Buscador Google

Vida UR

22 de julio 2019

¡A la mesa con el planeta!

¡A la mesa con el planeta!
“Como los índices de sobrepeso y obesidad se disparan en todo el mundo, el Día Mundial de la Alimentación de este año exigirá medidas para que las dietas saludables y sostenibles sean asequibles y accesibles para todas las personas. Al mismo tiempo, le pedimos que comience a pensar en lo que come.

Los países, los responsables de la decisiones, las empresas privadas, la sociedad civil y USTED pueden tomar medidas para lograr dietas saludables y el #hambreCero en el año 2030”



 
 

Este es el preámbulo que la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) presenta como campaña para el día mundial de la alimentación, que se celebra el 16 de octubre desde 1981, con el fin de concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

En Colombia, desde el 2005 se conoce el perfil nutricional de la población infantil y adulta, unido a indicadores de hábitos de vida saludable, gracias a la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional (ENSIN). Dichos resultados se han utilizado para promover y desarrollar políticas que mejoren los problemas nutricionales. Adicionalmente, la encuesta se aplica cada 5 años con el fin de evaluar el impacto de dichas medidas en la población, encontrando logros significativos en cuanto a recuperación de talla baja menores de edad, pero desafortunadamente también se observa un incremento de los problemas de exceso de peso tanto en niños (17.9%) como en adultos (56.5%) . Así como deficiencias nutricionales en cuanto a hierro, disminución de la lactancia materna, falta de actividad física y juego, tiempo excesivo frente a las pantallas, entre otros indicadores.
 
A partir de esta información, el reto como Decanatura del Medio Universitario de la Universidad del Rosario, es impartir por todos los medios posibles, educación nutricional que esté encaminada a contribuir con este objetivo internacional sin manejar extremos ni prácticas que arriesguen nuestra salud física ni mental, que favorezcan el placer de alimentarnos, sean lo más económicamente coherentes con nuestro hogar y nos permitan tomar decisiones responsablemente al respecto.

Hay muchas tendencias y movimientos para el cuidado del planeta y a su vez, la alimentación es reconocida cada día más como parte importante para la salud, entonces, ¿por qué no unir estas dos grandes líneas de trabajo para proteger los recursos de todos?
 

Cada uno, desde nuestra propia vida, podemos aportar algo, buscar un punto por dónde comenzar a trabajar en pro de una alimentación que responda a nuestras necesidades nutricionales, nos ayude a prevenir problemas de salud y a su vez contribuya con el desarrollo sostenible y el cuidado del planeta, sin caer en extremos que desequilibren nuestra alimentación, nos llenen de temores, ni nos hagan perder la tranquilidad a la hora de escoger los alimentos y consumirlos.

Para comenzar, algunos puntos a tener en cuenta pueden ser:
  • Comprar alimentos que:
    • Utilicen menos empaques, por ejemplo, evita el uso de las cafeteras con cápsulas para cada pocillo.
    • Hayan recorrido menos kilómetros para estar en nuestro plato, favoreciendo la economía local y reduciendo la contaminación ambiental asociada al transporte de alimentos.
    • No estén tan procesados, por ejemplo, alimentos cultivados en un lugar, procesados en otro, empacados en otro y distribuidos en otros muy lejanos.
    • Contengan nutrientes que nos ayuden a prevenir enfermedades, por ejemplo:
      • Las carnes para evitar la anemia por su alto aporte de hierro, pero sin exceder las rojas para el control de colesterol en sangre por su contenido de grasa saturada.
      • Las frutas y verduras para protegernos de cánceres y otras enfermedades en el largo plazo gracias a las vitaminas, minerales y fibra que contienen.
      • Los lácteos para aporte de calcio suficiente para conservar la salud de los huesos y los dientes.
  • Cuidar nuestra alimentación y estilo de vida nos permite favorecer una buena salud, previniendo y controlando enfermedades, lo cual a su vez permite:
    • El menor uso de medicamentos, que a su vez reducirá la contaminación asociada a su producción.
    • Reducir el gasto en salud curativa para su utilización en enfoques preventivos.
  • Ser más activos cada día:
    • Favoreciendo actividades al aire libre para prevenir deficiencias de vitamina D
    • Promoviendo un peso saludable
    • Alivianando la carga que el estrés de nuestro ritmo de vida
 
Importante comer lo justo, es lo que cada uno debe aprender a evaluar, ni más ni menos. Seamos actores activos del cambio. Estas y otras recomendaciones tienen como objetivo encontrar el punto medio para facilitar la puesta en práctica.

A continuación, te dejamos unos links para que puedas ampliar más información del tema. También recuerda que cualquier duda puedes dirigirte al servicio médico de tu sede.
 

1.https://youtu.be/wuSenbqCmeE
2.https://www.icbf.gov.co/sites/default/files/portada-ensin4.jpg
3.https://www.icbf.gov.co/sites/default/files/infografia_situacion_nutricional_5_a_12_y_13_a_17_anos.pdf
4.https://www.icbf.gov.co/sites/default/files/infografia_situacion_nutricional_18_a_64_anos.pdf
5.https://www.icbf.gov.co/sites/default/files/resumenfi.pdf
 

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Inicia el proceso de elección de Colegiales de Número
Vida UR - 20 de septiembre 2019
 
Culmina con éxito la primera Feria Internacional Rosarista, una puerta al mundo en nuestras sedes
Internacional - 20 de septiembre 2019
 
El escudo heráldico de Cristóbal de Araque
Vida UR - 20 de septiembre 2019