Buscador Google

Revista Nova Et Vetera - Columnistas - Editorial junio 2019
Revista Nova Et Vetera
Suscríbete a nuestra revista online:

Columnistas

Editorial junio 2019

Jazmín Romero Epiayú

09/06/2019

Volumen 5 - Nº 49 jun./2019
ISSN: 2422-2216

Editorial junio 2019

Nos honra ceder nuestra columna editorial a la líder social Jazmín Romero Epiayú, atendiendo a la sugerencia de Daniel Samper Ospina #UnLíderEnMiLugar, como una manifestación de solidaridad con la labor que ella, al igual que tantos otros líderes, desarrollan para hacer de Colombia un mejor país, incluyente y democrático.

Rechazamos la incalificable secuencia de asesinatos de esos líderes sociales, una acción más de los enemigos agazapados de la paz, que debe ser rechazada por toda la sociedad.   

“Hay que convertir el tejido de los pensamientos wayúu en resistencia constante a favor de los menos favorecidos, es una práctica y un legado de la herencia de nuestra gran abuela walekeru (araña hilandera). Ser constantes en el camino del ser luchador abanderando consigo las prácticas del buen vivir, que permiten la defensa de  wounmainkat (madre tierra), convertir nuestros pensamientos en miles de voces de guerreros milenarios para poder derrotar el modelo económico  privatizador de los gobiernos que, día a día, se empeñan  en  saquear los bienes de la naturaleza, sin ningún  tipo de consentimiento de parte de los pueblos originarios”.

Jazmín clan Epiayú 
Jazmín Romero Epiayú lleva en su sangre el espíritu de la protección de sus dioses ancestrales. Desde los 12 años inició el camino de la dirigencia, como legado de sus ancestros que persisten en la defensa de sus tierras. Nació en el departamento de la Guajira; ubicado en la parte norte de Colombia, perteneciente a la etnia milenaria de origen wayúu, se autoproclama hija de la gran wounmainkat (madre tierra) y de una de las mujeres más emblemáticas en la conservación y prácticas del tejido ancestral, que es trasmitido de generación en generación, por las herencias más sabias de la abuela walekeru (araña hilandera). Su madre, a quien cariñosamente le dicen Chayo, es María del Rosario Epiayú Epiayú y dio a luz a esta niña wayúu en un lugar mágico llamado kasushimana (tierras blancas) que es su territorio ancestral. Por sus venas corre la sangre de los clanes de orígenes totémicos, representados por el rey de los gavilanes o E’urruku, reflejado en los apellidos que se le asignan a cada familia en la cultura wayúu: su padre es José Theilor Romero Epiayú. Su hermana mayor que es una activista muy reconocida, Jackeline Romero Epiayú y, con sus otros hermanos, Telasco Romero Epiayú y Yelitza Romero Epiayú, son ejemplo en la preservación del medio ambiente y en la conservación y fidelidad a su cultura milenaria.

El camino errante, duradero, como principal motor para seguir defendiendo los principios de la ley de origen de la madre tierra, fecundada por las fuerzas y riquezas del que procrea. Esta es la misión del que llueve, el dios Juya. En mis largos procesos, es quizás difícil de decir cuándo será que podré culminar la misión. Voy a mencionar parte de mis procesos diarios en defensa de la naturaleza, como principal tarea para equilibrio del planeta tierra.

Desde hace varios tiempos vengo trabajando de la mano con las comunidades indígenas y no indígenas del departamento de la Guajira y el Caribe colombiano, en particular, trabajo arduamente en un  tema muy polémico que tiene que ver con el extractivismo, un modelo de políticas nefasto para los pueblos indígenas, si bien nosotros, como pueblos originarios, no nos hemos negado a los proyectos de desarrollo, hemos sido enfáticos en argumentar sobre  el verdadero significado del desarrollo para la población indígena. El desarrollo lo visionamos a partir de nuestra ley de origen, partiendo desde la labor fundamental de la espiritualidad indígena, que nos indica cómo debemos seguir las líneas para salva guardar nuestros recursos naturales o bienes naturales, que cumplen la misión de ser órganos de la madre naturaleza.
 

col1im3der

En el departamento venimos trabajando en defensa de los recursos naturales. Expondré el caso de una empresa transnacional llamada Carbones del Cerrejón, propiedad de BH -Billiton, Xtracta, Glencore, Anglo American, quienes son dueños de más de 107 minas a nivel mundial. Esta empresa ha venido desarrollando, a lo largo de 35 años en nuestro territorio, la explotación de minería a cielo abierto. Las prácticas de esta actividad no vienen desarrollándose en beneficio del pueblo, ni mucho menos de la nación, además de que realizan prácticas de manera irresponsable, violando todo topo de protocolos de derechos humanos y ambientales. Existen fuertes daños que se ven reflejados en nuestro diario vivir, de los que podemos mencionar uno de las tantos que nos ha generado dicha empresa: el impacto en el medio ambiente, el aire, el suelo, el deterioro de la salud de nuestros hermanos que viven en la zona de influencia es alarmante, la contaminación directa al único río que alimenta al departamento de la Guajira, el río Ranchería, que representa las venas de la madre tierra para los indígenas wayúu.

Existe un daño inmenso en la ruptura del tejido social de la cultura wayúu: las OUTSU (sabedora espiritual), están perdiendo la orientación de sus sueños debido la interrupción, a causa de las voladuras que practica dicha empresa casi que permanentemente en nuestros territorios. Ya tenemos casos de enfermedades pulmonares, infecciones en las pieles de nuestros hermanos wayúu y no wayúu, relacionadas con el polvillo del carbón. Todos estos impactos son lesivos para la pervivencia de nuestros pueblos, u esta preocupación nos llevó a una reflexión interna, y a manifestarnos en conjunto por la resistencia y la defensa de nuestra existencia en nuestros territorios originarios, que nos fueron encomendados por nuestros ancestros, que los defendieron a costa de miles de vidas. Desde el año 2010 hasta el año en curso, emprendimos una campaña por la defensa del río Ranchería y el manantial de Cañaverales, porque las pretensiones de dicha empresa son las de desviarlo 26,2 kilómetros, porque debajo de su lecho se encuentran 500 millones de toneladas de carbón de la mejor calidad. Durante esta campaña realizamos diferentes actividades, como la marcha carnaval, que agrupó a más de 4.000 personas en las calles de la capital de la Guajira, Riohacha, así como mítines foros, etcétera, en los diferentes pueblos.
 

col1im3der

Carbones del Cerrejón expidió un comunicado anunciando la suspensión de la desviación del río Ranchería. Todos sabíamos que esa decisión se debía a la presión y el levantamiento del pueblo de la Guajira defendiendo los intereses colectivos, como lo es el líquido preciado que surte este importante río, pero la multinacional no paró allí su actividad. Como no pudieron desviar parte importante del lecho del río Ranchería, cambiaron de estrategia, que ahora es la de seguir la ruta de los desvíos de los arroyos que alimentan el río Ranchería, como en el caso del desvío del Arroyo Bruno, principal afluente del río Ranchería. Por debajo del lecho este arroyo hay 40 millones de toneladas de carbón.

A pesar de la sentencia de la Corte Constitucional SU698/17, a favor del pueblo  wayúu y de la población de la Guajira, vemos con alta preocupación la manera tan perversa como la empresa Carbones del Cerrejón desarrolla estrategias intimidatorias y engañosas mediante   el trabajo que hoy realizan con las llamadas “mesas interinstitucionales”. Lo que hacen es captar a los gobernantes de turno y a ciertos líderes indígenas con el fin de contradecir lo dicho en la sentencia. Lo cierto de todo esto es que seguimos firmes y convencidos para promover un trabajo amplio entre pueblos indígenas Hemos estado en conversaciones con nuestros hermanos de los cuatro pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta, en búsqueda de unidad para defender en conjunto el territorio sagrado de la madre naturaleza, para así aunar esfuerzos entre todos, porque es una tarea de todos buscar el equilibrio y la reconciliación a través de pagamentos sagrados que puedan alimentar el espíritu de la madre naturaleza, ya que ella es la que nos brinda el oxígeno que todo ser humano respira.

Conoce mas sobre los procesos de defensa en el territorio de la guajira.

https://www.elheraldo.co/arroyo-bruno
http://www.revistala13.com/queremos-ser-una-sola-voz.html https://www.humanas.org.co/archivos/tierraterritorio.pdf
http://www.oidhaco.org/?art=1960&lang=en
http://rio-rancheria.blogspot.com/
http://extractivismoencolombia.org/la-desviacion-del-rio-rancheria-un-crimen-de-lesa-humanidad/

Seleccione
 
Acerca de
Seleccione
Seleccione

Seleccione

ver más
Vida Rosarista
Encuentro latinoamericano de periodismo científico en la Universidad del Rosario

Encuentro latinoamericano de periodismo científico en la Universidad del Rosario

Ver más
Socialización Ruta 2025

Socialización Ruta 2025

Ver más
Artículos relacionados
El Bandolero que se convertía en mariposas
El Bandolero que se convertía en mariposas
Ver más
El éxtasis del error ¿Por qué nos gusta cuando los demás se equivocan?
El éxtasis del error ¿Por qué nos gusta cuando los demás se equivocan?
Ver más