Buscador Google

Sociedad

25 de noviembre 2021

25N Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: un llamado a las universidades para incorporar la perspectiva de género

25N Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: un llamado a las universidades para incorporar la perspectiva de género
Por: María Camila Agudelo y Cindy Caro

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Universidad del Rosario hace un recuento de la importancia del reconocimiento de las violencias que históricamente se han ejercido contra las mujeres y hace un llamado a las instituciones de educación superior a incorporar desde todos los espacios una perspectiva de género y respeto a la diversidad.
 
¿Por qué conmemoramos el 25 de noviembre?

 Según cifras de ONU Mujeres, a nivel mundial una de cada tres mujeres sufre violencia física o sexual. Los reportes empeoran desde que se desató la pandemia, pues como lo evidencia el Observatorio Colombiano de las mujeres, durante el período del 25 de marzo al 28 de mayo de 2020, hubo un aumento de 4.206 llamadas a la línea 155 denunciando violencia intrafamiliar. Es decir, un incremento del 228% en el periodo más álgido de la emergencia sanitaria. El escenario es devastador en el caso de los feminicidios, pues hubo un aumento del 8,8% tan solo en los dos primeros meses de 2021, es decir, se reportaron 37 feminicidios en el país, según Medica Legal.
 
Estas cifras evidencian que, el panorama de violencias contra las mujeres se ha agudizado en el marco de la pandemia y que a pesar de la existencia de normativas internacionales como la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés); la Convención interamericana para prevenir,  sancionar y erradicar la violencia contra la mujer "Belem do para" y las normativas nacionales como la ley 157 de 2008 que busca erradicar esta forma de violencia, estos hechos siguen siendo una realidad. 
 
Desde 1999 la ONU declaró el 25 de noviembre como el día de la eliminación de la violencia contra las mujeres, institucionalizando a nivel mundial una iniciativa que se realizó en el marco del Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, llevado a cabo en Bogotá en el año 1981. En este encuentro, activistas feministas; mujeres de organizaciones sociales; lideresas comunitarias y académicas, enunciaron la violencia contra las mujeres como un problema de salud pública, y como una forma de silenciar a las mujeres sobre el ejercicio de sus derechos. La fecha propuesta fue justamente un 25 de noviembre recordando el asesinato en 1960, de las hermanas Mirabal, Minerva, Patria y María Teresa, conocidas como las mariposas, mujeres que estaban luchando contra la dictadura de su país.
 
Conmemorar la fecha del asesinato de estas lideresas es importante, ya que, según lo indica  Cindy Caro, Oficial de Cumplimiento de Inclusión y Diversidad de la Universidad del Rosario “Cuando asesinan a una mujer con liderazgo no solo se está callando su voz sino la de muchas otras, como un mensaje muy directo: mire lo que le pasa si usted se atreve a tener autonomía en términos políticos, económicos e incluso en el marco de la relaciones amorosas” .Es este mismo sentido, Inés Botía,  estudiante de noveno semestre de Psicología nos menciona que los cuerpos de las mujeres  “han sido usados en la guerra como medios para enviar mensajes, es decir, han sido instrumentos para advertir al enemigo. Hay un caso muy doloroso, en la Guajira, donde para mandarle un mensaje a los hombres se asesinaban de forma sistemática a las mujeres”
 
¿Cuál es el papel de las Universidades en este día?

Según lo indicado por Cindy Caro “Las universidades deben pronunciarse sobre los temas de violencias basadas en género porque es un tema ético, de salud pública, es una responsabilidad hacia la labor que ejercen las instituciones como formadores de profesionales”, además recalca que hoy en día no solo es un tema mediático, sino que es una problemática que inevitablemente van a tener que enfrentar los profesionales de todas las disciplinas.  Sin embargo, hay pocas instituciones que han puesto este tema sobre la mesa y han implementado medidas y acciones concretas para mitigar las violencias contra las mujeres, de hecho, hay una resistencia por parte de muchas universidades. Caro afirma que lo necesario en las Instituciones de Educación Superior es que “den un cambio estructural, un cambio de pensamiento, y busquen mayor equidad. En la Universidad del Rosario hemos notado que esto no solo es un trabajo desde las directivas, sino que, de hecho, el éxito de estos procesos de transformación viene de trabajar en conjunto con toda la comunidad, de incluir en la agenda y en la mesa de discusión a los y las estudiantes, las colectivas, los semilleros, los grupos de investigación, los y las profesoras”.
 
Así mismo afirma que es paradójico que, aunque “las universidades crean conocimientos sobre temas de género y equidad,  dan los debates sobre su importancia, no han logrado aplicar dichos conocimientos  para la misma institución. Muchas no se comunican con sus colectivos, semilleros y grupos de investigación, situaciones que hemos venido transformando en el Rosario”. Inés Botía, resalta que la creación del Protocolo de Atención y Prevención de Violencias Basadas en Género y Discriminaciones fuera liderado por la Decanatura del Medio Universitario quien “convocó al dialogo para su construcción  a profesores, estudiantes, al Observatorio de Estudios de Género y diversidad, y personal administrativo”. La participación de varias dependencias y de la comunidad Rosarista permite que desde distintas disciplinas se enriquezca día a día el debate y se avance en acciones concretas y pertinentes para la eliminación de las violencias contra la mujer, siempre desde una perspectiva de género.  

 La incorporación de la perspectiva de género para la atención de este tipo de hechos es muy importante porque, como indica Caro, las violencias contra las mujeres aún “No se entienden como un problema, no se reconocen y en esa medida hay una lógica de naturalización de las violencias, de pensar que así son las relaciones eróticas, así son los celos, el coqueteo, las relaciones de pareja, y, por tanto, no amerita ser intervenido ni regulado por nadie”. Lo anterior, implica un reto enorme de pedagogía y de concientización donde no se siga perpetuando la idea de que “así son las mujeres, esto es un tema exagerado y de eso no se habla”.
 
¿Qué ha hecho la Universidad del Rosario en relación con esta problemática de violencia contra la mujer?  
La universidad del Rosario ha realizado diferentes acciones para evidenciar y trabajar en la prevención, atención y sanción de situaciones que se relacionan con temas de violencias basadas en género y discriminaciones. Acá enunciamos algunas de ellas:
  • Creación participativa del Protocolo de Prevención y atención a Casos de Violencias Basadas en Género y Discriminaciones en 2020.
  • Implementación del Protocolo desde una perspectiva de derechos y de género
  • Campañas pedagogía lideradas por el Centro de Gestión Emocional UREmotion de la Decanatura del Medio Universitario y que han sido dirigidas a toda la comunidad Rosarista.
  • Campañas de Comunicación mes a mes lideradas por la Dirección de Comunicaciones de la Universidad, en la cual se ha sensibilizado sobre la temática y además se han socializado los canales de atención.
  • Creación de un Proceso Disciplinar particular para la atencion de estos casos, bajo la incorporación de una perspectiva de género.
  • Creación de la figura de la oficial de cumplimiento que vigila que se esté cumpliendo el protocolo desde una perspectiva de género.
  • Seguimiento a la implementación del Protocolo por medio de una mesa interdisciplinar con las dependencias responsables del cumplimiento del Protocolo, así como con académicos y académicas que abordan estas temáticas.
Hoy, 25 de noviembre de 2021, la Universidad del Rosario, reconoce su papel en la búsqueda de una sociedad libre de cualquier tipo de violencia contra las mujeres, haciendo un recorrido por el trabajo adelantado y por la necesidad de fortalecer la inclusión y la equidad en la Universidad.

Además, se conmemora y se alza la voz por aquellas que ya no están, por las más de 500 mujeres que fueron asesinadas entre el 25 de marzo y el 10 de noviembre de 2020, según Medicina Legal.  Por las más de 9 mil mujeres, adolescentes y niñas víctimas de violencias sexual. Todas y cada una de ellas merecen ser conmemoradas este 25 de noviembre de 2021, un año más donde resonará hasta el cansancio el “NiUnaMenos”.   

Documentos de interés:

Protocolo de Prevención y atención a Casos de Violencias Basadas en Género y Discriminaciones de la Universidad del Rosario: https://repository.urosario.edu.co/handle/10336/25529
Línea de Atención a Casos de Violencias Basadas en Género y Discriminaciones para la comunidad Rosarista: 322 2485756 atenciones.violencias@urosario.edu.co
Documento Enfoque e Identidades de Género para los Lineamientos de la Política de Educación Superior Inclusiva:  https://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-357277_recurso_3.pdf
 

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

¡Conoce el Concurso “Jóvenes por los ODS”, una iniciativa de nuestra Facultad de Jurisprudencia!
Sociedad - 03 de diciembre 2021
 
El 76% de los jóvenes votaría en las presidenciales, aunque solo el 33% tiene claro por quién lo haría: encuesta
Sociedad - 29 de noviembre 2021
 
El turismo en Amazonas: entre la sostenibilidad y el turismo masivo
Sociedad - 25 de noviembre 2021