Buscador Google

Universidad Ciencia y Desarrollo

El árbol de cacao cumple 10 millones de años: dulce noticia para el país

Universidad Ciencia y Desarrollo OFF > El árbol de cacao cumple 10 millones de años: dulce noticia para el país > En esta edición > El árbol de cacao cumple 10 millones de años: dulce noticia para el país

El árbol de cacao cumple 10 millones de años: dulce noticia para el país

Ya sea en barra, caliente o espumoso, o quizás acompañando a infinidad de postres, el chocolate es uno de los alimentos más apetecidos en todo el mundo. Hoy la comunidad científica puede celebrar la datación de la planta de la cual se extrae esta golosina gracias al trabajo de varias instituciones académicas entre las que se cuenta la Universidad del Rosario, lo que representa un motivo de esperanza para la conservación de la especie y de otros grupos importantes para diversos sistemas ecológicos. 

Leer el chocolate es una vieja práctica adivinatoria que consiste en anticipar el futuro según los trazos que deja la bebida en una taza. En el fondo de la pieza de vajilla, el adivino reconoce los signos de la suerte posterior del creyente, de la misma forma que “leyendo” los signos de los registros fósiles de la familia del árbol de cacao (Theobroma cacao) el investigador analiza no solo las posibilidades futuras de la planta, sino, incluso más importante, su historia evolutiva; su lejano pasado.

Un “lector” privilegiado del chocolate, es el profesor James Richardson, docente del programa de Biología de la Universidad del Rosario. Para este investigador el gran objetivo del estudio de la historia evolutiva de especies vegetales es explicar los patrones de distribución de distintos grupos de plantas tropicales, como el cacao, con el fin de conocer  como ha sido su adaptación, y el entorno climatológico en el que han evolucionado. 

Gracias al trabajo en la historia evolutiva de las especies vegetales podemos conocer la edad de las mismas y podemos averiguar cómo era el efecto de los eventos geológicos y climáticos en la historia de un grupo”, explica Richardson. Asimismo, si una especie es lo suficientemente antigua, como es el caso de Theobroma cacao  que cuenta con 10 millones de años, no deberíamos estar sorprendidos al encontrar mucha diversidad genética, lo cual es una excelente noticia para los cacaoteros.

Y es que entre mayor sea la base genética del grupo, mayor su fortaleza frente a las enfermedades, mejor su capacidad adaptativa a cambios climáticos, e incluso se podría pensar en más disponibilidad de sabores de chocolate. Estas propiedades del viejo árbol Theobroma cacao son las que permiten “leer” ya no en el “cuncho” del chocolate, sino en sus hojas, un futuro promisorio para las 11 especies nativas de un país como Colombia y para las otras 11 especies del grupo.