Facebook Twitter YouTube

Noticias

Estatua de Fray Cristóbal de Torres: semblanza a un fundador

Teniendo en cuenta la solicitud de los colegiales, la Consiliatura rosarista, a comienzos de 1906 promovió la noble tarea de erigir una estatua de Fray Cristóbal de Torres, en el centro del Claustro principal, como un tributo de admiración y gratitud por el legado que dejó al Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Teniendo en cuenta la solicitud de los colegiales, la Consiliatura rosarista, a comienzos de 1906 promovió la noble tarea de erigir una estatua de Fray Cristóbal de Torres, en el centro del Claustro principal, como un tributo de admiración y gratitud por el legado que dejó al Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Dicha propuesta fue acogida por el Rector, Rafael María Carrasquilla, quien encargó la fabricación de la estatua y de los cuatro escudos que adornan el pedestal al escultor suizo Colombo Ramelli, quien gozaba de reconocimiento por haber sido el autor de la Virgen de cemento que adorna la Iglesia de Egipto. También se había acordado pagarle mil cien pesos oro de la época.

“La idea original -como se dijo- era la hechura de una estatua de cemento en Bogotá, pero el Presidente de la República, el general Rafael Reyes, a través del Ministro de Instrucción Pública, José María Rivas Groot, aconsejó al Rector que la hiciera en bronce y encargase su ejecución al escultor barcelonés Dionisio Renat y García” .

Este escultor era de Barcelona, España, y pertenecía a una familia de artistas. Su padre Dionisio Renart y Bosch fue otro reconocido escultor y decorador y su hermano Joaquín, un importante dibujante, pintor y decorador. Con tan buenas referencias, la Comisión acogió la indicación del Ministro.

Entonces, el Rector Carrasquilla procedió a reunir copias fotográficas de Fray Cristóbal, sus datos biográficos y las vistas del Claustro en donde se iba a poner la estatua.

La culminación de la obra

Se comenzó el trabajo y en el año de 1909, Renart y García, tras concluir la fabricación de la estatua, dirigió una carta al doctor Carrasquilla en la que daba cuenta de su satisfacción por la culminación de la obra y de cómo había logrado penetrar la personalidad de Fray Cristóbal para llevarla al bronce:

“He procurado -dice el escultor- poner de manifiesto un carácter recto al par que dulce, armonizando las angulosas y varoniles líneas del rostro con la suave actitud de toda la figura (…) La espaciosidad del frontal -bien visible en la fotografía- muestra la "profunda inteligencia" del Arzobispo y el gran relieve de los arcos superciliares, la "potente y clara percepción de las cosas" que dio al fundador "el atrevido carácter que mostró en sus empresas" .

El escultor concluyó manifestando que “la gran elevación del vértice de la cabeza (vertex), propia de los hombres piadosos y cuya bondad les lleva hasta toda clase sacrificios, no puede ser más manifiesta: así la he conservado en el bronce, dándole al mismo tiempo la suavidad que un conjunto armónico requiere” .

“Mi obra está terminada, diría el escultor. Permita Dios sea a satisfacción completa de todos como lo es de mí”.

La estatua llega a su destino

Inicialmente se había pensado transportar la estatua hasta Bogotá en el Ferrocarril de Girardot, pero éste había sufrido un daño considerable, lo que impidió que se cumpliera el propósito. Así que se decidió hacer el traslado por la áspera carretera de Cambao, “en un carro tirado por varias parejas de bueyes" .

Luego de superar estas dificultades, el 10 de agosto de 1909 la estatua llegó a las puertas del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Fue así como el 18 de agosto de 1909, a las 9 de la mañana, se dispuso la estatua sobre el pedestal ubicado en el centro del Claustro principal; posteriormente, se aplicaron los escudos, se grabó la inscripción y se plantó el jardincillo, para finalmente inaugurarla el 10 de octubre, día en que la Universidad celebra la fiesta de Nuestra Señora del Rosario.
Comparte con:

Sé parte de los

360 años de

UR

Post

recientes

Twitter

recientes

Video

recientes