Buscador Google

Revista Nova Et Vetera - Omnia - “La gran fórmula del éxito es el entusiasmo”
Revista Nova Et Vetera
Suscríbete a nuestra revista online:

Omnia

“La gran fórmula del éxito es el entusiasmo”

Sandra Velandia

09/07/2019

Volumen 5 - Nº 50 jul./2019
ISSN: 2422-2216

“La gran fórmula del éxito es el entusiasmo”

El Decano Julio Londoño Paredes nos revela las tres claves fundamentales para una buena negociación, nos cuenta sobre su experiencia como embajador en Cuba con el ELN y comenta la situación de Venezuela.

Julio Londoño Paredes es un hombre cordial. Esto se percibe en su sonrisa al saludarnos y en su disposición para responder a las preguntas. Su voz revela fuerza y contundencia, quizás adquirida en su carrera militar. Su mirada refleja determinación, cualidad indispensable para sus labores en el ámbito diplomático, en el cual llegó a ser embajador en Panamá y Cuba, además de embajador representante permanente de Colombia en las Naciones Unidas. Conociendo su trayectoria y habiendo asumido la decanatura de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales, resulta indispensable escuchar su voz.

Al ser especialista en negociación de conflictos —reflejado en su participación en el proceso de negociación marítima con Venezuela, en el proceso de paz del Grupo Contadora en Centroamérica, entre otros— mi primera pregunta iba dirigida a que nos pudiera transmitir parte de su conocimiento para una buena negociación. Responde calibrando muy bien sus palabras.

¿Cuáles son las claves para una buena negociación?
 
La primera es conocer a fondo a su interlocutor, sin que el interlocutor sepa que usted lo conoce. Es averiguar todas las cosas de carácter personal, de carácter formal. Usted tiene que tener gran conocimiento de su interlocutor.

Segundo, tiene que tener un profundo conocimiento sobre la materia correspondiente. Usted tiene que presentarse a una negociación conociendo las cosas muy bien, exhaustivamente.

Y tercero, creo que hay que ponerse frecuentemente en la posición de la contraparte y entenderla.

El ELN no tenía una decisión real de llegar a una negociación o de llegar a un acuerdo.”

Dado que la interdependencia es cada vez más frecuente en términos del desarrollo económico, ¿considera que este fenómeno puede llevar a una disminución en los conflictos?

No se ha visto una relación entre la creciente interdependencia y la disminución de conflictos. Podemos observar en el caso europeo una relación como la que usted menciona. Antes había la confrontación Este-Oeste. Ahora gran parte de los países del Este son miembros también de la Unión Europea. Pero no creo que necesariamente el conocimiento de los otros países redunde siempre en la solución de conflictos. Puede contribuir en algún grado, pero no es definitivo.

Julio Londoño participó en el proceso de paz con el ELN cuando ejerció como Embajador en Cuba de 1998 a 2010. Siendo un tema aún sin concluir para Colombia, era sumamente interesante conocer cómo era la situación en ese momento.

col1im3der

¿Cómo fue su experiencia trabajando en las negociaciones con el ELN?

La impresión que me dieron las negociaciones es que el ELN no tenía una decisión real de llegar a una negociación o de llegar a un acuerdo, por una parte. Y segundo, que les faltaba claridad exactamente sobre lo que proponían y sobre lo que esperaban.

Fue una cosa en alguna forma frustrante dadas esas características.

A partir de esa experiencia, ¿qué pronostica actualmente para las negociaciones que se están tratando de llevar acabo?

La primera cosa es que yo creo que el ELN no puede tener una condición diferente de la que se le dio a las FARC. Porque el ELN pretende ser diferente de las FARC, pero eso no puede llevar a que se les dé un tratamiento diferente. Ellos son un grupo que se ha dedicado al secuestro, a la extorsión, al problema de las drogas, el narcotráfico, involucrado hasta la cabeza en ese sentido, entonces no pueden de ninguna manera tener una condición diferente.

Ha sido verdaderamente impresionante la trayectoria de Julio Londoño, por tanto, preguntar sobre cómo llegó hasta donde está ahora, parecía imperante.

¿Qué persona le ha enseñado más de lo que sabe hacer?

Yo le he aprendido a todo el mundo. Porque a uno se le atraviesa la gente independientemente del rango que tenga o del oficio que tenga y siempre es apasionante aprenderle a todo el mundo. Entonces, a lo largo de mi vida lo que he hecho es preguntar mucho, poner mucha atención y sacar y aprenderle a todas y cada una de las personas de las cualidades y de los conocimientos que tenga. Desde el obrero o el señor que embola los zapatos aquí, que lo hace muy bien, hasta el presidente de la República. Esa es a mi juicio la parte fundamental de la vida.

“La gran fórmula del éxito es el entusiasmo”

¿Cuál ha sido el cargo que más le ha gustado ejercer?

Más que cargos, que me han tenido sin cuidado y nunca los he pedido, lo que he hecho es otra cosa. Me he dedicado a estudiar ciertas materias que me apasionan. En la vida pueden ofrecernos diferentes cargos, pero lo importante es seguir haciendo lo que nos apasiona, lo que nos gusta, lo que nos llega al corazón.

¿Cuál considera su mayor logro?

Yo creo que mi mayor logro es que he tenido, a lo largo de toda mi vida, la satisfacción extraordinaria de hacer y dedicarle todo el corazón, todo el esfuerzo, todo el entusiasmo a lo que he hecho y la vida me lo ha permitido. Independientemente de lo que sea, yo me he dedicado a estudiar asuntos sobre las fronteras nacionales, sobre asuntos territoriales, sobre derecho del mar, sobre política internacional, etc., entonces estudiar eso es apasionante y es sumamente importante para uno. Lograr eso en la vida es extraordinario. Es que cuando una persona está dedicada a coleccionar mariposas y en un momento determinado lo nombran como “Gran Colector de Mariposas”, entonces esa es una cosa extraordinaria en la vida y le asegura a uno el éxito en la vida.

¿Qué consejo les daría a los estudiantes de su facultad?

Les daría varios consejos. El primero, es que le pongan entusiasmo a lo que hacen. Uno tiene que ponerle entusiasmo, alegría, dedicación a lo que hace. No importa que sea, grande o pequeño, porque la gran fórmula del éxito es el entusiasmo. La segunda, que la vida no es una sucesión de éxitos y de logros. La vida es una cosa con subidas y bajadas, con angustias, con dificultades, con éxitos, con fracasos, con derrotas, con traiciones, hay de todo. Y lo que tiene que hacer uno es dejar esas cosas al lado y echar para adelante, eso es fundamental. Mientras una persona tenga entusiasmo en lo que hace, va a tener el éxito asegurado. Si toma las cosas para simplemente pasar el tiempo o para cumplir, no va a tener éxito.

Si cayó Ceaușescu en Rumania, puede caer Maduro, como todos los líderes de los países de Europa Oriental.”

col1im3der

¿Cuáles lecturas han sido decisivas en su vida?

Yo he estado a lo largo de mi vida estudiando y leyendo especialmente lo que se refiere a lo que estoy haciendo, a lo que me gusta. A los conflictos, a los asuntos de carácter territorial, a asuntos claves de la política exterior. Entonces, he leído multitud de cosas sobre eso. Busco muchos ejemplos de personas en determinadas actividades, para ver lo bueno que han tenido y cómo han logrado sus éxitos.

Teniendo en frente a una especialista en relaciones internacionales, habría sido un desperdicio no preguntarle sobre su opinión en temas actuales.

¿Cuánto tiempo le queda a Maduro en el poder si las grandes ligas deciden no llevar a cabo una intervención armada en Venezuela?

Eso nadie lo puede decir, pero lo que hay que tener en cuenta es que, como usted recuerda, en los países que estaban dentro de la cortina de hierro, en el tiempo de la Guerra Fría, había un gran control del Estado. Eran Estados policivos, completamente. Pero el socialismo se vino a tierra ¿por qué se vino a tierra? Por una razón solamente y yo la viví muy de cerca. Porque empezaron a fracasar en las cosas cotidianas, en todo. Por ejemplo, un radio, en ese entonces, hecho en Bulgaria o en Alemania Oriental, o un televisor, era una cosa pesada, que se les dañaba con gran frecuencia. En cambio, en Alemania Occidental eran unas cosas ligeras, bonitas. Así fue con la comida, así fue con el sistema de vida, así fue con todo. Entonces, se cayó por sí mismo.

Yo lo que creo es que el señor Maduro, a pesar de toda la represión, de los paramilitares, de los militares, de los bandidos que están allá, está llegando a un momento en que la gente no aguanta más. Entonces, yo creo que eso lo va a hundir. Todo esto que se está presentando con la energía, con el agua, con el servicio médico, con los alimentos está conduciendo irreversiblemente a su caída.

Y habrá un momento, como sucedió con todos los países del Este, que cae, aunque la gente pensara que eso era imposible. Si cayó Ceaușescu en Rumania, puede caer Maduro, como todos los líderes de los países de Europa Oriental.

¿Qué papel cumple Guaidó ya que no ha podido llevar acabo elecciones en Venezuela y acabó ya su periodo de presidente interino designado por la Constitución venezolana?

Esos elementos son accesorios, eso no tiene importancia. Guaidó de todas maneras ha generado un liderazgo, del que carecía la oposición venezolana. Entonces, lo importante es que Guaidó, o cualquier otro, tengan el liderazgo suficiente para poder en un momento determinado atender a una situación de emergencia como la que se va a presentar en Venezuela.

El problema en Venezuela que ya si lo estamos empezando a ver, es que, en la misma oposición, están surgiendo aspirantes para ser los presidentes. Y mientras no haya un líder veo difícil que en algún momento determinado puedan cumplir algo. Esa es mi impresión.

Seleccione
 
Acerca de
Seleccione
Seleccione

Seleccione

ver más
Vida Rosarista
Reencantando la juventud hacia el sector rural

Reencantando la juventud hacia el sector rural

Ver más
URosario se integra con el país

URosario se integra con el país

Ver más
Artículos relacionados
Retro, vintage, o anticuado
Retro, vintage, o anticuado
Ver más
Las musas indecentes, una mirada a la ruptura artística de 1957 en Colombia
Las musas indecentes, una mirada a la ruptura artística de 1957 en Colombia
Ver más