Buscador Google

Revista Nova Et Vetera 2021 - Cultura - Un mundo de dioses o dioses en un mundo de hombres
Revista Nova Et Vetera
Suscríbete a nuestra revista online:

Cultura

Un mundo de dioses o dioses en un mundo de hombres

César Torres

11/02/2022

Volumen 7 - Nº 77 feb./2022
ISSN: 2422-2216

Un mundo de dioses o dioses en un mundo de hombres

Siempre me he cuestionado: ¿Por qué hay una parte en cada ser humano que desea ser un Dios? Lo que quiero decir es que porqué ese afán de tener siempre la razón y llegar a los extremos.
 

No aceptamos una opinión diferente, un consejo, otra forma de pensar, una creencia, etc.

Todo esto se puede ver reflejado en cada aspecto de la vida desde la religión hasta el fútbol. Increíblemente es como si todo adquiriese un carácter intocable en cada ser humano. Ahora bien, el punto no es que se cuestione algo, sino la reacción de las personas ante una diferente manera de pensar. Parece como si las personas sean más sensibles a las palabras que a los hechos. En algunos casos las palabras se las lleva el viento, en otros, una palabra se convierte en un tornado.

Si alguien expresa una idea negativa de su político de preferencia, equipo del alma, religión, nos sentimos ofuscados como si nos mentaran la madre y somos capaces de hacer de todo por defender lo que pensamos. Parece que somos unos empedernidos egocéntricos.

Si perdemos la batalla ante cualquier comentario, apelamos a las emociones o evadimos la conversación destacando los errores de la vida del que critica y si el grado de afectación es mucho mayor, toman el camino más simple que es callar para siempre a cualquier persona que piense diferente.

Colombia no es el epicentro de ésta situación. La razón da cuenta del coronavirus y la terquedad de Bolsonaro; los salvajismos de los campos de concentración en la Alemania de Hitler, las atrocidades cometidas en África por parte de los colonizadores europeos, etc. Hay tal vez un sinfín de ejemplos que muestran a un hombre que siempre ha tratado de imponer su voluntad por encima de los demás como si cada uno se creyera una especie de Leviatán de Hobbes.

col1im3der Jair Bolsonaro - De Palácio do Planalto from Brasilia, Brasil CC BY 2.0

 
Cada persona es libre de creer y pensar lo que desee, lo que no quiere decir que un insulto u ofensa sea el medio más adecuado para darse a conocer. Probablemente, como bien lo decía el Papa Francisco, si hay un insulto dirigido a la madre de cada uno, un golpe sería el medio más efectivo para defender tal vez lo más valioso que tenemos. Lo que es raro, es que la gente suele pelear hasta por un “cuento” o dicho mal contado.

No creo que la vida valga más que una creencia. De hecho, si vale la pena morir por un equipo, religión, político, no sabría si es porque no nos importa lo que piensen los demás, o porque nos importa tanto que preferimos atacar con fines de asesinar para que prevalezca nuestra razón. Dar la vida o matar por una creencia es un error gravísimo porque, en primer lugar, eliminaríamos el conjunto de creencias propias por las que no dimos la vida; en segundo lugar, dejaría de existir una persona que quizá no compartía la misma idea sobre un sólo aspecto, pero en todo lo demás tenían intereses comunes. Es decir, vale la pena luchar por una idea hasta el final, confrontándola con otras y no anulando a las demás.

Para terminar, como bien dice el dicho: “A caballo regalado, no hay mal que por bien no venga” o algo así. Espero que no me peleen por decirlo mal o ¿sí?

Vida Rosarista
Estos son los retos del nuevo gobierno en Colombia

Estos son los retos del nuevo gobierno en Colombia

Ver más
Los retos que tiene el nuevo Congreso en materia tributaria

Los retos que tiene el nuevo Congreso en materia tributaria

Ver más
Artículos relacionados
La dama de colores
La dama de colores
Ver más
La eterna migración: La cuarentena de J. M. G. Le Clézio
La eterna migración: La cuarentena de J. M. G. Le Clézio
Ver más