Buscador Google

Medio Ambiente

07 de mayo 2020

El olor correcto en los machos es fundamental para su éxito reproductivo, incluso en mariposas

El olor correcto en los machos es fundamental para su éxito reproductivo, incluso en mariposas

*Foto  tomada por González-Rojas, MF.
 

El Grupo de Genética Evolutiva de la Facultad de Ciencias Naturales documentó la función de las señales químicas en el reconocimiento de pareja en mariposas Heliconius. La investigación fue publicada en Proceedings of the Royal Society B. 

La mayoría de las mariposas son insectos diurnos y como tal, dependen de las señales visuales  ambientales  para  su supervivencia. Por ejemplo, las coloraciones vistosas son indispensables para que una mariposa encuentre fuentes de alimento (como flores) y reconozca a sus potenciales parejas. A pesar de que las mariposas se reconozcan como “animales visuales” por excelencia, es difícil imaginar que otras señales, por ejemplo, señales químicas, no sean importantes para estos insectos, sobre todo considerando que tienen un sistema olfativo muy bien desarrollado.  

“Sabemos que en las mariposas Heliconius la coloración alar es la principal señal que media el reconocimiento de pareja. Por eso, especies evolutivamente cercanas y que viven en una misma localidad tienen colores muy diferentes, garantizando que no habrá equivocaciones al escoger pareja” dice María Fernanda González, estudiante del Programa de Doctorado en Ciencias Biomédicas y Biológicas de URosario, y autora del artículo. 

Sin embargo, en años recientes se han documentado casos de especies de Heliconius cercanamente emparentadas, que viven en la misma localidad, y que tienen el mismo patrón de coloración. “En ese tipo de casos era lógico que nos preguntáramos ¿cómo hacen las mariposas para no confundirse y aparearse con la especie incorrecta?, la única opción es que existan señales no visuales que permitan el reconocimiento de la pareja indicada” indica Camilo Salazar, profesor del Programa de Biología e investigador del estudio.  “Quisimos evaluar si esas señales alternas eran de tipo químico, en particular feromonas sexuales” enfatiza Carolina Pardo, también profesora e investigadora del Programa de Biología. 

El estudio Chemical signals act as the main reproductive barrier between sister and mimetic Heliconius butterflies investigó a un par de especies hermanas que viven en la misma localidad en el Caquetá y que son prácticamente idénticas (Figura 1). Los investigadores de la Facultad de Ciencias Naturales hicieron experimentos comportamentales con estas especies en la Estación Experimental de Campo José Celestino Mutis. En estos experimentos se bloqueó la emisión de feromonas en los machos y se les preguntó a las hembras si la ausencia de ese olor afectaba su preferencia de pareja. Además, los investigadores  ‘perfumaron’ a los machos de una especie con el olor de la especie contraria. Los resultados  inequívocamente  indicaron que los machos deben ser capaces de producir feromonas con  el olor  correcto  para que las hembras acepten aparearse con ellos. Posteriores experimentos con cruces interespecíficos entre estas especies indicaron que existe un componente genético importante tanto para la producción de feromonas como para la preferencia por las mismas. 

Así, este estudio desarrollado en nuestra Universidad se constituye como uno de los pocos que estudia la importancia de las señales olfativas en mariposas diurnas, especialmente en controlar la preferencia de pareja.  

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Descubren reptiles voladores colombianos de hace 135 millones de años
Medio Ambiente - 07 de julio 2020
 
Repensar la urgencia ecológica en tiempos de pandemia
Medio Ambiente - 17 de junio 2020
 
Una visión de la ilegalidad ambiental
Medio Ambiente - 17 de junio 2020