Buscador Google

Vida UR

29 de septiembre 2021

Mauricio Sanabria: un profesor Rosarista inspirador

Mauricio Sanabria: un profesor Rosarista inspirador
Hablamos con Mauricio Sanabria, profesor de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario, uno de los ganadores del Premio a la Excelencia en Docencia 2020 en la categoría “Profesor Inspirador”. Mauricio nos comparte las experiencias más gratificantes de ser docente, al igual que los retos, los desafíos y las anécdotas que lleva en su corazón.


Nova et Vetera (N.V): ¿Siempre soñó con ser profesor?

Mauricio Sanabria (M.S.): En la segunda mitad de mi formación profesional como administrador de empresas, a través de un proyecto muy bonito, fui profesor de Contabilidad, Aritmética, Álgebra, Trigonometría y Cálculo. En ese momento había una serie que se llamaba Francisco el matemático y recuerdo bien que algunos estudiantes me llamaban, justamente, Mauricio el matemático. Recuerdo también que ellos hicieron un ahorro, por su propia voluntad, durante el año y me regalaron una maleta Totto que tuve hasta que ya no le cabían más huecos (risas). Este gesto fue muy valioso para mí, pues estos jóvenes eran de muy bajos recursos y comprar esa maleta no era algo fácil para ellos. Verdaderamente fue una etapa muy reveladora, porque yo siempre he tenido una vocación social muy clara y, por esto, trabajar con ellos fue algo muy importante para mí.

Así que, frente a la pregunta, podría decir que sí, desde muy temprano en mi vida fue clara mi vocación hacia la docencia y esta es la hora en la que sigo del todo enamorado de mi oficio. Me siento completamente feliz de haber elegido ser profesor y de poder vincular lo que hago cada día, en particular, con un campo tan entrañable para mí como el de la administración y en una institución tan, tan fantástica y que también amo con el alma, como la Universidad del Rosario.

N.V.: ¿Qué es lo más gratificante de ser profesor?

(M.S): Lo más bonito de ser profesor es la posibilidad de cambiar la sociedad interviniendo directamente en uno de sus pilares fundamentales, como lo es la educación. Yo creo ser una prueba viviente de que la educación es un factor de inclusión social, el cual permite que las personas que a veces no tienen las mejores condiciones sociales de base para salir adelante puedan aspirar a tener una mejor calidad de vida. Y que, además, en el proceso puedan aportar al interés de tratar de hacer de este mundo un lugar cada vez mejor. Creo que uno puede tratar de ser un poquito más de luz en este mundo y no de oscuridad y que uno siempre puede aportar de alguna forma a las otras personas y procurar hacerle bien a los demás. Además, que uno puede impactar positivamente en la sociedad y dejar una buena huella en este planeta.

(N.V.): ¿Qué es lo más retador de ser profesor?

(M. S.): Creo que tratar de impactar positivamente en la sociedad, a través de la educación, es el desafío más grande. Además, situaciones muy extremas, como la pandemia, demuestran que es necesario estar preparados para lo que no estamos preparados y que hay que adaptarse constantemente a las circunstancias, de la mejor forma posible, para poder brindar siempre a nuestros estudiantes el mejor contexto posible de aprendizaje. Es necesario también tratar de establecer con ellos, en todo momento y lugar, una relación lo más positiva, sincera y amable posible. Esto, justamente, con el fin de impactar de manera positiva en su aprendizaje y en su forma de enfrentar los problemas.

(N.V.): ¿Le tomó por sorpresa el reconocimiento que recibieron el año pasado en el Premio?

(M.S):
La verdad, me sorprendió mucho, en lo fundamental por la fuente de la que provino la postulación. Esto, dado a que quienes la hicieron fueron los estudiantes y los egresados, lo cual es algo que un profesor, como yo, siempre agradecerá. Me sorprendió gratamente también el proceso tan riguroso de selección efectuado por parte de la Dirección Académica y, en particular, la categoría en la cual me fue otorgado el premio, que es verdaderamente maravillosa: profesor inspirador. En realidad, sentir que los estudiantes consideran que tú los inspiras, de algún modo, es algo verdaderamente trascendental. Además, ganar compitiendo con profesores tan excelsos, tan relevantes y tan importantes, como lo son mis otros compañeros postulados a este premio al interior de la Universidad del Rosario, es un reconocimiento que me honra, que nunca olvidaré y que tendré siempre grabado en mi alma.

(N.V.): ¿Hay alguna experiencia, anécdota o agradecimiento que quiera compartir con la comunidad Rosarista?

(M.S):
Siempre hay muchos mensajes para los estudiantes:
• Sirvan todo cuanto les sea posible a esta sociedad que los necesita mucho, siempre y con urgencia. • Sean siempre la mejor versión posible de ustedes mismos.
• Procuren no perder nunca los grados de libertad que tienen para decidir sobre su propia vida y seguir el camino que en realidad anhelan seguir.
• Sean felices, completamente felices en lo que hacen, sabiendo que, de todos modos, durante la vida no siempre se puede ser en cada momento del todo feliz, y proyecten luz, bondad, bienestar, justicia y belleza al mundo que necesita mucho de estas cosas.


“Una de las mejores, bellas y más sublimes maneras en las que se puede tratar de dejar huella en las otras personas y en este mundo es a través de educación”
Mauricio Sanabria



Conoce más del Premio a la Excelencia en Docencia 2021 aquí

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Calendario ICETEX 2022-01
Vida UR - 26 de octubre 2021
 
Convocatoria Abierta Doctorado en Filosofía
Vida UR - 25 de octubre 2021
 
Fechas importantes
Vida UR - 25 de octubre 2021