Guía de servicios

Coronavirus

Teniendo en cuenta los acontecimientos a nivel mundial sobre el brote de enfermedad por el COVID-19 (Coronavirus), la Universidad del Rosario comparte la información general sobre el virus, cuáles son los síntomas, cómo se propaga y las recomendaciones generales que se deben seguir para evitar un posible contagio.

Todo sobre el COVID-19 (Coronavirus)

Es una familia de virus que causa enfermedades en animales y humanos. En los humanos se evidencia en infecciones respiratorias cómo un resfriado, el síndrome respiratorio de Oriente Medio o el síndrome respiratorio agudo severo.

El virus descubierto recientemente, que hace parte de esta familia, es el COVID-19, el cual proviene de Wuhan, China y que fue reportado en la última semana de diciembre de 2019. Los primeros casos reportaban antecedentes de exposición común a mercados de mariscos, pescados y animales vivos.

Los síntomas del COVID-19 son cansancio, fiebre y tos seca, aunque algunos pueden tener dolor nasal, dolor de garganta o diarrea. Vale la pena mencionar que algunas personas infectadas pueden no desarrollar síntomas. La mayoría de las personas se recupera de la enfermedad sin ningún tratamiento especial.

Debe existir una atención especial para las personas mayores que sufren de hipertensión arterial, problemas cardiacos, diabetes. Adicionalmente, las personas que tienen las defensas bajas.

El virus se transmite por contacto con una persona que esté infectada, a través de las gotículas de la nariz o de la boca que son expulsadas al toser o exhalar. Estas pueden caer sobre objetos y superficies que posteriormente tocan las personas y se pueden infectar. El riesgo de contagio depende del lugar donde habita o de las ciudades que haya visitado recientemente.

Vale la pena mencionar que no existe un tratamiento específico y a la fecha no existe una vacuna comprobada.

Para la comunidad

Lave sus manos frecuentemente durante el día.
Use tapabocas si tiene tos, fiebre u otros síntomas de resfriado.
Si está con personas con gripa que no tienen tapabocas, úselo usted.
Estornude en el antebrazo o cubriéndose con pañuelos desechables, nunca con la mano.
Evite asistir a sitios de alta afluencia de personas si tiene tos, fiebre, secreción nasal y otros síntomas como dolor de garganta, dolor de cabeza o dolores musculares.
Ventilar e iluminar los espacios de casa y oficina.
En general las medidas de prevención son iguales a las adoptadas para evitar las infecciones respiratorias.

Para médicos y trabajadores de la salud

Use tapabocas y guantes.
Realizar lavado de manos, aplicando los cinco momentos según la OMS:
* Antes del contacto con el paciente.
* Antes de realizar tarea aséptica.
* Después del riesgo de exposición a líquidos corporales.
* Después del contacto con el paciente.
* Después del contacto con el entorno del paciente.
Si reconoce un paciente con IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), priorice su atención y evite el contacto con otros enfermos.
Aísle pacientes hospitalizados con IRA grave.
Promueva la limpieza y desinfección de insumos y superficies contaminados.
Brinde la información a pacientes y acompañantes frente a los cuidados para evitar la IRA, el manejo inicial en casa y los signos de alarma para consultar.

Para identificar si una persona posee el virus, se deben practicar pruebas moleculares de aspirado traqueal. En Colombia, el Laboratorio Nacional de Referencia de Virología del INS tiene la capacidad para realizar dicho examen. Los casos alerta para la vigilancia del virus son por ocupación como trabajador de salud, que haya viajado a China recientemente o a algún país donde el virus se haya expandido o un paciente con IRAG que desarrolla un ciclo inusual.

Para la comunidad
  • Recuerde que solo deben usar mascarilla los trabajadores sanitarios, los cuidadores y las personas con síntomas respiratorios como fiebre y tos.
  • Antes de tocar la mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Inspeccione la mascarilla para ver si tiene rasgaduras o agujeros.
  • Oriente hacia arriba la parte superior (donde se encuentra la tira de metal).
  • Asegúrese de orientar hacia afuera el lado correcto de la mascarilla (el lado coloreado).
  • Colóquese la mascarilla sobre la cara. Pellizque la tira de metal o el borde rígido de la mascarilla para que se amolde a la forma de su nariz.
  • Tire hacia abajo de la parte inferior de la mascarilla para que le cubra la boca y la barbilla.
  • Después de usarla, quítese la mascarilla; retire las cintas elásticas de detrás de las orejas manteniendo la mascarilla alejada de la cara y la ropa, para no tocar las superficies potencialmente contaminadas de la mascarilla.
  • Deseche la mascarilla en un contenedor cerrado inmediatamente después de su uso.
  • Lávese las manos después de tocar o desechar la mascarilla. Use un desinfectante a base de alcohol o, si están visiblemente sucias, láveselas con agua y jabón.

Escríbanos su inquietud

 

Con el apoyo de: