Buscador Google

Medio Ambiente

11 de junio 2020

¿Realmente le importa el Amazonía a quien no vive en ella?

¿Realmente le importa el Amazonía a quien no vive en ella?

Por Laura Stefany Pardo Pinto 
Egresada Rosarista 

La respuesta debería ser que sí, pero los hechos y la ignorancia muestran que no. Y menciono la ignorancia porque la tecnología nos ha permitido avanzar en conectividad, pero nos ha quitado la curiosidad y la  cercanía en cuanto al tacto. Sabemos que la Amazonía existe, algunos tal vez la conocen porque es el pulmón del mundo, otros porque arde en llamas. 

Imagínate por un momento que seguimos un día común de nuestras vidas (dependiendo el modelo  económico que se tenga en el país), en algunos el ideal es educarse, tener títulos, conseguir un trabajo, crear familia, posicionarse ante la sociedad mediante un bien o trabajo. En otros, será trabajar para mantenerse en vida o reciben una cuota de dinero mensual para cubrir necesidades. 

Ahora, a este día común súmale cómo sería si no existiese la Amazonía. Te despiertas con un propósito,  tal vez solo te levantas, te es difícil respirar ya que no hay suficiente oxígeno. Tu desayuno varía dada la sequía, algunas frutas desaparecen. Salir es asfixiante, dependiendo la ciudad será más calurosa (sequías) o más lluviosa (inundaciones). 

Hay descontrol en la temperatura de la tierra, no hay árboles que equilibren la salida de CO2, ni producen  O2. Dado esto, el agua se vuelve un lujo (como ahora en algunas ciudades) y sí, tú que vives en la capital, sabrás qué es no tener agua pura. Estará contaminada por la cantidad de mercurio y la energía también se verá afectada por la falta de agua en las hidroeléctricas. 

Cabe destacar que algunas comidas se volverán exquisitas, lo que antes parecía del común. Ciudadanos de Sudamérica, prepárense, podría disminuir el arroz, la papa, la yuca e incluso el plátano. Ahora, cambia estos platos ‘’comunes’’, porque sin la Amazonía aumentará el cultivo de aceite de palma. 

El día está pronto a acabar, ves personas enfermas a tu alrededor, tienes miedo por ti y tu familia. Los medicamentos escasean, pues ya no hay plantas y árboles con los que se hacían, se consume más  artificial como un placebo. Se vive la era del plástico y la era digital, en la que se recrea cómo eran  los ríos, océanos, animales salvajes, bosques e incluso algunos platos típicos. Será como un recuerdo. 

Finalmente, termina el día, llegas a casa…y sientes todo como un recuerdo lejano a pesar de que la Amazonía se destruyó en menos de 10 años, lo que era una extensión de 8.387.590 Km2. 

Si bien son 9 países los que tienen acceso a la gran Amazonía: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Surinam, Perú y Venezuela. Si realmente les importará a las ciudades principales de estos países (y países extranjeros) hacer algo por la Amazonía, como ciudadanos del común, serían alrededor de 30 millones  de personas. Esto equivale casi a la totalidad de un país como Venezuela o Perú. 

La importancia de cuidar lo que nos permite respirar, de tener un equilibro en la temperatura del mundo  y eliminar el CO2 que el ser humano produce, depende netamente de las acciones que tomemos hoy en el día a día para construir y reparar la Amazonía. 

Acciones como consumir productos sin aceite de palma, y productos de la Amazonía, como: acaí, copoazú, sacha inchi, camu-camu, entre otros. Apoyar emprendimientos locales, sea con la compra o promoción de la misma (artesanías, ropa, accesorios, libros y conocimiento). Ir a restaurantes que apoyen comunidades locales y usen ingredientes hechos en la Amazonía. 

Si el caso de la comida no es lo tuyo, otra acción es realizar turismo de naturaleza en estos sitios (tienes 9 posibles países para a visitar). Es importante que en este tipo de turismo indagues sobre el destino, el tipo de hospedaje y actividades a realizar (que estas promuevan la economía local); y cabe resaltar que siempre denuncies, si es el caso, la compra o el maltrato de animales salvajes para domesticar. 

Tu cotidianidad puede cambiar hoy, depende de las pequeñas acciones que tomes día a día, tendrán gran impacto sobre la conciencia colectiva de lo más básico, ser consciente del aire que respiramos y de dónde proviene, de la Amazonía. 

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Descubren reptiles voladores colombianos de hace 135 millones de años
Medio Ambiente - 07 de julio 2020
 
Repensar la urgencia ecológica en tiempos de pandemia
Medio Ambiente - 17 de junio 2020
 
Una visión de la ilegalidad ambiental
Medio Ambiente - 17 de junio 2020