movilidad impiden que las personas accedan a los mejores empleos disponibles y que las empresas contraten la mano de obra más preparada, disminuyendo así la productividad de toda la ciudad. Según la encuesta hecha por CAF para este reporte, el latinoamericano promedio tarda 40 minutos desde su casa al trabajo (sin contar el tiempo de retorno). El RED enfatiza que la política pública debe crear mecanismos para que quienes, con su comportamiento (ej. uso del automóvil en horas pico) imponen costos sobre la sociedad, la compensen pagando en proporción al daño causado.

Según la encuesta realizada por CAF, Bogotá es la ciudad con mayores niveles de insatisfacción de la población con el transporte público. El 38% de los bogotanos se encuentra insatisfecho con el transporte público de la ciudad. De las 11 ciudades incluidas en la encuesta, Bogotá es la ciudad donde los usuarios de transporte público tardan más tiempo (más de una hora en un solo trayecto, en promedio) en llegar de su casa a su lugar de trabajo.

Vivienda

El lugar de residencia en relación a localización del empleo, servicios básicos, y amenidades (espacios públicos, teatros, estadios) es fundamental para acceder a las oportunidades de la ciudad. En América Latina las medidas sobre asequibilidad muestran que la vivienda está fuera del alcance de los presupuestos de muchas familias. Un apartamento de 50 metros cuadrados podría consumir 30 años de ingresos promedio en varios países. Hoy por hoy, si el bogotano promedio dedicara el 30% de su ingreso a alquilar vivienda podría acceder solamente a 19 metros cuadrados. En tanto en Buenos Aires, Santiago de Chile y Lima esta cifra alcanza 24, y en Montevideo 26.

Para revertir esto se requiere flexibilizar la oferta inmobiliaria y de alquiler, simplificar el marco regulatorio de uso del suelo y estándares de edificación, fomentar el acceso al crédito hipotecario y agilizar los procesos burocráticos de permisos de construcción y registros de propiedad.

Gobernabilidad

El éxito de las intervenciones en las tres primeras áreas depende de una buena gobernanza metropolitana, que descansa en tres pilares. Por un lado el balance entre la complejidad de los problemas/políticas a atender y el arreglo institucional que se diseña para tal efecto. Segundo, los recursos financieros y humanos con que puede contar y tercero su legitimidad política (rendición de cuenta ante el ciudadano).

En el caso de Bogotá existen diagnósticos claros sobre la necesidad de una mayor coordinación de políticas entre los municipios que forman parte del área metropolitana de la ciudad. Sin embargo, Bogotá no ha podido formar un gobierno metropolitano. En contraste, en Medellín ya existe una estructura de gobernanza metropolitana establecida que parece haber contribuido a encontrar soluciones eficaces en temas tan relevantes como el transporte urbano. Estas diferencias se traducen en distintos niveles de satisfacción con el hábitat, el transporte y los servicios públicos de las dos ciudades, siendo el nivel de satisfacción significativamente más alto en Medellín que en Bogotá.

El lanzamiento regional del RED 2017 también contó con la participación del Director Corporativo de Análisis Económico y conocimiento para el Desarrollo de CAF, Pablo Sanguinetti; la vicerrectora de la Universidad del Rosario, Stéphanie Lavaux; el secretario de Movilidad de Bogotá, Juan Pablo Bocarejo; el viceministro de Vivienda, David Pinilla Calero; la subdirectora Territorial de Planeación de la Alcaldía de Medellín, Claudia Andrea Garcia, y el decano del Departamento de Propiedad Raíz y profesor de la Wharton School, University of Pennsylvania, Gilles Duranton.

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

UR Equidad promueve y reconoce la investigación a través de su primer workshop
Economía - 17 de septiembre 2021
 
La Universidad del Rosario será anfitriona de LACEA LAMES 2021
Economía - 28 de junio 2021
 
¡Universidad del Rosario, ganadora del National Case Competition 2021!
Economía - 24 de junio 2021