Buscador Google

Negocios

24 de septiembre 2019

Innovación tecnológica: una herramienta para generar impacto social

Innovación tecnológica: una herramienta para generar impacto social
Isabela Diazgranados
Redacción Nova et Vetera


A pesar de que desde el 2011 en Colombia hayan venido incrementado las inversiones en ciencia, tecnología e innovación (CTI), emprender en tema tecnológico en un país cuyo presupuesto en CTI corresponde al 1,5% del producto interno bruto (PIB), mientras en otros países supera el 2%, tiene algunas dificultades adicionales. Sin embargo, hay quienes se arriesgan y deciden apostarle a este tipo de emprendimientos, como es el caso de Álex Guarín, egresado de Administración de Negocios Internacionales de la Universidad del Rosario.

Álex es cofundador de Taurus S.S. y Ninus Design & Techonology, ambas empresas enfocadas en la tecnología. Por una parte, Taurus S.S. aplica ciencias de la complejidad al mercado financiero, es decir, se encarga de administrar portafolios, dinero y acciones mediante el uso de inteligencia artificial. Por otra, Ninus Design & Technology es una casa de transformación digital que resuelve situaciones que requieran de implementación tecnológica, pensando en tecnología de punta, soluciones de inteligencia artificial y realidad aumentada. En Ninus, por ejemplo, configuran programas de reconocimiento facial, automatización de atención del cliente a través de inteligencia artificial, soluciones de atención al cliente (captación de emociones mediante las expresiones faciales al frente de una cámara), simulaciones, calificación de personal con realidad aumentada, etc.

¿Por qué decidió emprender en tema tecnológico?

Cuando niño, mi papá tenía un negocio de computadores y a mí me encantaban los videojuegos. Al no tener los recursos para comprarme un computador, creaba mi propio híbrido con partes de muchos aparatos que tenía él. En parte, el cariño que le tengo a la tecnología viene de esa curiosidad que le tuve desde muy pequeño.

Cuando llegó el momento de elegir carrera en la universidad, pensé: hay dos caminos, o me dedico a hacer tecnología y ayudo al mundo con un tema específico, o me vuelvo un hombre de negocios pensado en tecnología con el objetivo a largo plazo de convertirme en un venture capitalist (capitalista que se especializa en capital semilla, financiando y promocionando proyectos) y ayudar a muchas más empresas con el objetivo de generar un impacto social. En eso se basó mi decisión.

¿De qué manera cree que la tecnología cambie las dinámicas laborales a largo y corto plazo?

Hay un libro que se llama el Homo Deus, de Yuval Noah, que propone que en un futuro se dará la evolución del homo sapiens sapiens al hombre hecho dios, con capacidades como la super fuerza, el control del clima, entre otras. El autor menciona que la tecnología, en cuanto al mercado, va a disrumpir el capitalismo en 200 o 300 años aproximadamente, debido a que la oferta se puede volver infinita y a que se optimizarían los procesos de producción.

La concepción de salario, tal como es entendida en el capitalismo, es una remuneración monetaria que tiene una persona por su trabajo. Sin embargo, ¿qué sucede cuando el trabajo de la persona es reemplazado por una máquina? Este es un escenario que, aunque lo veo poco probable, es posible que suceda, y sería un cambio drástico para la economía, generando un desempleo a nivel masivo. De hecho, la ONU estableció una unidad específica para entrar en conversaciones sobre la creación de un ingreso básico universal que recibirían todas las personas simplemente por su condición de ser humanos. Lo anterior, preparándose para un escenario similar al que se propone en el Homo Deus.

Otro escenario posible es que las inteligencias artificiales no nos quiten el trabajo, sino que se vuelvan asistentes para este, facilitándonos el día a día y mejorando nuestra calidad de vida. En este caso, si bien muchos empleos tendrían que migrar al componente de tecnología o cambiar algunas de sus dinámicas, no todos desaparecerían, e incluso podrían aparecer nuevos oficios en la medida en que se den nuevas necesidades. Estos serían los escenarios a largo plazo.

A corto plazo, seguro cambiarán los sistemas empresariales, y será necesaria la capacidad de adaptación de los empleados a la tecnología. Hoy en día las empresas de tecnología manejan un nuevo concepto que se llama el human cloud, en donde hay una oferta enorme de talento humano en el cual se paga una cuota mensual y se contratan a los empleados necesarios dependiendo de las necesidades de la empresa, por un tiempo determinado. Así, las compañías se ahorran los problemas de nómina, prestaciones e incluso de espacios físicos de trabajo. Este tipo de negocios cambia el esquema productivo y hacia allá va la tecnología.

¿Cuáles son los principales factores de cambio de la tecnología?

La tecnología tiene tres componentes principales. El primero de ellos, y el principal, es la velocidad: la rapidez con la que se mueve la tecnología ha cambiado muchas de nuestras prácticas y ha generado cambios inmensos en el mercado y en nuestras vidas. El segundo es el volumen: en el mundo del emprendimiento, esto ha generado que los canales de distribución cambien, debido a las plataformas de envíos, y es tarea del emprendedor definir qué tanto quiere crecer, ya que gracias a la tecnología tiene todas las herramientas para hacerlo.

El tercer concepto es la hiper consciencia: esta permite a las personas conocer realmente lo que está sucediendo en su entorno y dentro de su compañía. Una empresa, al ser un sistema completo, tiene consciencia en sí misma. En este sentido, la tecnología permite medir los niveles de consciencia, y cambia el entendimiento que tenemos del mundo, pues al tener acceso a muchos más datos, nos da un mayor entendimiento de lo que está pasando y nos permite actuar.

Un ejemplo de lo anterior es el caso de una empresa en EE. UU que desarrolla sensores en los carnés de sus trabajadores, para saber dónde y con quién están, cuánto tiempo interactúan con otras personas y en qué parte del edificio estuvieron. Esto permite generar metadata, en la cual es posible saber qué departamentos de la compañía están socializando entre ellos, en dónde se deben fortalecer las comunicaciones y qué empleados no están siendo completamente efectivos.

¿Esta hiper consciencia puede afectar la privacidad de los trabajadores?

Es un trade off social, por lo que debemos preguntarnos: ¿Estamos renunciando a nuestra privacidad a cambio de qué? Cuando una empresa implementa esta tecnología de los carnés, es para seguridad psicológica, por ejemplo. Sabiendo con quién interactúan los empleados, pueden saber la probabilidad de que una persona tenga depresión o problemas de relacionamiento, e iniciar una intervención antes de que esto suceda, a manera de prevención. De esta forma, se busca mejorar la calidad de vida de los empleados.

Además, cuando se está manejando este tipo de datos, para respetar la privacidad, nunca se habla de individuos específicos, sino de estadísticas generales. Se recolecta la información y se puede saber, por ejemplo, que el 60% del departamento de finanzas habla con el 30% del departamento de recursos humanos. Por tanto, no se divulgan los datos personales de las personas, respetando así su privacidad.

¿Qué viene en un futuro para sus empresas?

En Ninus le estamos apostando a dos corrientes principales, la primera: la identificación de fake news por medio de inteligencia artificial. Buscamos crear un sistema tecnológico a partir de la democratización del periodismo, que consiste en darle la oportunidad a cualquier persona de que cree su noticia y la envíe a nuestro sistema, el cual recopila la información, la estructura y organiza, y a partir de la evaluación de los eventos y de los medios a su alrededor, construye la noticia. Cuando la noticia está lista, el sistema se la envía al periodista para que este la verifique gramatical y lógicamente. Y, la segunda corriente es la creación de nuestro human cloud especializado para proveer servicios en EE.UU. En este momento, estamos desarrollando la oferta de programadores que vamos a ofrecer a las grandes compañías.

En el caso de Taurus S.S., estamos trabajando en la democratización de la inversión. Nos damos cuenta de que en Latinoamérica la gente no está invirtiendo, mientras que en EE. UU casi el 80% de los activos líquidos se van a inversión en stock o en bolsa, pues las personas tienen la cultura de invertir sus ahorros. En Colombia esto no pasa, principalmente porque si se dirigen a una fiduciaria, el monto mínimo para invertir es de un millón y medio, y hay muchas personas que no cuentan con ese capital inicial para invertir. En este sentido, al automatizar el proceso de gestión de compra y venta de activos, nos permite reducir los costos operacionales a cero, al no ser necesaria infraestructura, comerciantes, ni administradores realizando las operaciones.

En este caso, los interesados podrían realizar inversiones desde cinco mil pesos, y nosotros podríamos recibir muchas más personas, sin un monto mínimo de inversión. Nuestra intención es eliminar esa barrera que existe en América Latina al momento de invertir, la condición que tienen las personas de que si quieren hacerlo deben tener un capital muy grande.

Finalmente, con respecto al futuro de la tecnología, creo que esta en algún momento va a resolver los principales problemas sociales. La pregunta es entonces: una vez resueltos esos problemas, ¿qué nos queda?, ¿perseguir la divinidad?, ¿buscar la inmortalidad? Es, definitivamente, un futuro incierto.

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

¡No te pierdas el Web Congress 2019!
Negocios - 08 de noviembre 2019
 
Innovación tecnológica: una herramienta para generar impacto social
Negocios - 24 de septiembre 2019
 
“Turbulencia Empresarial”: nuevo libro del profesor rosarista Hugo Alberto Rivera Rodríguez
Negocios - 17 de septiembre 2019