Buscador Google

Salud

20 de abril 2021

¿Qué impulsa a los docentes y a los estudiantes a actuar como lo hacen habitualmente en las aulas virtuales?

¿Qué impulsa a los docentes y a los estudiantes a actuar como lo hacen habitualmente en las aulas virtuales?
Dentro de los contextos educativos actuales de la educación superior, existen una serie de determinantes socioculturales que han alterado los factores motivacionales intrínsecos de los alumnos. King N. & Bunce L (2019) afirman que los educadores se enfrentan a unas exigencias de otra índole, tales como: los estudiantes desean formarse profesionalmente dentro de un tema en específico, de manera que puedan acceder a una oportunidad laboral que garantice un ingreso económico favorable y de esta manera les brinde un estilo de vida cómodo, en conjunto con cierto posicionamiento social. Por lo tanto, los docentes se ven en la obligación de asumir este rol de proveedores de servicio, en una empresa social como lo es la universidad para suplir las necesidades y demandas de un cliente dado, en este caso, el estudiante.

En función de este análisis del contexto educativo superior, es necesario indagar acerca de ¿Cuál es el rol de la motivación dentro de los procesos de enseñanza y aprendizaje? Y en función de esto, ¿Existe un balance entre la motivación intrínseca y extrínseca del docente?, Por esta razón, resulta pertinente explorar la determinación de estos dos tipos de motivación dentro del cuerpo profesoral y emitir una serie de recomendaciones y estrategias para mantenerlas siempre en cuenta, especialmente en tiempos de aprendizaje y enseñanza virtual.

¿Qué es la motivación?
 
Su terminología proviene del latín motivus o motus, que significa “causa del movimiento” Ryznar, M., Dutton, Y. M. (2020). Según la RAE (2021), esta se define como un conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona. De acuerdo con Isiksal, M. (2010), la motivación está dirigida al propósito de la actividad permitiendo así que se mantenga en el tiempo; por esta razón es un proceso que trae consigo una serie de metas o finalidades, donde se requiere cierta acción física o mental.
De esta manera, se contemplan 2 tipos de motivación: la motivación extrínseca: aquella que dirige la realización de una tarea como medio para conseguir un fin, por lo que se requiere de los incentivos externos;  y la motivación intrínseca: depende directamente del interés y la satisfacción, debido a que es inherente a la actividad propia; de manera que son más significativas las actividades intrínsecamente motivadas por sí solas.
Por esta razón la motivación en el ámbito educativo se ha vinculado con el rendimiento, el cual es una herramienta fundamental debido a que influye en el aprendizaje del estudiante.

¿Cuál es la importancia de la motivación en el aprendizaje?

En función a lo mencionado previamente y en conjunto a lo mencionado por Miguez (2005), la motivación está estrechamente relacionada con el aprendizaje y tiene un impacto positivo o negativo hasta cierto punto. Ayudar a los estudiantes a estar motivados para aprender significa tener un objetivo de aprendizaje completamente claro y continuo. Según Isabel Sole (2001) citado por Ospina (2006), para soportar el encuentro y construcción de este significado, los alumnos deben ser instruidos a representar los objetivos de lo que se proponen y los motivos por los cuales deben realizarlo, siendo esta la clave para intentar darle sentido a lo aprendido a partir de un interés que se considere importante para el aprendizaje.

¿Cómo se refleja la motivación intrínseca en la virtualidad?

Debido a las medidas tomadas por la contingencia por covid-19 a nivel mundial,  la comunidad educativa se ha visto en la necesidad de adoptar el uso de videoconferencias y diversas herramientas tecnológicas para ejecutar las labores pedagógicas y evaluativas.

De esta forma, las aulas virtuales representan el espacio de encuentro para la comunidad educativa por estos días, sin embargo, estos encuentros se han visto atravesados por diversas dificultades tanto dentro del cuerpo profesoral como del cuerpo estudiantil. Por ejemplo, el uso y manejo de los dispositivos electrónicos y de las herramientas tecnológicas ha representado un reto para gran parte de los profesores dentro del ámbito universitario. El uso de estos elementos se ha convertido en ocasiones en un detonante que desencadena una respuesta emocional desfavorable, que a su vez impacta de forma directa en la motivación intrínseca del profesor, generando un menor grado de satisfacción y gozo dentro de su desempeño laboral.

En virtud de ello, resulta pertinente que las Instituciones de educación superior elaboren y dispongan espacios de formación y capacitación para el manejo de las tecnologías de la información dentro del aula académica, así cómo, brindar espacios de bienestar que permitan al docente gestionar y regular estados emocionales y socializar con sus pares, de modo que exista un espacio de crecimiento en conjunto para prevenir la ocurrencia de tensiones y optimizar los niveles motivacionales de cada profesor.
 
¿Cómo aumentar la motivación intrínseca?

Según Cázares (2009) los alumnos con una orientación clara hacia los objetivos de aprendizaje atribuyen el éxito académico al esfuerzo invertido en ello, lo cual está determinado por la regulación del desempeño. Para lograr lo anterior, Soriano (2001) menciona la importancia de tener como guía una meta de aprendizaje en las actividades a realizar, donde la persistencia y resiliencia ante posibles situaciones permite tener un resultado deseado, y por otro lado el sentimiento de autoeficacia, el cual se destaca por la confianza que tiene el individuo en su capacidad para planificar y ejecutar determinada tarea al tener en cuenta tanto el valor como la expectativa del resultado.

En conclusión, es necesario destacar la manera cómo los docentes pueden maximizar la motivación intrínseca por medio de la estructuración de actividades que supongan un desafío en sus estudiantes, generando la respectiva retroalimentación sobre el rendimiento para promover evaluaciones de competencias y autodeterminación. Por otro lado, conceder recompensas extrínsecas cuando sean necesarias, incentiva al alumno a ser más activo en el aula y a alcanzar los objetivos de aprendizaje propuestos.

Puede consultar más en:
 
Cázares Castillo, Ana (2009). El papel de la motivación intrínseca, los estilos de aprendizaje y estrategias metacognitivas en la búsqueda efectiva de información online. Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, (35), 73-85. ISSN: 1133-8482.
 
Miguez, M. (2005). El núcleo de una estrategia didáctica universitaria: motivación y compresión. Revista ieRed: Revista Electrónica de la Red de Investigación Educativa. Vol.1, nº.3.
 
Ryznar, M., & Dutton, Y. M. (2020). Lighting fire: The power of intrinsic motivation
in online teaching. Syracuse Law Review, 70(1), 73-114.
 

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Curiosidades del cuerpo humano
Salud - 23 de junio 2021
 
Convocatoria Médico Servicio Social Obligatorio en investigación – Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes – CREA
Salud - 21 de junio 2021
 
Las hormonas de la felicidad como aliadas del cuidado emocional
Salud - 04 de junio 2021